Lesiones de rodilla en la práctica deportiva: ¿cuáles son las más habituales?

Escrito por: Dr. Raphaël Idiart
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

Las lesiones más frecuentes en la práctica deportiva son las que afectan a los meniscos y a los ligamentos colaterales y cruzados en el contexto de un esguince. Pueden darse de forma aislada es decir solo ligamento o solo menisco o asociadas unas con otras.

En el caso de las lesiones del ligamento cruzado anterior por ejemplo es muy frecuente que se asocie también con una lesión de uno o de ambos meniscos. Es lo que más comúnmente llamamos las triadas. El caso más grave y menos frecuentemente tenemos también las lesiones del aparato extensor que engloban a las tendinosis y roturas del tendón rotuliano y cuadricipital, así como las luxaciones de rótula.

 

 

¿En qué tipo de deportes suelen producirse las lesiones de rodilla?

Los deportes más lesivos son los de impacto y contacto. En nuestro entorno el fútbol el de mayor incidencia. Otros deportes como el balonmano, baloncesto, rugby o deportes de nieve son también muy lesivos.

Esto se debe a que son deportes con muchos cambios de ritmo, giros con una pierna apoyada y contactos entre jugadores. En el fútbol por ejemplo con el pie de apoyo clavado en el césped se produce una torsión de la rodilla que lleva a la rotura de los ligamentos y/o meniscos.

 

 

¿Cómo distinguir las distintas patologías de rodilla derivadas de una lesión deportiva?

Para distinguir las diferentes patologías es esencial conocer el mecanismo de la lesión, realizar una exhaustiva exploración física y la realización de pruebas de diagnóstico por imagen como las radiografías y la resonancia magnética.

La presencia de un hemartros (hematoma intraarticular) por ejemplo es casi diagnóstica de una lesión de ligamento cruzado anterior. Existen diferentes maniobras para explorar tanto los meniscos como los diferentes ligamentos. La resonancia magnética nos confirmará la sospecha diagnóstica.

 

 

Lesión de rodilla
Lesión de rodilla
 

 

¿Cómo deben abordarse las lesiones de la rodilla?

En la mayoría de los casos lo pacientes consultan en un servicio de urgencias. Es importante el manejo inicial y que sean derivados a la consulta de un especialista. La práctica de una artrocentesis en presencia de un importante derrame articular puede ser importante de cara a la orientación diagnóstica. La realización de una radiografía también es importante para descartar lesiones óseas asociadas.

El paciente deber ser inmovilizado con rodillera o vendaje hasta que sea debidamente examinado por un especialista. La rehabilitación inicial es importante para que el paciente recuperé lo antes posible la movilidad completa, que es primordial de cara a una posible cirugía posterior. La presencia de bloqueos e imposibilidad para la extensión completa de la rodilla nos tiene que hacer pensar en una rotura aguda del menisco que precisara de una cirugía temprana.

 

 

En caso de ser necesaria cirugía para tratar la lesión de rodilla, ¿por qué técnica se optará?

Al estar hablando de lesiones deportivas en gente físicamente activa las lesiones de ligamento cruzado anterior y meniscos son en la gran mayoría de los casos quirúrgicas. Para las lesiones de ligamento cruzado posterior y colaterales el manejo inicial suele ser conservador. Actualmente tenemos también gente más mayor que realiza también mucha actividad deportiva. En estos casos es importante conocer las expectativas del paciente para consensuar con él, el manejo terapéutico de la lesión. Eso nos lleva a operar cada vez más frecuentemente pacientes de más de 40 años con este tipo de lesiones.

Hoy en día casi todo se opera mediante cirugía artroscópica. La única excepción serían las lesiones de los ligamentos colaterales externo e interno, que sí precisan cirugía abierta.

En la cirugía de menisco es primordial intentar reparar el menisco antes que quitar una parte del mismo. En definitiva, es muy importante el adecuado manejo de estas lesiones porque de lo contrario exponemos a la rodilla a una aceleración de la aparición de cambios degenerativos.

Por Dr. Raphaël Idiart
Traumatología

El Dr. Idiart es un reputado especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica. Cuenta con años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad, habiendo realizado numerosos cursos en instituciones y universidades de prestigio a nivel nacional. En concreto, es experto en artrosis de rodilla y cadera, en lesiones deportivas de rodilla, patología de pie y tobillo, cirugía del ligamento cruzado anterior y reparación meniscal, entre otros procedimientos, patologías y técnicas.

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con una importante actividad investigadora y divulgativa, siendo ponente asiduo en congresos de la especialidad, y habiendo recibido premios al respecto, como el premio a la mejor comunicación oral en patología de cadera por la ponencia: "Tratamiento con células mesenquimales y proteínas óseas morfogenéticas en el tratamiento de la necrosis avascular de cabeza femoral". En la actualidad ejerce en IMATDE, en el Hospital CHIP y en el Hospital Vithas Xanit de Benalmádnea, entre otros centros y clínicas de Málaga. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..