La artrosis: explicación y consejos para prevenirla

La artrosis: explicación y consejos para prevenirla

Escrito por: Dr. Santiago Faus Riera
Publicado: | Actualizado: 14/08/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La artrosis es la enfermedad de la lesión y posterior deterioro del cartílago articular. El resultado es la lenta deformación de la articulación dañada, habitualmente dolor, rigidez y progresiva incapacidad. Esta dolencia puede asentar en cualquier articulación de nuestro organismo. Las articulaciones más comunes afectadas son: manos, columna vertebral, rodillas y caderas. La artrosis es una enfermedad muy común y aumenta con la edad. Es más frecuente en mujeres y afecta aproximadamente a un 10 % de la población.

 

Causas y diversos factores de la artrosis

  1. Los factores genéticos son los que menos podemos modificar en la enfermedad y en algunos casos la genética condiciona deformidades morfológicas: Escoliosisis, pie plano, rodillas arqueadas o en X, piernas mas largas, displasia de cadera, etc. Estas ocasionan un desequilibrio en la distribución de cargas favoreciendo el desarrollo de la artrosis. En estas situaciones, podemos intervenir para prevenir sus consecuencias degenerativas.
  2. Factores ligados a enfermedades. La más relevante de estas es la obesidad. Está sobradamente documentado que es una de las habituales causas y hace que la artrosis evolucione más rápidamente y sea más incapacitante. La diabetes y otras enfermedades endocrinas y metabólicas también predisponen a la artrosis. Las enfermedades inflamatorias o infecciosas que cursan con artritis tambén lesionan y deterioran el cartílago.
  3. Factores ligados a lesiones dentro o fuera de las articulaciones que ocasionen inestabilitad en el complejo articular o alteración en la distribución de cargas. Hablamos de lesiones traumáticas en ligamentos, tendones y músculos y dentro de la articulación en meniscos, cápsulas, cartilagos y ligamentos intraarticulares. Un buen tratamiento ortopédico y/o quirúrgico es clave para prevenir la artrosis en estos casos.
  4. Factores ligados a sobrecargas. Las actividades profesionales o deportivas que exijan posturas forzadas mantenidas o una sobrecarga excesiva para el normal equilibrio del músculo, hueso y articulación son favorecedoras de artrosis. En estos factores podemos incidir plenamente. Si se siguen disciplinadamente unas pautas de prevención conseguiremos un buen control de la enfermedad degenerativa articular, tanto en limitar su aparición como retardar su evolución y secuelas..

Actuando sobre los factores mencionados incidimos de manera determinante para limitar la presentación de la enfermedad o modificar favorablemente su evolución. Estas medidas de prevención se organizan en:

  1. Control de la Obesidad. Esta es una de las causas más favorecedoras de la artrosis en la rodilla , cadera y columna lumbar. Es preciso actuar sobre esta si se quiere conseguir una buena prevención y tratamiento. No existe una dieta para la prevención de la artrosis. La mejor dieta es aquella que nos proporciona normopeso sin eliminar los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo. La dieta en las personas con obesidad tendrá que ser baja en calorías. Es necesario acudir a un profesional para su control y seguimiento.
  2. Mejore sus hábitos posturales: En nuestra sociedad una gran proporción de nuestro tiempo estamos sentados. El asiento tiene que tener respaldo, manteniendo las caderas y rodillas en posición natural. Al estar sentado nuestros pies han de estar apoyados en el suelo o sobre un reposapies. Evite los sillones o sofás hundidos. La hiperflexión de rodillas (cuclillas o sentadillas) son inapropiadas para las rodillas lesionadas. Esta posición en personas mayores ha de limitarse o abstenerse en actividades deportivo-recreativas como el yoga, pilates o estiramientos forzados del músculo cuádriceps.
  3. Ejercicio: “Quien mantiene el músculo salva la articulación". Este dicho lo resalto en la sala de espera de mi consulta. Es conveniente remarcar la importancia del movimiento adaptado en cada caso para una buena salud articular. También un plan específico de ejercicios adaptados a cada situación y edad. Son las medidas de autocuidado del aparato locomotor. En general los deportes de contacto o de gran exigencia física son menos recomendables. El ejercicio mantiene su efecto preventivo si es regular su ejecución. Si lo desarrollamos en el medio acuático, disminuimos las cargas mecánicas en rodilla, cadera o columna vertebral. Por esto es tan beneficioso en la enfermedad degenerativa articular. El reposo ha de complementarse con el ejercicio. Ha de instaurarse en cortos periodos de tiempo, sobre todo después de grandes exigencias de carga articular o de brotes de los síntomas artrósicos.
  4. Evitar las sobrecargas mecánicas: El uso de calzado adecuado protege de la artrosis de pies, rodilla, caderas y columna lumbar. Este calzado precisa que tenga suela gruesa con efecto amortiguador. La sujeción posterior del tobillo y talón ha de ser firme. Es necesario plantearse la utilización de plantillas para corregir o minimizar los defectos del apoyo plantar. Desestime el calzado plano o con tacón excesivo si quiere cuidar estas articulaciones.

 

 

Artículos para prevenir y paliar la artrosis

La rodillera o el corsé lumbar puede tener un efecto beneficioso transitorio. Así, su indicación es limitada en el tiempo y siempre ha de procurar sustituirse con la compensación natural que supone tener un buen tono muscular, mediante un programa de ejercicios específico en cada caso y regular en su aplicación. De la misma manera son muy convenientes el uso de guantes en según qué oficios manuales o actividades deportivas. También los protectores de tendones para el antebrazo.

En definitiva, no hay un plan común de prevención. Cada persona y cada edad tiene sus propias circunstancias y necesidades. Es tarea del Reumatólogo saber ajustarlas en cada caso.

Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor
Reumatología en Barcelona

Por Dr. Santiago Faus Riera
Reumatología

El prestigioso especialista en Reumatología, el Dr. Faus Riera, en 1979 se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona y es Doctor en Medicina y Cirugía en grado Cum Laude por la UAB desde 1989. Inició su actividad profesional en el Servicio de Urgencias del Hospital del Mar, donde aplicó sus conocimientos durante seis años. El Dr. Santiago Faus es especialista en el diagnóstico y tratamiento de las patologías del aparato locomotor y en el asesoramiento de la actividad física y deportiva en adultos y la tercera edad. Desde 1988, es Consultor de Reumatología del Hospital de Barcelona y desde 2008, es Jefe de Servicio de Reumatología del Hospital General de Catalunya.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.