Lentes trifocales para ver bien en las tres distancias

Lentes trifocales para ver bien en las tres distancias

Escrito por: Dr. Nicolás Toledano Fernández
Publicado: | Actualizado: 16/08/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

Las lentes trifocales son un tipo de lentes multifocales que están diseñadas para conseguir un buen enfoque tanto en visión lejana como en cercana, además de intermedia. A diferencia de las lentes multifocales clásicas que, o bien sólo permitían enfocar de lejos y de cerca, o enfocar de lejos y en visión intermedia, estas lentes trifocales permiten una buena visión en las tres distancias. Esto es importante porque en la vida actual cada vez somos más dependientes de las pantallas y de los móviles, cuyo enfoque está entre 60-80 centímetros (distancia intermedia).

 

¿Quién puede recurrir a las lentes trifocales?

Los pacientes ideales sería pacientes con cataratas y presbicia que deseen prescindir de gafas en la mayoría de sus actividades diarias, preferiblemente hipermétropes, aunque también pueden utilizarse en miopes con pocas dioptrías y con un astigmatismo corneal de menos de 1-1.25 dioptrías.

Deben de ser pacientes que entiendan las limitaciones de este tipo de lentes (esto es, visiones buenas para todas las distancias, pero no excelentes).

Por otro lado, este tipo de lentes no están aconsejadas en pacientes con algún tipo de patología ocular concomitante como maculopatías, glaucoma avanzado, retinopatías, cicatrices corneales…

gafas

Diferencias entre las lentes trifocales y las lentes intraoculares multifocales

La principal diferencia es que la mayoría de las lentes multifocales permiten una buena visión de lejos y una buena visión de cerca o de intermedia, pero no para las tres distancias. Así, existen lentes multifocales para visión lejana y cercana (pero sin visión intermedia) y otras para visión lejana e intermedia (pero no para visión cercana).

 

Riesgos de las lentes trifocales

Las lentes trifocales, como también la mayoría de las lentes multifocales, pueden provocar halos y deslumbramientos nocturnos. Estos halos no desaparecen pero un porcentaje muy elevado de los pacientes se acostumbran perfectamente a ellos y no los detectan. Otro problema es la pérdida de sensibilidad al contraste, inherente a todo este tipo de lentes trifocales y multifocales, que se manifiesta en disminución de la agudeza visual en situaciones de baja luminosidad. Este tipo de lentes, finalmente, son mal toleradas si queda un defecto refractivo postoperatorio mayor de 0.75 dioptrías; por ese motivo, todos los pacientes que van a ser intervenidos de lentes trifocales son advertidos de la posibilidad de un retoque refractivo (Lasik o PRK) tras la cirugía si se produce este defecto refractivo. Afortunadamente, si el paciente es bien seleccionado y se hacen los cálculos correctos, esta posibilidad de retoque refractivo es menor a un 5-8% de los casos.

 

Para más información contacte con un especialista en Oftalmología.

Por Dr. Nicolás Toledano Fernández
Oftalmología

El Dr. Toledano cuenta con más de 20 años de experiencia como especialista en Oftalomología. Es experto en Cirugía Oculoplástica, subespecialidad que trata la patología y los problemas de los párpados, la órbita y la via lagrimal. Ejerce como Cirujano Oculoplástico en el Centro Oftalmológico y Oculoplástico de Madrid y, además, es Jefe del Servicio de Oftalmología en el Hospital Universitario de Fuenlabrada y Jefe del Servicio de Oftalmología en el Hospital Unviersitario Madrid Norte Sanchinarro. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.