Las claves de la fisura palatina

Escrito por: Dr.Prof. Francisco Hernández Altemir
Publicado: | Actualizado: 06/02/2018
Editado por: Top Doctors®

La fisura palatina o labio leporino es una anomalía embrionaria que causa que algunos recién nacidos tengan un labio superior incompleto.

 

¿Qué es una fisura palatina?

Anomalía embrionaria, en la que el ensamblaje orgánico de las poliestructuras que intervienen en la configuración anatomofuncional, habitualmente, del tercio superior de la cara, en mayor o menor grado de extensión, determinan entre otras posibles: percepciones más o menos inmediatas, para allegados, familiares y clínicos, de la interrupción de la continuidad individual o compartida del paladar blando y más en extensión, del conjunto palatouveal, para poder incluir, si el proceso está más desarrollado, la región alveolomaxilar e incluso, sobrepasarse hacia las partes nasolabiales y faciales, de forma uni o bilateral, sin olvidar otras zonas hendidas, de más alcance, incluso hacia la órbita y zonas craneofaciales.

 

¿Por qué se produce? 

La respuesta, no puede ser explicativa de forma total y habría que considerar factores hereditarios, muy evidentes y reconocibles de fácil comprobación, al darse en determinadas sociedades de consanguineidad o genética compartida, por decirlo brevemente y otros, por infecciones y afecciones maternas en las primeras fases de la gestación o fenómenos ambientales extraordinarios: radiaciones, medicaciones, contaminaciones ambientales etc., aunque no siempre fáciles de determinar y que pueden llevar, a posibilidades “naturales” o espontáneas, de difícil justificación. En todos los casos, el clínico, se debe apoyar y mezclar con Genetistas e Investigadores de diversos e inverosímiles campos, para aclarar y conocer más sobre el tema.

 

¿Causa dolor?

Habría que definir el dolor, ¿cómo, dónde y a quién? . Hoy día, la vigilancia ecográfica seriada a las embarazadas, puede alertar y sólo nos vamos a referir a la futura madre y a los de su entorno, de que están sucediendo anomalías más o menos extensas, en el proceso formativo del feto (los afectados, son controlados, no sólo regionalmente, sino también, desde el punto de vista general, para determinar otras anomalías orgánicas concomitantes, craneales, cardíacas, genitales, etc.), cada día, de forma más temprana, precisa y perceptible. Esto puede servir, para prevenir al ambiente, de la existencia de este tipo de afecciones, que nos resistimos a llamar enfermedades. Que para el feto y posteriormente, el recién nacido, habitualmente no parece, que signifiquen clínica dolorosa alguna, derivada de las dehiscencias cutáneo mucosas e incluso óseas, a las que nos referimos. En este caso, en el territorio oral y maxilofacial. Otra cosa es, el dolor postquirúrgico o de la ortopedia, que conlleva el tratamiento del fisurado, no obstante controlable.

 

¿Los niños que nacen con esta patología pueden comer y beber sin problemas?

En la mayoría de los pacientes, la alimentación es posible de forma natural e incluso, se debe promocionar, para que el recién nacido goce de los beneficios indudables de la lactancia materna, que además indirectamente ayuda a los progenitores y familiares, cuando ven al neonato, que es capaz, de superar dificultades no pocas veces agrandadas por terceros, por su anomalía. Si se trata de casos complejos, esto es, con hendiduras extensas a veces asociados a otras graves malformaciones, se pueden determinar disfunciones cardiorespiratorias, deglutorias, etc., que pueden requerir, apoyos extraordinarios vitales, que van desde posicionamientos específicos del afectado, en incubadoras sofisticadas e incluso desde el principio además, asociadas a cirugías de fijación labiolingual (para evitar que la lengua, pueda desplazarse a la orofarínge y obstruir la vía aérea) o incluso, el empleo de técnicas distractoras óseas, para avance mandibular, para los mismos efectos. Partiendo incluso de intubaciones endotraqueales o traqueostomías. A veces es obligado, al empleo , de sondas de alimentación o incluso de gastrostomías con los mismos fines de soporte, siempre con intenciones e ilusión de profesionales y familiares, de temporalidad, aunque no fáciles de conseguir, en estos casos de actividad cllnicoquirúrgica intensiva y muy especializada (1).

 

¿Cómo se trata? ¿Se soluciona con una única operación?

Quirúrgicamente en las clínicamente establecidas y decimos así, porque existen a veces amagos embriológicos de tipo fisura, a distintos niveles, que no son necesariamente susceptibles de tratamientos cruentos. En las más comunes morfológicamente cómo, las palatinas o labiales aisladas, la intención debe ser siempre de resolverlas, en una sola intervención. En las más complejas, las labionasopalatinas, simples o bilaterales, lo habitual, es intervenir en primer lugar el labio en su espacio y en el inmediato, en el que se influyen (regiones nasolabial y alveolomaxilares). Aquí, la cirugía es diferenciada, en cuanto al momento quirúrgico y son preceptivos habitualmente, dos tiempos quirúrgicos, el labio, alrededor de los seis meses y el paladar, dentro del primer año. Son intervenciones claro, bajo anestesia general, en régimen de hospitalización y controles postoperatorios, en Unidades Infantiles de Reanimación Postoperatoria o incluso de Cuidados Intensivos Pediátricos.

