La falsa ciática o pseudociática: un mal diagnóstico puede tener graves consecuencias

Escrito por: Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Publicado: | Actualizado: 06/04/2022
Editado por: Cristina Mateo

La ciática se percibe como dolor que inicia en el glúteo y se extiende hasta la pierna, gemelo e incluso el tobillo. Además, tal y como apunta el doctor, es frecuente que dicho dolor se acompañe de calambres, quemazón y hormigueo.

 

En este artículo hablamos de las dos causas más frecuentes de pseudo-ciática o falsa ciática: el síndrome piramidal y el síndrome sacroilíaco. Estos son dos cuadros de dolor de características similares al de la ciática pero que no están producidas por una hernia discal, y por tanto necesitan un tratamiento específico.

 

¿Qué es el síndrome piramidal?

 

Este síndrome, causado por la inflamación del músculo piramidal, provoca un intenso dolor en la zona del glúteo que puede irradiar hacia la cadera y pierna. Es habitual sentir un dolor similar al de un “cuchillazo” al sentarse o cruzar las piernas, puesto que este movimiento provoca que el nervio se comprima aún más y por ende, se agrave el dolor.

 

A diferencia de la hernia discal donde suele ir acompañada de lumbociatalgia, en el caso del síndrome piramidal el dolor de glúteo y pierna no suele llevar aparejado el dolor de espalda.

 

Diagnóstico y tratamiento del dolor del musculo piramidal

 

Para diagnosticar el síndrome piramidal, dado que el musculo no se visualiza fácilmente en imágenes de resonancia, ecografías o radiografías, es necesario realizar una revisión exhaustiva de un médico especialista que incluya un examen físico y maniobras específicas. También se puede realizar una prueba o test cuando existe sospecha de que el dolor provenga del músculo piramidal. Este procedimiento rápido, indoloro y sencillo consiste en administrar anestésico local en el músculo a través de una aguja guiada por ecografía. Si el anestésico controla el dolor se considera que el diagnóstico es positivo.

 

3 de cada 10 casos de dolor de tipo ciático no provienen de una hernia discal.

 

Las sesiones de fisioterapia son el tratamiento más acertado para estos casos, ya que se puede conseguir relajar el músculo mediante terapia manual. Los programas de ejercicio terapéutico y estiramiento en casa también son muy convenientes.

 

En caso de que el paciente no mejore con las medidas convencionales, estaría indicado el tratamiento con infiltraciones de colágeno purificado en el musculo piramidal. El colágeno actúa como antiinflamatorio, relajante y regenerados del músculo. Para los casos graves o refractarios, se puede optar por la toxina botulínica como tratamiento para bloquear la actividad muscular de forma prolongada.

 

¿Qué es el síndrome sacroilíaco?

 

El síndrome sacroilíaco es una causa poco común de dolor lumbar, pero se estima que puede llegar a producir 1 de cada 5 casos de dolor lumbar en pacientes con artrodesis lumbar. También es muy frecuente en pacientes con enfermedades autoinmunes como artritis reumatoide, espondilitis, LES entre otras.

 

El síndrome sacroilíaco esta producido por inflamación o sobrecarga de la articulación sacroilíaca, la cual se encarga de unir el hueso sacro con el hueso ilíaco de la pelvis. Lo cierto es que hay muchas causas posibles de dolor en esta articulación, desde aspectos anatómicos particulares a haber sufrido traumatismos o cirugía en la columna lumbar.

 

El Dr. Morales Portillo apunta que el dolor sacroilíaco suele ser mecánico en una de las dos articulaciones, siendo poco frecuente que el dolor se produzca en las articulaciones derecha e izquierda a la vez. Esta patología, en ocasiones también acompañarse por clínica neuropática en forma de calambre en la zona posterior de la pierna y que puede confundirse con la ciática a la hora de emitir un diagnóstico. Es importante afinar el diagnóstico de este problema para evitar el caso de que un paciente sea operado de la espalda sin motivo.

