La Glándula Parótida

Escrito por: Dr. Pablo Espinosa Calleja
Publicado: | Actualizado: 18/07/2018
Editado por: Top Doctors®

La glándula parótida es un órgano bilateral que produce saliva y la libera directamente en la boca a través de ambas mejillas. Se sitúa por delante de los pabellones auriculares, sobre las ramas y los ángulos mandibulares. 

Patologías de la glándula parótida

Esta glándula puede desarrollar inflamaciones (parotiditis), casi siempre relacionadas con la producción de piedras o litiasis, las cuales obstruyen el drenaje de saliva. La deshidratación también influye en el desarrollo de estas inflamaciones glandulares. Otras causas de la parotiditis son las infecciones víricas (paperas que cursan con fiebre) o las patologías autoinmunes como el lupus, el síndrome de Sjögren, entre otros.

También pueden aparecer tumores en el interior del tejido de la propia glándula parótida. Estos suelen tener características benignas, pero con crecimiento continuado. Es posible que aparezcan algunos de malignos, acompañados de metástasis de otros tumores en los ganglios linfáticos localizados en el interior de la glándula.

Según indican los profesionales en Cirugía Maxilofacial, es importante diagnosticar correctamente los problemas que pueda presentar la glándula parótida. Mediante la exploración clínica del paciente, las pruebas radiológicas (TAC o RMN) y una punción-aspiración con aguja fina (PAAF) se pueden orientar el diagnóstico y el tratamiento de la mayoría de los problemas.

 

Tratamientos para la Glándula Parótida

La parotiditis o inflamación de esta glándula tiene un tratamiento que no precisa cirugía. El uso de antibióticos y antiinflamatorios, hidratar y masajear la glándula son pautas que se recomiendan para resolver la posibles complicaciones. En ocasiones son necesarios pequeños procedimientos quirúrgicos para extraer las piedras de los conductos o drenar abscesos.

 Los tumores de la glándula parótida suelen precisar tratamiento quirúrgico. La glándula es atravesada por el nervio facial, que la divide en lóbulo superficial y profundo. El nervio facial inerva los músculos responsables de los movimientos del rostro. Normalmente la cirugía extrae todo el lóbulo superficial y en ocasiones el profundo, para evitar la reaparición del tumor, preservando el nervio facial y su función.
Unas estéticas incisiones cutáneas y unas medidas de control en el funcionamiento del nervio facial permiten realizar complejas y seguras parotidectomías. Los resultados son excelentes y muy estéticos para pacientes. De todas formas, siempre es muy importante un correcto diagnóstico y discutir los pormenores de la intervención con el cirujano, garantizando el éxito de forma casi completa.

Por Dr. Pablo Espinosa Calleja
Cirugía Oral y Maxilofacial

El doctor Pablo Espinosa Calleja es un destacado especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial. Actualmente, lleva a cabo su actividad profesional en la Clínica Rotger y en el Hospital Universitari Son Espases en Palma de Mallorca. Ha sido galardonado con el Premio de la Fundación San Nicolás de la Real Academia Española de Medicina a la mejor Licenciatura y con una beca AO Fellowship Grant en Johns Hopkins University y University of Maryland, Baltimore, en cirugía reconstructiva y traumatología facial (2009).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.