Lesiones en el hockey: recuperación con fisioterapia

Escrito por: Claudio Rubén Calcagno
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

El hockey, ya sea sobre patines o sobre césped, es un deporte que combina velocidad, habilidad y táctica. Sin embargo, como cualquier actividad deportiva de alta intensidad, conlleva riesgos de lesiones específicas.

 

 

¿Cuáles son las lesiones más habituales en el hockey?

Tanto en el hockey sobre patines como en el hockey sobre césped, los jugadores están expuestos a una variedad de lesiones, aunque el tipo y la frecuencia pueden variar ligeramente debido a las diferencias en las superficies de juego y el estilo de juego.

 

Hockey sobre patines

  • Lesiones por caídas: dado que se juega sobre ruedas, las caídas son comunes y pueden resultar en contusiones, abrasiones y fracturas.

 

  • Lesiones de rodilla: como los giros rápidos y los cambios de dirección son frecuentes, las lesiones de ligamentos, especialmente el ligamento cruzado anterior y las lesiones meniscales, son prevalentes.

 

 

Hockey sobre césped

  • Lesiones de tobillo: los movimientos rápidos y los giros bruscos a menudo llevan a esguinces y otras lesiones de tobillo.

 

  • Lesiones de mano y dedos: la exposición directa a la pelota dura y a los palos puede causar contusiones y fracturas en las manos y los dedos.

 


 

 

¿Se trata de un deporte muy lesivo?

El hockey, ya sea sobre patines o césped, puede ser considerado un deporte de alto riesgo debido a la velocidad del juego y al contacto físico, aunque el grado de contacto varía según la modalidad. El uso de equipo de protección adecuado es esencial para minimizar el riesgo de lesiones. La naturaleza física del deporte y la superficie de juego también contribuyen al tipo y gravedad de las lesiones que pueden ocurrir.


 

Lesiones en el hockey
Debido a su velocidad, el hockey puede considerarse un deporte de riesgo lesivo

 

 

¿En qué consiste cada una de estas lesiones?

Lesiones por caídas

Las caídas pueden causar desde abrasiones superficiales hasta fracturas más serias, dependiendo de la intensidad del impacto y de cómo caiga el jugador. Las fracturas comúnmente afectan las muñecas, los brazos y, a veces, las costillas.

 

Lesiones de rodilla

Las lesiones de ligamentos son causadas por movimientos bruscos o impactos directos que sobrepasan la resistencia del ligamento. El ligamento cruzado anterior puede romperse o estirarse severamente durante un giro rápido o un mal aterrizaje.

 

Lesiones de tobillo y mano

Los esguinces de tobillo ocurren cuando los ligamentos que sostienen el tobillo se estiran más allá de sus capacidades, usualmente por giros rápidos o al correr. Las fracturas en las manos y dedos a menudo resultan de un golpe directo por la pelota o el palo.


 

 

¿Cómo se tratan?

El tratamiento inicial para la mayoría de las lesiones deportivas incluye reposo, hielo, compresión y elevación (RICE). Las lesiones más graves, como fracturas o rupturas de ligamentos, pueden requerir intervención quirúrgica y una inmovilización prolongada.

 

El manejo del dolor y la reducción de la inflamación son también componentes críticos del tratamiento inicial.


 

 

¿Cómo ayuda el fisioterapeuta a recuperar las lesiones del hockey?

La fisioterapia juega un papel fundamental en la rehabilitación de lesiones relacionadas con el hockey. Una vez superada la fase aguda de una lesión, el fisioterapeuta trabaja con el paciente para restaurar la movilidad, aumentar la fuerza y mejorar la coordinación, lo cual es esencial para un regreso seguro al deporte.

 

Rehabilitación

  • Ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad: estos ejercicios ayudan a recuperar la fuerza y el rango de movimiento. Por ejemplo, para una lesión de rodilla, se enfocarán en fortalecer los músculos alrededor de la rodilla y mejorar la estabilidad.

 

  • Terapia manual: técnicas como masajes o movilizaciones articulares ayudan a aliviar el dolor y mejorar el funcionamiento de las articulaciones y músculos afectados.

 

 

Prevención de futuras lesiones

  • Educación sobre técnicas y posturas adecuadas: aprender a caer correctamente o mejorar la técnica de patinaje y el manejo del palo puede reducir significativamente el riesgo de lesiones recurrentes.

 

  • Programas de acondicionamiento específico para el deporte: estos programas están diseñados para preparar el cuerpo para las demandas específicas del hockey, fortaleciendo las áreas más vulnerables a lesiones.

 

A pesar de que el hockey es un deporte que conlleva ciertos riesgos, una preparación adecuada, el uso correcto de equipos de protección y el apoyo de la fisioterapia para la recuperación y prevención de lesiones pueden ayudar a los jugadores a disfrutar de su deporte con un riesgo minimizado de lesiones serias.

Por Claudio Rubén Calcagno
Fisioterapia

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Plasma rico en plaquetas
    Mesoterapia
    Manchas en la piel
    Crioterapia
    Peeling
    Parálisis facial
    Disfunción sexual
    Menopausia
    Incontinencia urinaria
    Preparación al Parto
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.