La importancia de planificar el menú de forma semanal

Escrito por: Maria Marqués Feliu
Publicado:
Editado por: Nerea Colomé Lamas

Planificar un menú semanal puede parecer una tarea desalentadora, pero tiene múltiples beneficios para nuestra salud y bienestar. Nos ayuda a mantener una dieta equilibrada y variada.

 

Al tener un plan, podemos asegurarnos de incluir una amplia variedad de alimentos, lo que nos proporciona todos los nutrientes necesarios. Además, nos permite evitar las comidas rápidas y ultraprocesadas, que a menudo son altas en calorías y bajas en nutrientes.

planificacion-comidas
Planificar un menú semanal ayuda a mantener una dieta equilibrada,
ahorrar tiempo, dinero, y reducir el estrés diario

 

¿Cuáles son los beneficios de planificar las comidas?

Ahorro de tiempo y dinero: al saber exactamente qué vamos a comer cada día, podemos hacer una lista de compras precisa, evitando compras impulsivas y reduciendo el desperdicio de alimentos.

  • Mejora de la alimentación: planificar nos permite crear menús más equilibrados y saludables, asegurándonos de incluir todos los grupos de alimentos.
  • Reducción del estrés: saber qué vamos a comer cada día elimina la indecisión y el estrés de tener que pensar en ello a última hora.
  • Control de porciones: al planificar, podemos controlar mejor las cantidades y porciones, lo que es beneficioso para mantener o alcanzar un peso saludable.

 

 

¿Cómo empiezo a planificar un menú semanal?

  • Revisión de despensa y refrigerador: antes de planificar, revisa lo que ya tienes en casa. Esto te ayudará a aprovechar los ingredientes que ya tienes y evitará el desperdicio.
  • Creación de un calendario: usa un calendario para planificar tus comidas diarias. Incluye desayunos, almuerzos, cenas y snacks. Puedes hacerlo en papel o utilizando una aplicación en tu teléfono.
  • Equilibrio y variedad: asegúrate de que tu menú incluya una variedad de alimentos: frutas, verduras, proteínas, granos enteros y lácteos. Intenta no repetir los mismos platos varias veces en la semana para evitar la monotonía.
  • Recetas sencillas y saludables: opta por recetas que sean fáciles de preparar y que no requieran ingredientes exóticos. Puedes buscar inspiración en blogs de cocina saludable, libros de recetas o aplicaciones de cocina.

 

 

¿Qué debo tener en cuenta al elegir las recetas?

  • Preferencias y restricciones: considera los gustos y posibles restricciones alimentarias de los miembros de tu familia.
  • Temporada de los alimentos: opta por alimentos de temporada, ya que suelen ser más frescos, sabrosos y económicos.
  • Tiempo de preparación: elige recetas que se ajusten a tu horario. Puedes planificar comidas más elaboradas para los días en que tienes más tiempo y opciones más rápidas para días ocupados.
  • Aprovecha las sobras: planifica comidas que te permitan reutilizar las sobras. Por ejemplo, un pollo asado puede convertirse en ensalada al día siguiente.

 

 

¿Cómo puedo mantenerme organizado?

  • Lista de compras: una vez que tengas tu menú semanal, haz una lista de compras con todos los ingredientes necesarios. Agrupa los artículos por secciones del supermercado para hacer la compra más eficiente.
  • Preparación anticipada: dedica un tiempo cada semana para preparar algunos ingredientes con antelación. Puedes cortar verduras, cocinar cereales o proteínas, y guardarlos en la nevera para agilizar la preparación de las comidas durante la semana.
  • Flexibilidad: aunque tengas un plan, sé flexible. Si algún día no puedes seguir el menú planeado, no te preocupes. La idea es tener una guía que te facilite la vida, no una regla estricta.

En cualquier caso, es muy recomendable consultar con una especialista en nutrición cualquier duda para seguir una buena guía.

 

Por Maria Marqués Feliu
Nutrición y Dietética

Maria Marqués Feliu es una reconocida especialista en Nutrición y Dietética con más de 20 años de experiencia en su especialidad. En concreto, es experta en dieta para mejorar la fertilidad, alimentación para el embarazo y el postparto, enfermedades digestivas, alergias e intolerancias alimentarias y, además, realiza asesorías de lactancia materna.

Graduada en Nutrición Humana y dietética por la Universidad de Navarra, ha realizado un Máster en Europeo en Nutrición y Metabolismo por la misma universidad. Además, durante su trayectoria profesional, ha combinado su labor asistencial con la investigación en proyectos relacionados con la especialidad.

Actualmente, realiza consultas privadas a través de telemedicina. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Nutrición
    Mesoterapia
    Dieta proteinada
    Dieta hipocalórica
    Tratamiento de la celulitis
    Lipoescultura
    Trastornos alimenticios
    Hipertensión arterial
    Nutrición clínica
    Dietética
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.