La Vitrectomía en 8 pasos

Escrito por: Dr. Saturnino Gismero Moreno
Publicado: | Actualizado: 16/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Una vitrectomía es una técnica quirúrgica mediante la que se extrae el gel vítreo que se encuentra dentro del globo ocular.

Este procedimiento es necesario para las microcirugías de la retina y/o el vítreo, ya que si no se extrae el movimiento de los instrumentos quirúrgicos podría alterar la estructura de la cámara vítrea y dañar la retina.

 La duración de la intervención va en función de la patología, pudiendo durar desde menos de una hora hasta tres

 

Para qué sirve la vitectromía

Gracias a la vitectromía, los especialistas en Oftalmología pueden acceder mejor a la retina y actuar en situaciones clínicas en las que el vítreo es protagonista.

 

En qué consiste

En primer lugar, se administra una anestesia local o general al paciente. La duración de la intervención va en función de la patología, pudiendo durar desde menos de una hora hasta tres.

En la vitectromía, los cirujanos insertan microinstrumentos en el interior del ojo con el fin de tratar de forma precisa los sistemas oculares. De esta forma, aumentan la imagen hasta el punto de poder diferenciar estructuras imposibles de ver a primera vista. Para ello, se combina un microscopio quirúrgico con lentes de campo amplio y magnificadoras, así como sistemas ópticos de inversión de la imagen, ya que con las lentes empleadas la imagen se percibe de forma inversa.

También es esencial la iluminación, para lo que emplean fuentes de luz fría halógenas o de xenón en la actualidad.

Es una cirugía compleja en la que el cirujano utiliza tanto las manos como los pies para manejar el equipo de vitrectomía y el microscopio quirúrgico. El vitrectomo puede trabajar con diversos parámetros de presión intraocular, número de cortes por minuto y potencia de aspiración… El cirujano lo programará en función de las necesidades de la cirugía.

 

La vitrectomía en 8 pasos

1. Fraccionar el gel en fragmentos lo más pequeño posibles.

2. Aspiración del gel.

3. Extracción de los tejidos enfermos con micropinzas.

4. Corte de las tracciones con microtijeras cuando las micropinzas no son suficientes y puedan dañar la retina.

5. Aplicación de los tratamientos con láser con sondas.

6. Aplicación de endocauterios para evitar los sangrados.

7. Aspiración.

8. Recambio: se llena el ojo de una sustancia que dependerá de la enfermedad tratada, que reabsorberá el ojo. En el caso de no hacerlo, será necesaria otra cirugía para la extracción del mismo.

 

Por Dr. Saturnino Gismero Moreno
Oftalmología

El Dr. Gismero destaca por ser un experto cirujano con una ya dilatada trayectoria como retinólogo, un médico oftalmólogo especializado en el diagnóstico y tratamiento de la patología médica y quirúrgica de la mácula, del vítreo y de la retina. En la actualidad combina su labor asistencial con la de responsable de Unidad del Área Integrada de Gestión de Oftalmología en la Agencia Sanitaria Costa del Sol (Marbella), y con la dirección de la Unidad de Mácula, Vítreo y Retina de Clínica Ocular Dr. Tirado (Fuengirola). Es miembro de varias sociedades científicas nacionales e internacionales como son la Sociedad Andaluza de Oftalmología (SAO), la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), la European Society of Retina Specialists (Euretina), y la European Vitreo Retinal Society (EVRS). Participa regularmente en cursos y congresos de la subespecialidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes