La inseminación artificial, la técnica de reproducción asistida más antigua

Escrito por: Dr. Federico Coppola
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La inseminación artificial es la técnica de reproducción asistida más antigua de la historia. Consiste en depositar, mediante un catéter, los gametos masculinos (semen) dentro del útero de una mujer.

Se cree que es posible que esta técnica se haya utilizado desde la época de los egipcios, aunque se considera que es en el año 1790 cuando se produjo la primera inseminación oficial en el ser humano.

Las guías internacionales aconsejan realizar este tipo de tratamientos en mujeres menores de 39 años con trompas de Falopio permeables y con una esterilidad de corta duración. Además, se ha de realizar siempre y cuando el semen sea prácticamente normal o se tenga que recurrir a la donación de semen (mujer soltera, azoospermia, pareja homosexual femenina, enfermedad genética del hombre, entre otros).

Sin embargo, este tratamiento puede no resultar acertado para todas las pacientes. El no conseguir un hijo o hija es la consecuencia, pero no la causa de la esterilidad. Hay muchas diferentes causas de infertilidad y cada una conlleva un enfoque diagnóstico y terapéutico específico.

 

Proceso de inseminación artificial

El proceso de inseminación artificial puede llevarse a cabo durante un “ciclo natural” o bien mediante estimulación ovárica “suave”. En el primer caso, únicamente habría un folículo/óvulo; mientras que en el segundo habría más, generalmente no más de dos o tres folículos/óvulos.

Este proceso de reproducción asistida se inicia el 2º o 3er día del ciclo menstrual y dura, aproximadamente, diez días. Durante esos días, se valora, mediante ecografías ginecológicas, el desarrollo de los folículos y del endometrio. Además, en algunas ocasiones se realizan estudios hormonales.

Una vez el folículo está maduro, se induce la ovulación y ese mismo día se procede a la inseminación artificial, la cual puede hacerse con o sin la ayuda del ecógrafo. Una vez terminado este proceso, la paciente deberá reposar durante unos 10 o 15 minutos y después podrá volver a casa. Esta técnica de reproducción asistida no precisa anestesia. Durante y después del ciclo, la paciente podrá seguir realizando sus actividades diarias normales.

 

Perfil del donante de semen

El perfil del donante es estudiado tanto desde un punto de vista médico como desde un punto de vista psicológico. Es necesario realizar una valoración de la cantidad y calidad de esperma del paciente. Por ello se le realizan una serie de análisis establecidos por la legislación vigente, como por ejemplo el grupo sanguíneo, favor factor Rh, HIV, HBV; Lue o Chlamydia, entre otros. Además, en algunos centros de reproducción asistida, como FIV Valencia, se realizan estudios genéticos como el cariotipo y la fibrosis quística. Una vez la persona donante resulta apta para la donación, realizará la donación acorde con las características fenotípicas (físicas), de grupo sanguíneo y factor Rh de la receptora.

Dr. Federico Coppola

Por Dr. Federico Coppola
Reproducción asistida

El Dr. Federico Coppola destaca en la especialidad de Reproducción Asistida, y es una eminencia en el campo de donación de gametos. Licenciado en Italia, ha completado su formación en Francia y desarrollado la mayor parte de su trayectoria profesional en España, donde goza de gran cartel entre sus compañeros de profesión. Ha participado en congresos y redactado artículos médicos y científicos.


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.