Las mascotas son grandes terapeutas para sus dueños

Escrito por: Dr. Jaume Cañellas Galindo
Publicado: | Actualizado: 18/04/2018
Editado por: Top Doctors®

Las mascotas hacen compañía, disminuyen la depresión y ofrecen entretenimiento de forma desinteresada, distracción ante el dolor de la pérdida de un ser querido o ante una enfermedad crónica.

Hay evidencias científicas que han demostrado que tener una mascota es beneficioso para la salud de sus dueños: relajan la presión arterial y combaten la depresión, el estrés y la soledad, además fomentan la actividad física y mejoran la salud mental de grandes y pequeños.

 

Beneficios de las mascotas en niños

Los niños que están en contacto con animales desarrollan las capacidades sociales, mejoran su empatía, elevan su autoestima y aprenden la importancia de respetar, querer y cuidar al prójimo y a todas las creaciones de la naturaleza.

Tener una mascota también ayuda a los niños a activar su imaginación y a desarrollar sus habilidades psicomotoras cuando juegan, corren, saltan y se ejercitan a lado del animal. Además, aporta beneficios emocionales y mentales el divertirse con una mascota, de forma que los niños eliminan la tensión y el estrés, descargan energía y mejoran su humor.

 

Beneficios de las mascotas en mayores

beneficios de las mascotasCuando la persona crece, los beneficios de tener una mascota son aún mayores, sobre todo si ésta tiene trastornos psiquiátricos como depresión o ansiedad por las dinámicas sociales y laborales que hoy en día imperan en la sociedad.

Rebecca Johnson, profesora de la Universidad de Missouri donde investigan la interacción entre personas y animales, asegura que las mascotas son de suma importancia para las personas desde tiempos inmemorables, ya que hacen mucha compañía y disminuyen los niveles de depresión en momentos de crisis, ofrecen entretenimiento y distracción ante el dolor de una pérdida, o como terapia de relajación ante las enfermedades. De hecho, frecuentemente las personas hablan a sus mascotas y comparten sus impresiones y sentimientos con ellas, disminuyendo así la tristeza, ansiedad, ira o fatiga.

 

Zooterapia, la terapia psicológica con animales

El trabajo terapéutico con animales, la llamada zooterapia, no es un término nuevo. En 1792, en Inglaterra, se fundó un centro para enfermos mentales en el que vivían en espacios abiertos en contacto con la naturaleza y cuidando de animales como perros, aves o conejos, con el fin de aliviar sus patologías.

En 1977, se fundó la Organización Internacional de la Interacción Humano-Animal, con el fin de compartir las investigaciones sobre la interacción entre humanos y animales que se hicieran alrededor del mundo. A partir de aquí, la psicología y la psiquiatría, aceptaron poco a poco que siempre es recomendable siempre contar con una mascota en casa, ya que su compañía, además de todos los beneficios ya señalados, fomenta la comunicación con la familia, e incluso se ha comprobado que los animales contrarrestan los efectos del autismo y sirven como terapia para niños con Síndrome de Down.

 

Equinoterapia, Delfinoterapia y terapia con animales

Una de terapias con animales más populares es la Equino-terapia, la cual, según el Centro Nacional de Equino-terapia en Estados Unidos, utiliza caballos en el tratamiento de desórdenes del movimiento asociados con diversas patologías neurológicas y neuromusculares como la parálisis cerebral, accidentes vasculares cerebrales, esclerosis múltiple y traumatismos cerebrales.

También la Delfino-terapia es un apoyo terapéutico muy solicitado. El propósito de una Delfino-terapia es motivacional, aunque también se pueden lograr otros objetivos relacionados con ayudar al lenguaje, la motricidad y el pensamiento conceptual.

Las terapias con pequeños animales también son recomendadas. Interactuar con conejos, cobayas, monos, perritos de las praderas, ardillas, suricatas, cachorros de león, tortugas de tierra, corderos o ponis mejoran el estado de ánimos de las personas, reducen el estrés y fomentan sus habilidades emocionales. Además, muchas personas se relajan con la presencia de este tipo de animales: diversas investigaciones han comprobado que les ayuda a disminuir la presión en la sangre.

 

Cuidar una mascota también es una responsabilidad

Contar con una mascota en casa o recurrir a los animales como terapia es beneficioso para la salud. Aunque algunos médicos y veterinarios recomiendan evitar cierto tipo de animales para la convivencia diaria; como reptiles y anfibios, ya que éstos suelen ser portadores de la bacteria Salmonella, que puede poner en peligro la salud y la vida de bebés y niños de corta edad. Tampoco se recomiendan mascotas salvajes como monos, hurones o chinchillas, ya que pueden ser peligrosos para la salud e incluso ser portadores de rabia u otras bacterias.

Por último, cabe recordar que, si se decide adoptar una mascota, la responsabilidad del bienestar del animal recae sobre sus dueños. El dueño siempre debe garantizar la seguridad, la salud y el cuidado adecuado del animal, ya que una mascota puede ser una adición maravillosa a la familia, siempre y cuando se le cuide.

Por Dr. Jaume Cañellas Galindo
Psiquiatría

El doctor Cañellas es un referente en Psiquiatría Infanto-Juvenil a nivel nacional e internacional. Desde 1990 ha establecido su consulta privada en Gerona. En el año 2012 creó la Fundación Dr. Jaume Cañellas, una fundación sin ánimo de lucro destinada a desarrollar una especialidad médica de psiquiatría del niño y del adolescente y de psicología clínica infanto-juvenil serias y homologables a nivel hispano-americano.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.