La menopausia, nueva etapa biológica

Escrito por: Dr. Manuel García-Manero
Publicado:
Editado por: Roser Bernés Ubasos

 

Adaptación y cambios en la menopausia

Se considera la etapa de la menopausia cuando han transcurrido 12 meses desde la desaparición de la menstruación, por lo tanto es un diagnóstico posterior. De este modo, la mujer se encuentra ante una etapa de transición y adaptación a un nuevo estado biológico que conlleva perder su capacidad reproductiva.

Su aparición es progresiva y se manifiesta a todas las mujeres sanas, con lo cual no se puede considerar una enfermedad endocrina. Por tanto, no debe ser medicalizada ni tratada de manera sistemática salvo, en situaciones concretas.

 

Evaluación de la menopausia

menopausiaLa edad media de aparición de la menopausia es aproximadamente a los 50 años. A causa del propio envejecimiento y cambios que sufre el cuerpo de la paciente, a partir de la menopausia aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer o variaciones del metabolismo articular y óseo.

La evaluación clínica de la mujer en el final de su etapa reproductiva precisa por parte del ginecólogo la identificación de los llamados “síntomas climatéricos”, su severidad y la afectación en la calidad de vida. Los síntomas climatéricos son aquellos que se dan durante el climaterio, es decir, un tiempo antes de la menopausia o pre-menopausia, y la transición hacia la menopausia. El especialista también deberá apreciar las diferentes patologías que surgen durante esta etapa a la paciente e indicando su correspondiente tratamiento.

 

Calidad de vida en la menopausia

El concepto de calidad de vida es algo subjetivo de cada paciente, estableciéndose dependiendo del contexto cultural de la mujer, que debe conocerse para evitar que las expectativas de salud del especialista ginecólogo no coincidan con la de su paciente.

Para valorar la calidad de vida en el climaterio deben considerarse los fenómenos que ocurren en el área física y las áreas psicológica, sexual, social y familiar de la mujer. Cuando existe un desconocimiento de estos ámbitos, muchas veces los profesionales los pueden confundir con lo que para la mujer es más importante para su salud y la calidad de vida.

Clásicamente la valoración de la calidad de vida en la mujer menopáusica se ha analizado mediante escalas clínicas que pretenden proporcionar una cuantificación numérica como evaluación de eficacia de las intervenciones médicas.

 

Escala Cervantes en la menopausia

Una escala para medir la calidad de vida es un cuestionario estandarizado que contempla todas las áreas que integran el concepto de calidad de vida y que debe ser cumplimentado por la paciente.

La escala Cervantes es un método de medida de la calidad de vida de la mujer española con menopausia, donde en una media aproximada de 7 minutos la mujer rellena 31 cuestiones de las siguientes áreas; Menopausia y salud, Dominio psíquico, Sexualidad y Relaciones de pareja. Esta técnica permite no solo conocer el número de pacientes con alternaciones de su calidad de vida sino poder valorar de forma objetiva las intervenciones medicas realizadas.

 

Mejorar la vida con menopausia

Dado que el 75% de las mujeres menopáusicas confiesan padecer un deterioro de su calidad de vida, debe plantearse qué se puede hacer para mejorar su calidad de vida.

En la actualidad, existen terapias para mejorar la sintomatología presentada por la paciente. Siempre, previamente a instaurar una terapia sea hormonal o no, el ginecólogo debe individualizar y personalizar los tratamientos, así como hacer copartícipe a la paciente en la toma de decisiones.

Los síntomas del climaterio son variables tanto en su presentación, como en intensidad y evolución por lo que no se puede realizar una prescripción generalizada. Siempre se deben analizar los riesgos y beneficios de cada intervención farmacológica antes de iniciar las terapias.

La terapia hormonal sustitutiva está íntimamente relacionada con los síntomas de la menopausia. Se ha producido una evolución en su tratamiento desde la prescripción indiscriminada hasta la no prescripción en la actualidad. Esta situación ha provocado que pacientes sin necesidad de tratamiento y que fueron tratados hayan sufrido los efectos secundarios y que pacientes en la actualidad con síntomas intensos no puedan beneficiarse de los efectos positivos.

 

Tratamientos personalizados para la menopausia

En definitiva, la menopausia es una etapa más en la vida de la mujer, que genera modificaciones en su calidad de vida. Posteriormente a analizar los síntomas presentados por la paciente e individualizar los beneficios y riesgos de cada terapia, el ginecólogo podrá tratar dichos síntomas de forma segura. La práctica ginecológica debe evolucionar hacia los tratamientos personalizados y la practica clínica diaria que gire entorno a la mejora de la calidad de vida de las personas.

 

.

Por Dr. Manuel García-Manero
Ginecología y Obstetricia

Prestigioso especialista en Ginecología y Obstetricia, el Dr. García-Manero es experto en Cirugía Oncoplástica de la mama por la Universidad de A Coruña y ha obtenido el Diploma en Senología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente, es Director de la Unidad de Ginecología del Centro Sanitario Mendebaldea, en Pamplona. Especialista en cirugía ecoguiada de la mama en GYNEMA y Facultativo Especialista en Ginecología por el Consejo de Gobierno del Servicio Navarro de Salud - Osasunbidea. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.