La alopecia y sus diferentes tipos

Escrito por: Dr. Juan Ferrando Barberá
Publicado:
Editado por: Albert González

El término alopecia significa pérdida adquirida del cabello, reservando para atriquia la pérdida congénita de aquél.

 

En general, dividimos las alopecias en cicatriciales y no cicatriciales, según exista un daño irreparable del folículo, en el primer caso, o no lo haya. Por ejemplo, una quemadura en el cuero cabelludo o la afección folicular de algunas dermatosis, tales como el lupus, la esclerodermia o el liquen plano justamente en el cuero cabelludo producirán alopecia cicatricial. Mientras que la alopecia areata, donde sólo se observa un infiltrado inflamatorio peripilar, o la alopecia androgenética, calvicie común, serían de tipo no cicatricial.

 

Asimismo, las alopecias pueden presentarse de forma difusa (efluvios, calvicie común) o localizada (alopecia areata, alopecia triangular congénita), además de ser de curso agudo (efluvios) o crónico (casos severos de alopecia areata, alopecias cicatriciales). Por tanto, un paciente que nos consulta por pérdida de cabello requiere de una buena historia clínica, especialmente en lo que se refiere a antecedentes personales, y de una exploración adecuada.

 

La alopecia en sí misma no es una enfermedad, sino un signo de una patología capilar que hay que diagnosticar apropiadamente.

 

El término alopecia significa pérdida adquirida del cabello.

 

En cuanto a las diferentes alopecias que existen, podemos diferenciarlas básicamente en 5 tipos:

  • Hipotricosis congénitas y Displasias pilosas (malformaciones congénitas del cabello). En general, se trata de niños que desde siempre tienen poco pelo o un cabello pobre y escaso, el cual se rompe con facilidad sin llegar a alcanzar una longitud determinada. Puede ser un defecto aislado la mayor parte de las veces o acompañarse de hiperqueratosis de los folículos pilosos (queratosis pilar decalvante, monilethrix). Además, aunque más extrañamente puede deberse a otros defectos de uñas, ojos, sudoración escasa, baja estatura (el amplio grupo de las displasias ectodérmicas). Este grupo de alopecias muchas veces forman parte de síndromes generales congénitos como el síndrome de Menkes, el de Netherton, la tricotiodistrofia, etc.). Y también el diagnóstico del pelo puede ayudar o contribuir al diagnóstico de la enfermedad genética de base. En estos casos, el cabello mejora aplicando soluciones de minoxidil del 1-3% (según la edad) y aporte oral de nutricosméticos capilares.
  • Alopecia cicatricial. Es aquella producida por un daño directo sobre la raíz del pelo como un traumatismo, radioterapia en el cuero cabelludo para tratamiento de cánceres, quimioterapia intensa, tricotilomanía (manía de estirarse el pelo hasta que se produce alopecia) de forma crónica y sostenida, tiñas mal curadas, foliculitis crónicas de cuero cabelludo y enfermedades inflamatorias crónicas que afectan selectivamente el bulbo piloso hasta que lo atrofian (liquen plano pilar, lupus eritematoso, esclerodermia, alopecia frontal fibrosante, entre otras). En estos casos lo más importante es tratar la causa, si es posible, (tricotilomanía, tiña, foliculitis, lupus, liquen, quimioterapia...) y, en segundo lugar, intentar reforzar el cabello preservado y recuperar algo del perdido, aunque sean pequeños vellos. En estos casos también se emplean soluciones con concentraciones de minoxidil que oscilan entre el 3 y el 5% para ayudar a solucionar el problema, además de otras terapias según los casos. También en algunos casos las reducciones quirúrgicas de las áreas alopécicas mediante plastias por deslizamiento y/o el autotrasplante de folículos pilosos pueden contribuir a la restauración de la alopecia.
  • Otros tipos de alopecia merecen atención aparte:
    • Efluvios.
    • Alopecia areata.
    • Calvicie común (alopecia androgenética).

Por Dr. Juan Ferrando Barberá
Dermatología

El Dr. Prof. Juan Ferrando Barbera es un reputado dermatólogo en Barcelona con casi cinco décadas de experiencia médico-profesional. Actualmente, es codirector del Centro Dermatológico Ferrando Navarra, en la Rambla de Catalunya de Barcelona. Es experto en tricología, dermatología pediátrica, dermatología general, fotodepilación, plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento, alopecia, dermatitis o enfermedades raras de la piel, entre otras. 

Actualmente, ejerce en el Gabinete Dermatológico, y hasta 2019 compaginó su labor como médico consultor del departamento de Dermatología del Hospital Clínic con la docencia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, donde actualmente es profesor honorario. A lo largo de su trayectoria profesional, ha elaborado más de 300 artículos, capítulos de libros y monografías de la especialidad, y ha asistido a numerosos cursos y congresos. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes