Láser vaginal como tratamiento de los efectos de la menopausia y el postparto

Escrito por: Dra. Eva Guisantes
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

El auge de la Ginecoestética se debe en gran parte a que las mujeres empezamos a hablar de ciertos temas sin tabúes, como pueden ser los cambios asociados a la menopausia o los embarazos, que afectan a la salud vulvovaginal y pueden interferir con las actividades de la vida cotidiana, las relaciones sexuales e incluso afectar a la esfera afectiva de pareja.

 

También la comunidad médica ha tomado conciencia de las necesidades de una sociedad donde la esperanza de vida es mayor, los estándares de calidad de vida son mejores y las relaciones de pareja deben mantenerse de forma plena más allá de la menopausia.

 

Actualmente existen muchos avances y nuevas técnicas en este campo que nos permiten ofrecer un abanico de tratamientos a nuestras pacientes que hace unos años no existían. A día de hoy no podemos limitarnos a decir a una mujer de 55 años que renuncie a una vida sexual plena o una calidad de vida adecuada por el simple hecho de que ha llegado la menopausia y debe asumir estos cambios con resignación.

 

El láser vaginal mejora la calidad de los tejidos a nivel vulvovaginal,
incrementando la hidratación y lubricación vaginal, entre otros

 

Ni decirle a una mujer que ha sido madre que la relajación vaginal postparto o la incontinencia urinaria de esfuerzo son consecuencias ’naturales’ del parto y debe asumirlas como algo normal. Tanto los profesionales de la salud como las pacientes hemos tomado conciencia de un problema que hasta hace unos años era infradiagnosticado e infratratado.

 

Cambios asociados a la menopausia

En la menopausia se reduce el nivel de estrógenos, lo que provoca atrofia de la mucosa vaginal y sequedad. Esta atrofia vaginal puede provocar no sólo una falta de lubricación adecuada sino también una pérdida de la elasticidad vaginal y, en consecuencia, provocar dolor durante las relaciones sexuales (lo que se conoce como dispareunia). La atrofia vaginal no sólo interfiere con las relaciones sexuales, sino que síntomas como el picor o la sensación de roce, pueden afectar al día a día.

 

Cambios asociados al embarazo y el postparto

La maternidad es una de las mejores experiencias de vida de la mujer, pero no todo es de color rosa. El embarazo y el parto debilitan la musculatura del suelo pélvico.

 

Esto puede provocar hiperlaxitud vaginal postparto, que condiciona una vagina con menos tono, más relajada y ensanchada y que puede asociarse a incontinencia urinaria de esfuerzo y disminución del placer sexual tanto en la mujer como en su pareja.

 

¿Qué papel juega el láser vaginal en el tratamiento de estos cambios?

El láser vaginal mejora la calidad de los tejidos a nivel vulvovaginal, incrementando la hidratación y lubricación vaginal, la elasticidad, estimulando la formación de un colágeno de mejor calidad, tratando cicatrices de episiotomía dolorosas, la incontinencia urinaria de esfuerzo, la relajación vaginal o el dolor durante el coito. Puede asociarse a otros tratamientos como el ácido hialurónico o la radiofrecuencia.

 

Es un tratamiento ambulatorio, indoloro, realizado en consulta, y se recomiendan 3 sesiones.

 

Se trata de técnicas muy seguras siempre que se realicen por profesionales cualificados.

 

El correcto diagnóstico nos permitirá adecuar el tratamiento de forma personalizada, y en algunos casos la combinación de técnicas es la que nos permitirá obtener mejores resultados.

 

Nuestro objetivo es mejorar la salud genital, la calidad de vida y la esfera afectiva de las pacientes.

Por Dra. Eva Guisantes
Cirugía plástica, estética y reparadora

La Dra. Eva Guisantes es una reputada especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En este sentido, es experta en numerosos tratamientos pero, sobre todo, en las técnicas de lipotransferencia, en cirugía mamaria, cirugía de rejuvenecimiento de la mirada, rejuvenecimiento íntimo femenino y técnicas no quirúrgicas de rejuvenecimiento facial, como rellenos y bótox.

A lo largo de su trayectoria ha compaginado su labor asistencial con la docencia, siendo profesora colaboradora de la Universidad de Barcelona. También es autora de numerosos artículos y publicaciones científicas en revistas indexadas y es asidua ponente en congresos de la especialidad. Actualmente es directora médica de la Clínica Mandri de Barcelona, además de trabajar como médico adjunto en el Hospital de Terrassa y en barnaclínic+, en el Hospital Clínic de Barcelona, y de colaborar en misiones humanitarias con la Fundación Cirujanos Plástikos Mundi.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.