Hipotiroidismo

Escrito por: Dra. Elisa Hernández Rivas
Publicado: | Actualizado: 09/11/2018
Editado por: Top Doctors®

El hipotiroidismo es aquella situación en la que la producción de hormonas tiroideas es insuficiente. Es más frecuente en mujeres que en hombres.

 

Causas del hipotiroidismo

El hipotiroidismo primario es la alteración de la propia glándula tiroides y es con diferencia la causa más frecuente. Existen múltiples motivos. El más habitual es la destrucción autoinmune (por los anticuerpos que son unas proteínas que produce tu organismo y se fijan al tiroides pudiendo alterar su función) o por enfermedades que produzcan inflamación del tiroides. También se puede producir por alternaciones del yodo. En ocasiones aparece tras quitar el tiroides en una cirugía o tras el tratamiento con Iradiactivo para frenar una excesiva función del tiroides. También puede producirse por algunos medicamentos como la amiodarona, el litio, el interferón… Otra de las causas es que fallen otras glándulas ubicadas en el cerebro que se encargan de estimular al tiroides para que funcione.

En los casos en los que el hipotiroidismo surge como consecuencia de un mal funcionamiento de la hipófisis o del hipotálamo hablamos de hipotiroidismo secundario o terciario. Sin embargo, esto es difícil que se produzca y son una causa poco frecuente.

Síntomas y diagnóstico

Las hormonas tiroideas actúan en multitud de órganos y existen todo tipo de manifestaciones que pueden aparecer. Es frecuente que aparezca un cansancio extremo, estreñimiento, caída anormal del cabello, trastornos en la menstruación, cambios en la piel, retraso del crecimiento en los niños, enlentecimiento en el habla, en el pensamiento y falta de memoria, anemia…

El diagnóstico se realiza mediante una analítica que permite calcular los niveles de hormonas tiroideas y de hormona estimulante del tiroides. Cuando el tiroides falla se produce un aumento de hormona estimulante del tiroides o TSH en sangre. Hay una situación frecuente que se conoce como hipotiroidismo subclínico en la que tus niveles de hormona estimulante están elevados aunque los niveles de hormonas tiroideas son normales y se debe a que el fallo de tu tiroides es leve. En el caso de que estés embarazada, los valores de normalidad son distintos que en el resto de la población porque necesitas una cantidad mayor de hormona tiroidea. Cuando tus niveles de hormona estimulante del tiroides y de hormonas tiroideas son bajos la alteración está en las regiones cerebrales encargadas de estimular al tiroides.

 

Tratamiento adecuado

El tratamiento se realiza con unos comprimidos que contienen hormona tiroidea, que tomarás en ayunas y que se absorben en el intestino. Éstos tienen la misma función que la propia hormona. La dosis que recibas dependerá de la gravedad del hipotiroidismo, de tu edad, de tu peso y de si tienes problemas cardiacos. Para saber si la dosis es correcta se debe realizar una analítica 6 semanasdespues de haber iniciado el tratamiento y posteriormente a los 3-6 meses hasta alcanzar tu dosis de mantenimento y después será necesario que hagas controles periódicos, en general anuales pero esto puede variar. En caso de que presentes un hipotiroidismo subclínico se recomienda iniciar tratamiento cuando la hormona estimulante supera la cifra de 10, si se trata de cifras intermedias el médico debe valorar el tratamiento adecuado para cada  situación. 

 

Dra. Elisa Hernández Rivas

Por Dra. Elisa Hernández Rivas
Endocrinología

Tras 15 años de experiencia, esta doctora se ha convertido en una experta en tratamiento de patologías de tiroides, glándulas suprarrenales, paratiroides, hipófisis, trastornos de los lípidos, obesidad mórbida, enfermedades del metabolismo calcio-fósforo, diabetes mellitus y enfermedades endocrinas durante el embarazo.