Las consecuencias psicológicas del coronavirus

Escrito por: Dra. María Padilla Díaz
Publicado:
Editado por: David Moore Trias

¿Qué síntomas de estrés agudo se pueden identificar en la población a partir de la pandemia?

El estrés agudo está asociado a una experiencia cercana a la muerte o una amenaza a la integridad física. Como respuesta a este acontecimiento real el individuo reacciona en base a su cuádruple sistema de respuesta: fisiológico, emocional, conductual y cognitivo, bajo la dirección del cerebro.

  • Fisiológico: tensión, sensación de nerviosismo, sobresaltos, dolor de estómago, visceral.
  • Emocional: irritabilidad, miedos, sensación de pérdida de control, miedo a exposiciones.
  • Cognitivo: pensamientos repetitivos asociados a estar a salvo, pensamientos automáticos de retomar el control.
  • Conductual: confinamiento, lavado de manos, distanciamiento social, no estar en espacios públicos.

Tenemos una pandemia que afecta a todo el planeta, tenemos un confinamiento que nos priva de nuestra naturaleza de libertad.  Su condición de duración prolongada e incierta es un elemento clave para que se convierta en un trauma con un inicio en estrés agudo y desencadene a un estrés postraumático leve o crónico, en base a la duración del acontecimiento, generando otros trastornos más graves y que, en las peores situaciones, puede llegar a conductas suicidas.

Ante una situación de estrés agudo el cerebro tiene la responsabilidad de restaurar el equilibro y el compromiso de encontrar una respuesta adecuada. Para ello se activa el SNC y el SN autónomo o periférico. El repertorio de respuestas de aprendizaje previo es crucial para la coordinación y ejecución de la respuesta más eficaz.

 

     Los síntomas se acentúan en los niños.

                                 

¿Qué síntomas presentan los niños y jóvenes?

Cualquier mamífero va a vivir el aislamiento como un factor traumático, puesto que su naturaleza es la disponibilidad de libertad, privándole de su sonrisa.

En el caso de los niños, la sintomatología se acentúa porque cogen lo de alrededor como verdadero, su nivel de crítica es muy bajo o nulo, su cerebro está en desarrollo y lo mezcla con un aprendizaje funcional absoluto e inamovible, verdadero en su estructura de personalidad y quizás se tenga que someter a terapia para desaprender y desechar esa verdad: “el mundo es peligroso y yo me tengo que mantener a salvo… y a mi familia también.”

Su aprendizaje está más camuflado, invisible ya que los niños tienen una adaptación apoteósica al entorno, pero muchas veces pasa desapercibido el impacto en su cerebro en desarrollo.

Los síntomas de estrés presentados por la pandemia son respuestas naturales a un miedo por contraer una enfermedad desconocida que es real. Por este motivo, irán asociados al grado de necesidad de control, grado de responsabilidad de protección ante los nuestros, grado de indefensión ante respuestas adaptativas e instinto de supervivencia, pudiéndose convertir en obsesivos o compulsivos.

Los síntomas de estrés presentados por el confinamiento tienen que ver con respuestas para controlar ese miedo y van directamente en proporción con las necesidades anteriormente descritas. Estas respuestas para mantenernos a salvo, en nuestra zona de confort pueden desencadenar trastornos graves como los mencionados anteriormente.

Para más información acerca de los efectos que puede causar el Covid-19 y el confinamiento, contacte con un especialista en Psicología.

 

Por Dra. María Padilla Díaz
Psicología

La destacada psicóloga María Padilla es directora del Centro Capital Psicólogos desde 1999, donde trabaja como psicoterapeuta, psicóloga Coach y formadora de otros psicólogos. Licenciada en Psicología y especialista en Psicología Clínica por la Universidad Complutense de Madrid, cuenta con más de dos décadas de experiencia. En su extensa formación después de finalizar la carrera en la UCM, realizó el Máster en Psicología de la Salud y del Bienestar por la UCM. Además, es experta en la resolución de conflictos internos con terapia EMDR y en terapias avanzadas que combina con terapia cognitivo-conductual

En este sentido, ha centrado su interés como psicóloga de adultos e infanto-juvenilsesiones individuales, de pareja y familia. Asimismo, es formadora y supervisora de otros psicólogos, coach para equipos de trabajo y tareas; además de desarrollar juegos activos para potenciar recursos individuales y cooperación grupal, así como preguntas y dinámicas emprendedoras para estimular el rendimiento personal y de equipo. La eficiencia en la resolución de problemas y motor de cambio.

En la actualidad, la psicóloga María Padilla ejerce como directora del Centro Privado Capital Psicólogos desde el año 1999 y es creadora de la Metodología Integral de Aplicación.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..