Implicaciones de la Valoración del Daño Corporal (VDC)

Escrito por: Dr. Jordi Canosa i Aresté
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

La valoración del Daño Corporal es una actividad médica encuadrada en la llamada medicina pericial, es decir, la que sirve de apoyo legal para que el Juez dicte una resolución. En suma, se trata de identificar secuelas de accidentes o de patologías degenerativas y cuantificarlas en puntos determinados por Ley.

 

La finalidad del perito valorador del daño corporal es la realización de un informe o dictamen médico acreditando y fundamentando los déficits funcionales o secuelas registrados. No se trata tanto de una incapacidad sino de dictaminar el porcentaje de minusvalía, también determinado por Ley, y como conclusión proponer una incapacidad absoluta (para todo tipo de trabajo), total (para la profesión habitual) o parcial (puede trabajar con determinadas limitaciones).

 

La Valoración del Daño Corporal es necesaria para la elaboración de una pericia.

 

Los criterios deben ser siempre objetivos y basarse en la documentación y pruebas médicas ya realizadas, exploración clínica minuciosa y, en caso procedente, realizar nuevas pruebas médicas. Todo ello irá encaminado a la realización del pertinente informe o dictamen médico-pericial.

 

Algunos ejemplos ilustrativos de la funcionalidad e importancia de los informes periciales

 

Pongamos por caso que una persona sufre un accidente de tráfico y como consecuencia del mismo sufre una cervicalgia. En el Hospital le diagnostican "latigazo cervical". El paciente permanece unos días de baja y le queda un dolor residual.

 

Tiene derecho a una indemnización y para reclamarla necesita el dictamen de un médico valorador de Daño Corporal que determine los días de baja (los hay de diferente cualificación) y las secuelas que han quedado (y las cuantifique en puntos determinados por Ley). En base a ello se determina el montante de la indemnización que debe pagar la Aseguradora.

 

Otro ejemplo sería el caso de un trabajador que no puede continuar con su actividad laboral después de sufrir un accidente laboral. En este caso, también necesita un dictamen o informe pericial que determine el porcentaje de minusvalía.

 

La importancia de la Valoración del Daño Corporal es tal que sin ella no se podrían realizar, en muchos casos, los ya citados informes periciales y, consecuentemente, acreditar el porcentaje de minusvalía que daría lugar a una incapacidad.

Por Dr. Jordi Canosa i Aresté
Traumatología

El Dr. Canosa i Aresté es un reputado especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica con más de 20 años de experiencia en la profesión. Durante su formación académica, fue becado en diversas ocasiones y realizó una estancia en el Hospital HFR Fribourg (Suiza), junto al Prof. Kohut, donde se formó en técnicas de prótesis invertida de hombro. Entre sus principales tratamientos destacan: artrosis, epicondilitis, luxación de hombro, fractura de muñeca y contractura de Dupuytren.

Además de por su actividad laboral, el Dr. Canosa i Aresté también es conocido por su labor divulgativa y asidua asistencia a cursos y congresos de la especialidad, habiendo publicado en más de 15 revistas de ámbito nacional e internacional. También es profesor en Cursos de Doctorado de la Universidad Autónoma de Barcelona y ha ejercido como Vocal del Comité Organizador del Congreso de la Socidad Española de Ciurgía del Hombro y Codo.

Actualmente ejerce en diferentes hospitales y en el Centro Médico Asina y Centro de Rehabilitación Romero. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..