Las patologías más frecuentes en cirugía tiroidea

Escrito por: Dr. Juan Alfonso Castilla Cabezas
Publicado:
Editado por: David Moore

Existen distintas indicaciones a seguir en la cirugía tiroidea, en función a la patología. A continuación, se describen las más habituales.

 

Nódulo tiroideo

Esta patología es muy habitual, especialmente en mujeres. Se recomienda la cirugía en los siguientes casos:

  • Causa ciertos síntomas.
  • Produce mucha hormona, es decir, es hiperfuncionante.
  • Es maligno o se sospecha que podría serlo.

Además, también puede indicarse por motivos puramente estéticos.

 

Bocio Multinodular

Consiste en un aumento del tamaño de la tiroides por la aparición de diversos nódulos en su interior. La cirugía está indicada cuando:

  • Existen síntomas.
  • Es hiperfuncionante.
  • Se sospecha que pueda ser maligno.
El nódulo tiroideo es especialmente habitual en mujeres.

Hipertiroidismo

Este caso genera un aumento de producción de la hormona tiroidea. La cirugía está recomendada si:

  • Está producido por un nódulo autónomo.
  • Por el contexto de un bocio multinodular.
  • Por la enfermedad de Graves, en el caso de que fracase el tratamiento médico.

 

Cáncer de tiroides

Está constituido por las variedades papilar y folicular, con un pronóstico positivo a largo plazo. También hay las variedades del medular y anaplásico.

 

¿En qué consiste la técnica?

Podemos distinguir entre tres técnicas:

  • Lobe-istmectomía: consiste en el tratamiento mínimo ante un nódulo tiroideo. Se hace una resección de la parte central y de un lado del tiroides.
  • Tiroidectomía total: en este caso, se extirpa todo el tiroides. Se realiza en el BMN, enfermedad de Graves y, normalmente, en el cáncer de tiroides.
  • Vaciamiento cervical: según el tipo de cáncer y el estadio al diagnóstico, se deben extirpar los ganglios del cuello.

 

¿Cuáles pueden ser las complicaciones?

  • Hemorragia: poco habitual, especialmente cuando se utilizan instrumentos de sellado y corte de vasos, lo que en algunos casos hace que sea innecesario realizar drenajes.
  • Hipocalcemia: déficit de calcio producida por la afectación durante la cirugía de las paratiroides. Si se produce, acostumbra a ser transitoria y en muy pocos casos, permanente.
  • Disfonía: ronquera. Debido a una afectación de los nervios laríngeos recurrentes, que inervan las cuerdas vocales. En general es transitoria y, en mínimos casos, permanente. Si existe un riesgo mayor de lesión, la monitorización del nervio durante la cirugía reduce la probabilidad de secuelas.

 

Por Dr. Juan Alfonso Castilla Cabezas
Cirugía general

El Dr. Castilla Cabezas es un reconocido especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo con una larga trayectoria en centros médicos y hospitalarios de prestigio. Con una exhaustiva y amplia formación médica en el ámbito de su especialidad, el Dr. Castilla Cabezas se ha subespecializado en los últimos años en cirugía tiroidea, de la obesidad y esófago-gástrica.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..