Hilos tensores de polidioxanona para rejuvenecer el rostro

Escrito por: Dra. Montserrat Casas Ripoll
Publicado: | Actualizado: 24/04/2018
Editado por: Ester Izquierdo Romagosa

Los hilos tensores de polidioxanona (PDO), también llamados “hilos mágicos”, son una técnica de Medicina Estética que consigue rejuvenecer y reafirmar la piel de la cara desde el interior y sin necesidad de cirugía, con o sin anestesia y, lo más importante, sin cambiar la expresión de la cara.

La PDO es un material que se emplea frecuentemente para las suturas en cirugía cardiaca, ya que contribuye a la cohesión de las células. Además, este material es totalmente compatible con el cuerpo, estéril y reabsorbible. Gracias a estos hilos mágicos, se consigue un efecto lifting regenerativo, es decir:

 

  • Los hilos forman un soporte para los tejidos flácidos
  • La PDO estimula la síntesis de elastina y colágeno y la piel se redensifica

Tratamiento con hilos tensores: en qué consiste

En primer lugar, el especialista realiza un estudio minucioso de las zonas del rostro a tratar para luego elaborar un diseño de las zonas que deben ser tensadas y marcarlas con precisión. Una vez limpiada la piel, se aplica una crema anestésica para que no haya molestias.

El procedimiento consiste en infiltrar cada hilo mágico a nivel subcutáneo, guiado por una aguja fina que luego se retira con una pequeña rotación. Gracias al diámetro tan reducido de los hilos de PDO, se pueden utilizar agujas más finas, de modo que el procedimiento es menos traumática que otros tipos de hilos.

El número de hilos necesario depende de los puntos a tratar y de las condiciones de cada paciente.

 

Contraindicaciones de los hilos tensores

El tratamiento con hilos tensores con PDO no está indicado para pacientes que presenten las siguientes condiciones:

 

  • Enfermedades autoinmunes
  • Infección en la zona de tratamiento
  • Diabetes severa
  • Embarazo y lactancia

 

Resultados de los hilos tensores

La unión de proteínas estructurales producida por los hilos de PDO produce múltiples efectos terapéuticos:

 

  • Redensificación cutánea: estimulan los fibrocitos, que producen elastina y colágeno, de modo que aumentan la densidad y la elasticidad de los tejidos.
  • Firmeza: es decir, efecto lifting. La elastina y el colágeno producidos funcionan como una red de soporte para la piel, así que la piel recupera firmeza y la flacidez disminuye.
  • Tersura y luminosidad: también estimulan la microcirculación del área, de modo que piel está más oxigenada, luminosa y tersa.
  • Prevención: gracias a la revitalización de los tejidos, se ralentiza el envejecimiento y la flacidez.

Estos resultados pueden mantenerse durante un periodo de entre uno y dos años.

 

Posibles efectos secundarios de los hilos tensores

Antes de someterse al tratamiento, es importante tener presente los efectos secundarios que puede producir:

 

  • Molestias (primeros días)
  • Hematoma hipodérmico (se reabsorbe en unos días)
  • Inflamación local (muy raramente)
  • Infección local (muy raramente)

Por Dra. Montserrat Casas Ripoll
Medicina estética

La doctora Casas es toda una referente en Medicina Estética, dirige su propia clínica desde el año 1987. Es Doctora por la Universidad de Málaga, ha completado su formación con un Máster en Medicina Estética, Máster en Senologia y Patología Mamaria. Se ha formado también tratamientos en toxina botulínica.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.