 

Diagnóstico y tratamiento del dolor en la articulación sacroilíaca

 

La sacroileítis es una patología difícil de diagnosticar mediante resonancia o radiografía, ya que no siempre se observa lesión en la imagen. Indagar sobre las posibles causas puede ayudar a hacer sospechar sobre esta causa del dolor. Hay ciertos factores de riesgo, como por ejemplo haber sufrido una caída, o un accidente de tráfico.

Para acertar en el diagnóstico es importante realizar las llamadas maniobras sacroilíacas. Si el paciente refiere dolor en 3 de las 5 maniobras, se determina que hay sospecha de que el dolor provenga de la zona sacroilíaca.

 

En cuanto al tratamiento, se basa principalmente en medidas físicas de fisioterapia y medicación oral. En algunos casos, cuando el paciente no responda a estas medidas convencionales, está indica hacer un bloque guiado por imagen ecográfica o rayos X de la articulación con corticoide o plasma rico en plaquetas para controlar la inflamación de la articulación. También se puede realizar una termocoagulación de las terminaciones sensitivas de la articulación por radiofrecuencia cuando la duración del bloqueo no tenga la duración deseada.

 

Conclusiones

 

Como vemos, la ciática no siempre es consecuencia de una lesión en la columna. Precisamente por eso, es muy importante el diagnóstico previo de la lesión y descartar la existencia de otras causas del dolor irradiado antes de valorar la posibilidad de una cirugía de espalda, por las nefastas consecuencias que tendría hacer un mal diagnóstico.

 

Se estima que, en 3 de cada 10 casos, el síndrome piramidal y sacroilíaco están presentes en pacientes con dolor irradiado a la pierna. Ante la sospecha de esta patología, es primordial confirmar el diagnóstico con un test anestésico guiado por imagen.

 

Los anestesistas de la Unidad del Dolor están familiarizados en el diagnóstico y tratamiento de estas patologías, que pueden ser desconocidas no solo para los pacientes, sino también para muchos especialistas.

Por Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Unidad del Dolor

El Doctor Carlos Morales trata a pacientes que no han encontrado solución a su dolor para que recuperen su calidad de vida y vuelvan a realizar las actividades que le necesitan hacer, sin necesidad de medicación ni cirugía.

El Doctor Carlos Morales es licenciado en medicina por la Universidad de Navarra. Como médico anestesista de la Unidad de Tratamiento del Dolor ha realizado un postgrado y tres másters en esta área del tratamiento del dolor: Master de Neurociencias del Dolor de la Universidad de Granada, el Master de Anestesia Regional por ecografía de la Universidad de Salamanca, y Master Experto Universitario en Dolor de la UCA año 2020.

Con sus ocho años de experiencia, el doctor es experto en técnicas mínimamente invasivas en el tratamiento de lumbalgia, ciatalgía, cervicalgia, hernias lumbares, dolor miofascial, dolor neuropático y artrosis, entre otras dolencias.

Como miembro de la Sociedad Española del Dolor, y socio fundador de la Soc. Española Multidisciplinar del Dolor, el doctor Morales es un referente para los pacientes con dolor crónico

Gran experto en los bloqueos guiados por ecografía. Acreditado como Experto en Radiofrecuencia para el tratamiento del dolor lumbar por el comité de radiofrecuencia de la SED, también realiza técnicas como la rizólisis o la radiofrecuencia pulsada con la máxima seguridad y garantía de éxito.

Promotor del empleo de medicina regenerativa como la ozonoterapia, el plasma rico en plaquetas, las células mesenquimales, el ácido hialurónico de nueva generación y el colágeno purificado en la prevención de procesos degenerativos y en el tratamiento del dolor. Defensor del uso de las nuevas tecnologías para la mejora de la atención y accesibilidad del paciente a los servicios médicos.

El doctor Morales realiza más de 500 intervenciones al año para el tratamiento del dolor sin secuelas. Con estas técnicas se facilita que el paciente inicie una rehabilitación temprana, previniendo que el dolor progrese y que llegue a afectar seriamente a la calidad de vida de la persona.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.