¿La cirugía metabólica cura la diabetes?

Escrito por: Dr. Manuel Ruiz López
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo

La cirugía metabólica no cura la diabetes, aunque sí ayuda en el control de la misma, ya que los pacientes que se someten a esta cirugía consiguen no necesitar el uso de insulina y las cifras de tensión arterial mejoran en pacientes obesos.


De cualquier forma, a día de hoy, sólo determinados casos de diabetes pueden terminar en quirófano, para lo cual es imprescindible un equipo multidisciplinar que valore el caso y es fundamental la opinión del endocrinólogo.

 

La cirugía metabólica no cura la diabetes, aunque sí ayuda en el control de la misma.
 

 

La Asociación Española de Cirujanos y la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad establecen unos criterios para tratar quirúrgicamente la obesidad severa o mórbida y la diabetes. Los pacientes se tendrán en cuenta como candidatos a tratamiento quirúrgico si cumplen los siguientes requisitos:

  1. Obesidad de larga evolución (una duración de 3 a 5 años)
  2. Fracaso de tratamiento dietético controlado por un especialista (al menos durante 6 meses, sin conseguir la pérdida de peso deseada o recuperación posterior rápida)
  3. Edad entre 18 y 65 años
  4. Indicaciones según Índice de Masa Corporal (IMC) y comorbilidades:
    • Pacientes con IMC superior a 40 kg/m2, sin problemas médicos coexistentes y para quienes la cirugía bariátrica no estaría asociada a un riesgo excesivo.
    • Pacientes con IMC mayor de 35 kg/m2 con una o más comorbilidades graves relacionadas con la obesidad.
    • Pacientes como puente para trasplante renal o pacientes con insuficiencia renal crónica que requieren diálisis.
    • Pacientes con IMC>35 kg/m2 y objetivo terapéutico de control de peso y marcadores bioquímicos mejorados de riesgo de enfermedad cardiovascular.
    • Pacientes con IMC>30kg/m2 y objetivo terapéutico de control de peso y marcadores bioquímicos mejorados de riesgo de enfermedad cardiovascular.
    • Pacientes con IMC >30 kg/m2 y objetivo terapéutico del control glucémico en la DM2 y marcadores bioquímicos mejorados del riesgo de enfermedad cardiovascular.
  5. Capacidad para comprender el procedimiento al que será sometido y los riesgos asociados, y para comprender y seguir las medidas higiénico-dietéticas que se le recomienden.
  6. Motivación para someterse a la cirugía y firma del consentimiento informado.
  7. Ausencia de contraindicación anestésica y riesgo quirúrgico aceptable (ausencia de patología asociada grave: cardiopatía severa, patología respiratoria severa, elevado riesgo trombótico, insuficiencia renal severa, enfermedad neoplásica activa, enfermedad hepática avanzada, etc)
  8. No hábitos tóxicos: alcohol o drogodependencia.
  9. No patología psiquiátrica grave (en caso de trastornos de ánimo y ansiedad, trastorno por atracón y síndrome de alimentación nocturna, deben tener tratamiento adecuado de salud mental y ser controlados estrictamente).
     

¿Cuándo no se recomienda la cirugía metabólica?

En muchos casos existen contraindicaciones relativas o absolutas que hacen que no se recomiende la cirugía metabólica:

  1. No hay pruebas suficientes para recomendar un procedimiento quirúrgico bariátrico específicamente para el control glucémico solo, la reducción de los lípidos exclusivamente o la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular de forma única, independientemente del IMC.
  2. Obesidad secundaria a endocrinopatías no tratadas adecuadamente con medicación.
  3. Enfermedad neoplásica activa.
  4. No comprensión o aceptación de los riesgos asociados a la intervención quirúrgica y de las medidas higiénico-dietéticas recomendadas.
  5. Pacientes con trastornos bipolares graves y no tratados.

Por tanto en determinados casos de diabetes tipo 2 con peso corporal elevado (IMC>30Kg/m2) sí está recomendada este tipo de cirugía metabólica con buenos resultados y complicaciones escasas aunque graves en algunos casos.
 

Dependiendo de las circunstancias del paciente, la técnica quirúrgica puede variar. Habitualmente se realiza el bypass gástrico o la gastrectomía vertical, ambas por laparoscopia. El ingreso hospitalario habitual es de 3-4 días.

Por Dr. Manuel Ruiz López
Cirugía general

El Dr. Ruiz es un reputado especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, además de Coloproctología (cuyo perfil puede visitarse aquí). Cuenta con más de 20 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto, como cirujano general es experto en laparoscopia, obesidad, cirugía de la vesícula biliar, hernia inguinal, cirugía de la pared abdominal y cirugía con el robot da Vinci, ya que posee una acreditación especial para su utilización. 

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo tutor de médicos residentes en el Hospital Carlos Haya de Málaga, en Cirugía General y del Aparato Digestivo. Además, también ha desarrollado una importante tarea investigadora y divulgativa, siendo autor de más de 40 publicaciones en revistas científicas a nivel nacional e internacional, habiendo publicado 2 libros de la especialidad y participado en más de 150 ponencias, comunicaciones y congresos médicos. En la actualidad ejerce en el Hospital El Ángel y el Hospital Carlos Haya, ambos de Málaga. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.