La detección precoz es clave en el estrabismo infantil

Escrito por: Dr. Juan Antonio García de Oteyza
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

estrabismo infantilEl estrabismo infantil es la pérdida del paralelismo de los ojos. La desviación puede ser hacia adentro (estrabismo convergente), hacia afuera (estrabismo divergente) o vertical (hacia arriba o hacia abajo).

La causa del estrabismo es multifactorial y todavía ahora desconocemos muchos de los factores desencadenantes. Lo que sí que es seguro es que alrededor de un 97% son de causa funcional, es decir sin lesión alguna orgánica cerebral. En el resto acompaña a enfermedades neurológicas, metabólicas, vasculares o malformativas del sistema nervioso central.

Esta patología puede aparecer a cualquier edad. En la mayoría de los casos, el estrabismo infantil suele aparecer antes del primer año de edad. Los estrabismos tardíos, por encima de los tres años, suelen ser debidos a problemas de refracción no corregidos (sobre todo la hipermetropía). Una vez establecido, el estrabismo no desaparece de forma espontánea.

 

Estrabismo infantil: síntomas

El síntoma más aparente es la desviación, la cual constituye el signo de alarma que obliga a los padres a consultar a un especialista en Oftalmología. Sin embargo, la desviación trae consigo una serie de consecuencias “no visibles”:

  • Ambliopía u ojo vago: el ojo desviado es anulado para no ver doble.
  • Pérdida de la visión binocular y consecuentemente de la estereopsis.

Estas alteraciones son más graves cuanto más precoz es la edad de aparición del estrabismo

 

¿Se puede prevenir el estrabismo infantil?

El estrabismo no se puede prevenir. Sin embargo, la detección precoz es muy importante para tratarlo lo más rápidamente posible e intentar revertir las consecuencias anteriormente señaladas. En este sentido, los oftalmólogos reciben una gran ayuda por parte de los pediatras que son los que tienen contacto más continuado con los niños, que conocen perfectamente esta patología y derivan a los niños con prontitud al especialista.

En cualquier caso, y como norma, todos los niños (aunque los padres no noten nada) deberían ser explorados por un oftalmólogo a los tres años. En los casos en los que existan antecedentes familiares de estrabismo u ojo vago, la revisión debería ser todavía más precoz.

 

Tratamiento del estrabismo infantil

No existe un tratamiento estándar para el estrabismo aunque se puede establecer un algoritmo terapéutico. En primer lugar, hay que descartar un defecto de refracción y, si existe, es necesaria la prescripción de cristales correctores.

Si existe ambliopía, ésta debe ser tratada por los diversos métodos disponibles en función de la gravedad de la misma (oclusión, penalizaciones, etc.). Por último, se realizará una intervención quirúrgica en todos aquellos casos en los que la desviación origine un defecto estético suficientemente apreciable.

El tratamiento del estrabismo es largo y necesita ser vigilado durante muchos años. Desgraciadamente, la cirugía se debe repetir en un 30% de los casos. La razón de este elevado número de fracasos se debe a que el cerebro del niño que padece estrabismo infantil no siempre acepta como buena la posición que se induce por la cirugía y tiende a llevar al ojo de nuevo a la posición primitiva.

Por Dr. Juan Antonio García de Oteyza
Oftalmología

El Dr. García de Oteyza es un destacado especialista en Oftalmología de Barcelona. Además de su recorrido como médico, el doctor es un habitual conferenciante, ponente e incluso redactor en revistas científicas sobre su especialidad. Después de haber pasado diecisiete años como Jefe de servicio de Oftalmología del Institut Dexeus, dedica actualmente su actividad profesional a una consulta privada propia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.