Láser vascular: usos y ventajas

Escrito por: Dr. Ignacio Sánchez-Carpintero Abad
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Son muchas las personas que quieren eliminar lesiones vasculares de su cuerpo como varices, manchas rojas y cualquier otra reacción de su piel. El láser vascular es una solución cómoda y eficaz para decirles adiós. 

El láser vascular es un dispositivo de luz (tipo láser) con una longitud de onda fija, que es muy selectivo para producir una fotocoagulación de la oxihemoglobina, sustancia que se encuentra en los glóbulos rojos, en el interior de los vasos sanguíneos. 


Es el tratamiento más utilizado en dermatología y se conoce como láser colorante pulsado. Es muy eficaz y selectivo para las lesiones rojizas, principalmente vasculares. Es un método más seguro respecto a otros tratamientos antiguos como la aplicación del electrobisturí. 


En la infancia, lo aplicamos tempranamente para el tratamiento de las malformaciones vasculares capilares conocidas también como manchas en vino de Oporto (manchas o marcas de nacimiento que parecen una salpicadura de vino tinto sobre la piel). También se aplica en ocasiones en algunos pacientes con hemangiomas infantiles. En la edad adulta, se indica en pacientes con arañas vasculares, cuperosis, rosácea, cicatrices rojas, estrías, puntos rubíes, etc. 

Cualquier zona del cuerpo puede ser tratada. Normalmente, la cara es la zona donde más se aplica ya que, con frecuencia, aparecen en ella la mayoría de las enfermedades o alteraciones dermatológicas anteriormente citadas. En las piernas también se usa mucho, aunque en esta zona la respuesta puede ser más lenta, necesitando, en general, un mayor número de sesiones.  


Una de sus principales ventajas es que el tratamiento es prácticamente indoloro. Los adultos lo toleran muy bien, sin necesidad de aplicar anestesia. Los niños en cambio, sobretodo cuando la lesión es extensa y se encuentra en la cara, suelen necesitar sedación. En la Unidad de Hemangiomas y Malformaciones Vasculares de la Clínica Ruber y Clínica Dermatológica Internacional realizamos dicho procedimiento a partir de los 3-4 meses de vida. Observamos resultados positivos en poco tiempo cuando el tratamiento se empieza tempranamente, en los primeros meses de vida. 

El número de sesiones depende del tipo de lesión que se trate. Una araña vascular se elimina en una o dos sesiones. En cambio, los angiomas pueden requerir un elevado número, según cada caso. La cuperosis (rubor de la piel causado por los vasos capilares) mejora mucho con tres sesiones, así como las cicatrices. 

Los efectos secundarios del láser son poco frecuentes y, excepcionalmente, puede aparecer una quemadura o cicatriz. Raramente podemos apreciar hiperpigmentación de la zona, hecho que si ocurre es temporal y cede en pocas semanas habitualmente.  

 

Por Dr. Ignacio Sánchez-Carpintero Abad
Dermatología

El Dr. Sánchez-Carpintero está especializado en Dermatología Médicoquirúrgica en la Clínica Universidad de Navarra. Sus principales áreas de interés son el tratamiento de Hemangiomas y Malformaciones Vasculares. Actualmente desarrolla su actividad asistencial como Jefe de la Unidad Láser de la Clínica Dermatológica Internacional.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.