La falta o vacío permite encontrar el deseo

Escrito por: Mercedes Lledó Oliver
Publicado: | Actualizado: 06/03/2019
Editado por: Top Doctors®

El ser humano viene del útero materno, un lugar en el que no le falta de nada. Cuando nace, descubre un mundo lleno de sensaciones, algunas de ellas negativas, que intentará evitar para recuperar ese momento en el que tenía todo lo necesario.

 

Para conseguir tener esta sensación de plenitud busca silenciar conductas e intentar borrar todo aquello que huela a pérdida, dolor o vacío. Es decir, intentará borrar la falta.

 

Todos los seres humanos tienen falta, lo cual nos permite buscar lo que queremos. Para poder ser conscientes de lo que queremos, debemos hacernos preguntas y escucharnos.

 

La toxicomanía se produce cuando el sujete busca llenar la sensación de vacío.

                                    

La toxicomanía y su relación con la sensación de vacío

 

La toxicomanía, como patología, se produce cuando el sujeto buscar llenar la sensación de falta, de vacío. La paradoja que se produce en estos casos es que, cuando el sujeto intenta llenar el vació existente, lo único que consigue es seguir vaciándose. Este vacío es progresivo en el sujeto, separándose de lo que es y quedándose pegado a la sustancia. Esta adicción se produce debido a que no puede soportar el malestar que padece y la dificultad que produce vivir.

 

El sujeto evita encontrarse con la frustración que le produce que las cosas no siempre sean como uno desea. Desde Triora Adicciones les decimos a nuestros pacientes que “quien no está dispuesto a perder, acabará perdiéndose”, es decir, en la vida se debe renunciar a algo para ganar otra cosa, es un continuo perder y elegir.

 

“Si algo me gusta, me quedo pegado”

 

En este momento deben aparecer los límites, que nos indican cuando podemos realizar cada cosa y si debemos o no hacerla. De este modo las personas pueden relacionarse con las cosas de una forma sana, no tan pegadiza. Esta función es la que no tienen los adictos.

 

Por este motivo, el objetivo del centro es lograr romper esta forma de relacionarse, en la que todo siempre es igual y donde el paciente se siente seguro, para evitar las sensaciones de malestar que no desea.

 

Despegarse cuesta, es una tarea complicada, que implica sentir y renunciar a una rigidez emocional que permite a los sujetos sentirse seguros, tenerlo todo controlado, en un lugar sin riesgos. Realmente pero, por desgracia, se encuentran continuamente en peligro.

 

Para poder romper con esta dinámica y buscar alternativas, el paciente deberá aceptar la falta, reconocer que todo no es posible y así, poner en marcha el deseo.

 

Para más información en toxicomanía contacte con un especialista en Psicología.

 

 Mercedes Lledó Oliver

Por Mercedes Lledó Oliver
Psicología

Destacada especialista en adicciones, Mercedes Lledó Oliver es responsable de la terapia individual y grupal del grupo de pacientes internos en la Clínica Triora. Además, es terapeuta del tratamiento de seguimiento de pacientes externos.

Se licenció en Psicología en la Universidad de Murcia y cuenta con más de 14 años de experiencia en el tratamiento de adicciones


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..