El tratamiento del fisurado, no es quirúrgico de forma integral, otros Especialistas y Profesionales diversos, son habituales para su control y seguimiento pre y postoperatorio , por períodos que pueden superar varios años e incluso casi, de por vida. Nos referimos a Otorrinolaringólogos, Ortodoncistas, Foniatras, Psiquiatras, Odontólogos, Estomatólogos, Psicólogos, Asistentes Sociales, etc. En países poco desarrollados con incidencias casi “epidémicas” de esta patología, el cirujano, debe asumir actividades polivalentes, como las comentadas, si no existen los referidos y no pocas veces, asociarse a Especialidades diversas, para complejas Cirugías Craneofaciales latentes. Las rehabilitaciones con procedimientos implantológicos, hoy día, son una referencia en el tratamiento complementario del labio palatino, habitualmente ya adulto, aunque también, en fases ortodóncicas. No sólo, para suplir interrupciones óseas de las arcadas y ausencias dentarias, sino por otros factores más o menos concomitantes, que pueden precisar de implantes dentarios de instalación pterigomaxilar, cigomaticomalar y/o para epítesis faciales, si fuera el caso (2).

 

¿Qué problemas derivados pueden darse? 

Hemos comentado, como diversas Especialidades deberán entrenar a familiares y pacientes en aspectos sociales y de integración. Además dejar claro, desde el primer momento, que pese a terapias de primera magnitud, de las secuelas orgánicas naturales, que las propias anomalías pueden causar en los niveles malformativos, foniátricos, masticatorios, dentarios, etc., otras, se derivan o incluso se pueden producir, por apoyos terapéuticos, bien indicados, realizados y meticulosamente llevados. No es infrecuente, que este tipo de pacientes, se sientan atraídos por la vida sanitaria con intenciones laborales, que llegan a establecerse y es probablemente debido, a que sienten, que han sido cuidados y atendidos con cariño, comprensión y esmero. Esto es, de sus familiares, en primer lugar y tal vez, de los profesionales y personal hospitalario o afín, que los han venido atendiendo, a lo largo de los años.

 
Bibliografia 
 
www.medicinaycirugiaoralymaxilofacial.info 
1-R. García Romero 1, C. Martín de Vicente 1, E. Gracia Cervero 1, D. Gros Esteban 1, T. Ureña Hornos 1, J.I. Labarta Aizpun 1,  F. Hernández Altemir 2 , R. Escartín Villacampa 3, V. Rebage Moisés 4: “Fisura palatina y labio leporino. Revisión clínica” 1 Servicio de Pediatría. 2 Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial. 3 Servicio de Cirugía Infantil. 4 Unidad de Neonatal. Miguel Servet, Zaragoza. Cir Pediatr 2004; 17: 171-174
 
2-Hernández Altemir F., Hernández Montero Sofía, Hernández Montero Susana, Hernández Montero Elena, Moros Peña
Manuel: ”Cronología de la erupción implantaría”. Revista Española de Cirugía Oral y Maxilofacial, ISSN 1130-0558, ISSN-e2173-9161, Vol. 32, Nº. 3, 2010, págs. 108-109
 

Artículo de Divulgación remitido a Topdoctors el lunes 17 de noviembre del 2014

Las claves de la fisura palatina

Profesor Dr. Don Francisco Hernández Altemir

 

Por Dr.Prof. Francisco Hernández Altemir
Cirugía Oral y Maxilofacial

Eminencia a nivel internacional en Cirugía Oral y Maxilofacial, el Profesor Doctor Francisco Hernández Altemir es, además, Médico Estomatólogo, Doctor en Medicina y Cirugía, Miembro Fundador de la Sociedad Europea de Cirugía Oral y Maxilofacial, Fundador de la Especialidad de Cirugía Oral y Maxilofacial en la Comunidad Aragonesa y Profesor Colaborador Extraordinario de la Universidad de Zaragoza. Pionero de la cefalometría y ortopantomografía en España, siendo referencia en dichas técnicas  Posee las patentes de numerosas aportaciones tecnológicas cientificas tales como instrumentos quirúrgicos vibratorios ultrasonicos, instrumentos de masajes cardíacos, guantes quirúrgicos, máscara facial, etc.

 

Significado especial en el ambiente Médico-Quirúrgico estarían significadas y ya aplicadas universalmente, entre otras(os) sus Trabajos y Técnicas Quirúrgicas, sobre Accesos Transcraneofaciales a la Base del Cráneo y Estructuras Adyacentes, para la exploración y/o exeresis de tumores y/o patologías, hasta entonces no pocas veces inaccesibles, si no era a través de mutilaciones que por este hecho, se hacián impensables. También destacar, cómo fue impulsor, difusor y creador de técnicas sobre el manejo de la Vía Aérea como: la Intubacion Nasotraqueal bajo Fibroscopía y más recientemente de la Intubación Endotraqueal por Vía Submental, que está evitando numerosas Traqueostomías, con lo que ello significa además de facilitar el confort de los pacientes y mejorar la actividad de los Cirujanos Orales y de Cabeza y Cuello. 

 

 

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.