Inseminación artificial: procedimiento y tasas de éxito

Escrito por: Dra. Sylvia Fernández-Shaw Zulueta
Publicado: | Actualizado: 16/07/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

El año 2017 es el primer año en el que el Informe sobre el Registro de Reproducción Asistida en España da cifras completas sobre los tratamientos realizados en nuestro país (en el año 2014). El motivo es que hasta ahora la participación era voluntaria, y sólo a partir de este año es obligatoria.

 

Actualmente, un total de 272 centros en España ofrecen tratamientos de Inseminación artificial. En el año 2014 se realizaron 40.177 ciclos, de los que se originaron 3.838 partos únicos, 486 partos gemelares y 21 triples; haciendo un total de 4.345 embarazos a término y 4.873 niños nacidos.

 

Evolución de la inseminación artificial

La primera inseminación realizada en humanos tuvo lugar en Escocia en 1790, aunque la técnica se utilizaba en animales desde varios siglos antes. Los cambios de la técnica desde entonces han sido muchos y tienen que ver con la preparación de la muestra de semen, el lugar donde se depositan los espermatozoides, así como la preparación y el control de la ovulación de la mujer. A pesar de esto sigue siendo el tratamiento de reproducción asistida más sencillo y el primero al que se enfrentan muchas parejas con problemas de fertilidad.

 

mano bebe

 

Técnica de la inseminación artificial

La inseminación artificial consiste en controlar o estimular la ovulación de la mujer e introducir los espermatozoides de la pareja o de un donante dentro del útero el día de la ovulación.

 

El tratamiento comienza con la regla de la paciente; al finalizar ésta, se realizan de 1 a 3 ecografías a lo largo de una semana para controlar el día y hora de la ovulación (ésta podrá ser de uno o más óvulos, si desde la regla se han estimulado los ovarios con fármacos orales o inyectables).

 

El mismo día de la ovulación (alrededor del día 10 al 16 del ciclo), la pareja de la paciente producirá una muestra de semen que será preparada en el laboratorio para la inseminación; en el caso de utilizar semen de donante, una muestra será descongelada. Esta preparación selecciona los espermatozoides de mayor movilidad y elimina los muertos o inmóviles de la muestra de semen a inseminar.

 

A continuación, a través del cuello uterino el especialista en Reproducción Asistida introducirá una cánula fina cargada con los espermatozoides, que se depositarán en la cavidad uterina. Este procedimiento no es doloroso, dura pocos minutos y puede realizarse en consulta. Terminada la inseminación la paciente permanece en reposo unos 10 minutos, y al cabo de 15 días se podrá realizar una prueba en sangre u orina que confirme o no el embarazo.

embarazo multiple

 

La probabilidad de éxito de la inseminación artificial conyugal ronda el 15-20% por inseminación, y un 35% al cabo de 3 intentos. En la inseminación con semen de donante el éxito es del 25-30% por ciclo y del 60% al cabo de 3 intentos. Los motivos de estas diferencias pueden ser múltiples, pero el principal es que la inseminación artificial conyugal se ofrece a parejas con una historia de esterilidad, mientras que la inseminación con semen de donante se realiza principalmente en mujeres sin pareja masculina, y por lo tanto sin problemas de fertilidad.

 

Riesgos de la inseminación artificial

La inseminación artificial es un tratamiento con pocos riesgos. El más importante y frecuente es el embarazo múltiple. Como muestran los datos del 2014 publicados, alrededor del 10% de los partos derivados de inseminación artificial fueron gemelares, mientras que el 0,5% fueron triples. El embarazo múltiple se asocia con un aumento de los riesgos durante el embarazo tanto para la madre como para los niños nacidos, por lo que debemos intentar disminuir su frecuencia.

 

El segundo riesgo y muy infrecuente, es la hiperestimulación ovárica, que se podría derivar de una respuesta exagerada de los ovarios a los fármacos estimulantes de la ovulación, y que puede provocar un aumento del tamaño y de la producción de hormonas de los ovarios, así como una retención de líquido abdominal importante. Esta situación puede requerir realizar reposo durante unos días tras la inseminación, o la cancelación del ciclo de tratamiento.

Por Dra. Sylvia Fernández-Shaw Zulueta
Reproducción asistida

Dirige la Unidad de Reproducción Asistida de URH García del Real. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el campo de la Reproducción Asistida. Es, además, Doctora por la Universidad de Oxford con un trabajo sobre endometriosis. Tiene diversas publicaciones y conferencias sobre Reproducción Asistida, especialmente sobre endometriosis, protocolos de estimulación ovárica, prevención de embarazo múltiple, transferencia embrionaria en blastocistos y el impacto de las técnicas de Reproducción Asistida sobre la salud de los niños nacidos de las mismas.

Es miembro del Grupo de Interés de Salud Embrionaria de la Sociedad Española de Fertilidad desde el 2005.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.