La satisfacción inigualable de la lactancia materna

Escrito por: Dra. Cristina Royo Bolea
Publicado:
Editado por: Albert González

 

¿Cuáles son las ventajas de la lactancia materna?

En primer lugar, todos sabemos de la importancia de la lactancia materna, pero si lo que queremos es profundizar en sus beneficios deberemos hablar de las ventajas que esta ofrece al bebé.

 

Por un lado, y quizás lo más importante, debemos destacar su alto valor nutricional que les permite crecer sanos y fuertes. La propia OMS comenta que “la leche materna tiene la composición adecuada para cubrir todas las necesidades nutricionales del niño en los primeros meses de vida, debido a su proporción adecuada de carbohidratos, proteínas y grasas, así como minerales, vitaminas, etc.” Además, respecto al hierro, aunque no es muy importante cuantitativamente, es más fácil de absorber mediante la lactancia que de forma exógena.

 

Por otro lado, a medida que el bebé crece la leche materna varía su composición, acoplándose mejor a las necesidades de cada momento del desarrollo. En este sentido, otro de los componentes muy importantes de la lactancia materna es el DHA, los ácidos grasos de cadena larga, que refuerza las neuronas y las células de la retina, por lo que ayuda al desarrollo cerebral y al desarrollo de la vista. Además, tiene un efecto protector contra las infecciones oportunistas, ya que con la lactancia materna el bebé consume inmunoglobulinas maternas, o lo que es lo mismo, anticuerpos que la madre ha desarrollado contra esas enfermedades, protegiendo de este modo al bebé.

 

La lactancia destaca por su valor nutricional, el cual permite a los bebés crecer sanos.

 

Asimismo, tiene un efecto protector para algunas enfermedades que el niño puede padecer de adulto como son el asma, la alergia, la arteriosclerosis e incluso las enfermedades inflamatorias crónicas intestinales como el Cron o la colitis ulcerosa. Tampoco debemos olvidar que se le atribuye efector protector contra la temida muerte súbita del lactante.

 

En segundo lugar, no debemos olvidar los efectos beneficiosos hacia la madre. La lactancia permite la creación de un estrecho vínculo emocional entre la madre y su bebé. Además, favorece la recuperación física de la madre, gracias a una mejor retracción del útero y del sangrado secundario al parto. También ayuda a corregir el peso ganado durante el embarazo.

 

A nivel de salud, ejerce un efecto protector en la madre, protegiéndola de enfermedades como los cánceres de mama, ovario y útero, la osteoporosis o la diabetes. Además, mejora la situación psicológica de la madre tras el parto, conocida comúnmente como depresión post parto, ya que el contacto con el bebé y la succión del pezón libera una hormona llamada oxitocina, la cual está considerada la hormona de la felicidad.

 

Por último, no debemos olvidar la comodidad que supone amamantar a nuestro bebé, ya que el alimento siempre estará listo en cualquier lugar o situación. A diferencia de otros alimentos, la leche materna no puede contaminarse con la manipulación, como sucede con los biberones y no tiene coste alguno.

Por Dra. Cristina Royo Bolea
Pediatría

Dra. Royo Bolea es es una prestigiosa pediatra de Valencia que actualmente desarrolla su actividad profesional en la Clínica Royo y como ​pediatra neonatóloga en el Hospital la Fe de Valencia. La doctora se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia en el año 1991, y más tarde se doctoró en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia (1996). La doctora cuenta con experiencia como pediatra en ​la Clínica HEMAR (2007-2014), es ​pediatra Neonatólogo en el Hospital la Fe de Valencia (2001-actualidad) y pediatra en la Clínica Royo (2011-actualidad). Ha realizado diversos artículos durante toda su trayectoria profesional, y es experta en tratamientos como: bebés prematuros, obesidad infantil, desarrollo de niño sano, problemas respiratorios, alimentación infantil, control del niño sano y patología infecciosa.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes