Incontinencia urinaria: tipos y soluciones

Escrito por: Dr. Juan José Escribano Tórtola
Publicado: | Actualizado: 13/11/2018
Editado por: Yoel Domínguez Boan

La Sociedad Internacional de Uroginecología determina tres tipos de incontinencia de orina: la incontinencia urinaria de esfuerzo, la incontinencia urinaria de urgencia y la mixta.

 

Incontinencia urinaria de esfuerzo

Este tipo de incontinencia está causada habitualmente por un defecto del esfínter uretral y que se manifiesta de forma habitual con pérdidas de orina al realizar esfuerzos como correr, saltar, levantar pesos, subir escaleras, reírse o estornudar entre otros.

Pese a que existen tratamientos médicos y regulo-habilitadores del suelo pélvico que pueden disminuir los síntomas, el tratamiento definitivo es el quirúrgico, mediante la colocación de unas mallas o bandas en la zona afectada.

Cabe destacar que en los últimos años la tecnología láser aplicada en área uretral y vaginal ha mejorado obteniendo buenos resultados en casos de incontinencia leve o moderada por el efecto regenerativo de los tejidos afectados en esa zona, ayudando a que ejerzan su función de forma correcta.

En la incontinencia urinaria de urgencia la paciente no puede aguantar las ganas de miccionar
 

Incontinencia de orina de urgencia

Está caracterizada por una hiperactividad del músculo detrusor de la vejiga que hace que la paciente no pueda aguantar las ganas de miccionar y que tenga signos de urgencia miccional. Este tipo de incontinencia se suele tratar con medicación.

Cabe destacar también la incontinencia urinaria mixta, que mezcla síntomas de las dos anteriores.

 

Otros tipos de incontinencia de orina

Incontinencia por rebosamiento: este tipo de incontinencia suele aparecer en trastornos y en enfermedades urológicas, en traumatismos o en enfermedades metabólicas entre otros que afectan al sistema nervioso central y periférico de la micción.

Esta incontinencia se caracteriza porque la paciente no es capaz de controlar ni de forma voluntaria ni involuntaria la micción, produciéndose escapes de orina cuando la vejiga alcanza su máximo de capacidad y rebosa. Su tratamiento suele ser el de la patología de base.

Por último, está la incontinencia que se produce durante el embarazo, que en ocasiones está producida por el efecto fisiológico de la gestación, que causa una pérdida de tono muscular en el suelo pélvico y en los esfínteres de la uretra, al margen de la compresión que el útero ejerce sobre la vejiga.

Para ello, son importantes los ejercicios de preparación al parto, evitándose así efectos indeseables en la mencionada zona muscular y de tejido conjuntivo para poder recuperarla adecuadamente tras el parto, previniendo la incontinencia de esfuerzo que puede quedar residualmente tras el parto.

Todos los tipos de incontinencia precisan de un estudio y valoración por parte de un especialista en Ginecología para determinar de qué tipo se trata y en ocasiones si aparecen de forma única o combinada y elaborar la propuesta terapéutica más adecuada para cada caso.

Por Dr. Juan José Escribano Tórtola
Ginecología y Obstetricia

El Dr. Escribano Tórtola es un destacado ginecólogo con más de 20 años de experiencia en Ginecología y Obstetricia, y en Ginecología Estética y Funcional. Es miembro de la Sección de Ginecología Oncológica y Patología Mamaria de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y de la Asociación Española de Menopausia (AEEM) y Coordinador del Grupo de Rejuvenecimiento Vulvovaginal de la AEEM.

El Dr. Escribano se ha formado en diferentes centros nacionales y en alguno internacional (Clermond Ferran en Francia, Clínica Mayo en EEUU y Turquía) y está reconocido por el European College of Aesthetic Medicine and Surgery. Ha realizado decenas de cursos y ha participado en numerosos libros, publicaciones y comunicaciones.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes