Hernia discal: tratarla sin cirugía es posible

Escrito por: Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Publicado: | Actualizado: 25/08/2023
Editado por: Alicia Arévalo

La hernia discal es uno de los problemas de espalda más incapacitantes que existen, pero gracias a las nuevas técnicas como el tratamiento láser quienes la sufren pueden olvidarse del dolor y evitar la cirugía.

La temida hernia discal es una lesión que supone un deterioro para la calidad de vida de las personas que las padecen, ya que puede llegar a ser extremadamente dolorosa. Este dolor se manifiesta según el tipo de hernia de disco:

  • Lumbar: el dolor se produce en la extremidad en forma de ciática o lumbociática.
  • Cervical: el dolor se produce en la extremidad en forma de braquialgia o cervicobraquialgia.

La hernia de disco ocurre cuando los discos de la columna vertebral se dañan y el contenido del núcleo pulposo comienza a sobresalir del anillo fibroso. Esto puede provocar compresión e inflamación sobre los nervios.

Aunque en la mayoría de los casos el dolor agudo baja en 2 o 3 meses, el 37-54% de los pacientes continúan experimentando dolor después de un año, pudiendo llegar a convertirse en crónico.

 

Riesgos de una operación de hernia discal en la columna

Siempre existe el riesgo de complicaciones con cualquier cirugía. El sangrado, la infección y el daño a los nervios son posibles complicaciones de la cirugía para extirpar una hernia de disco. Además, los riesgos de estas complicaciones aumentan si tiene otros problemas de salud.

Igualmente, la tasa de éxito de este tipo de cirugía para eliminar la hernia tampoco es del 100%. Se estima que es del 70%. En algunos casos, la hernia de disco puede reaparecer después de la cirugía, y requerir una nueva operación en el 10% de los casos. También puede experimentar dolor y rigidez en el área afectada durante algún tiempo después de la cirugía. Es por eso que muchos pacientes se preguntan si la hernia discal se puede tratar sin cirugía.

 

Medidas y tratamientos sin cirugía para la hernia discal

Es fácil poder detectar una hernia de disco en un paciente con dolor lumbar o ciática gracias a la resonancia magnética. Una vez diagnosticada, lo habitual es iniciar un tratamiento para hernia conservador vía oral con antinflamatorios, acompañado por rehabilitación. No obstante, el tratamiento del dolor producido por una hernia discal con medicamentos y fisioterapia puede ser un proceso largo.

No todos los pacientes pueden o deben tomar antinflamatorios durante meses por los riesgos que tienen. Además, no todos los pacientes responden a la mediación. En estos pacientes cabe plantearse qué opciones de tratamiento hay disponibles antes de pensar en la cirugía.

Esta novedosa técnica consiste en aplicar un láser a través de una aguja,
directamente en el interior de los discos herniados.

 

¿Se puede curar una hernia discal sin cirugía con láser?

Esta novedosa técnica consiste en aplicar un láser a través de una aguja, directamente en el interior de los discos herniados. El procedimiento es el siguiente:

  1. Localizar el disco intervertebral a tratar mediante rayos X, TAC o ambos.
  2. Una vez introducida la aguja, se pasa una fibra de láser especial al interior del disco.
  3. El tratamiento con láser está automatizado en varios ciclos, y produce una termocoagulación del núcleo de la hernia, disolviendo y descomprimiendo así los nervios adyacentes en cuestión de minutos.

Existen diferentes tecnologías láser que permiten realizar esta técnica, pero es importante que cumplan una serie de condiciones. Lo más importante a tener en cuenta es que la temperatura se mantenga estable, lo ideal es no llegar a los 50º durante el proceso para evitar cualquier daño a los nervios o estructuras colindantes al actuar.

 

Indicaciones del tratamiento con láser para la hernia discal

Este tratamiento se realiza con anestesia local y sedación ligera para que no sea doloroso. Además, es un proceso 100% ambulatorio, que el alta médica se realiza en menos de una hora, y precisa únicamente 24h de reposo relativo.

 

Los resultados son inmediatos, por un lado, y debido a un efecto mecánico, puede desaparecer una hernia discal y dejar de comprimir el nervio. Además, gracias al efecto fotobiológico del láser, disminuye la inflamación alrededor del nervio. Esta técnica es compatible con el uso de otras técnicas intradiscales como el ozono, y no contraindica la posibilidad de cirugía si fuera necesaria.

 

¿En qué consiste la descompresión percutánea de la hernia discal con láser?

Si has experimentado entumecimiento, debilidad o dolor que se irradia desde la espalda hasta las piernas, es posible qué tratamientos existen si tienes una hernia de disco. Entre las opciones disponibles para tratar una hernia discal sin cirugía, destaca esta nueva técnica con láser que logra actuar directamente en la lesión discal, lo cual permite corregir la causa del dolor de forma rápida y además muy poco invasiva. 

 

Esta innovadora técnica se desarrolla gracias a contar con la tecnología más avanzada, y permite obtener los mejores resultados en el tratamiento de hernia discal sin cirugía con una sola sesión.

 

La aplicación de esta técnica láser percutánea, evitará que se tenga que recurrir a una intervención quirúrgica en muchos casos, ya que el porcentaje de éxito después de su utilización en hernias discales, cuenta con una tasa de éxito muy esperanzadora de entre el 60% y el 80%. También es más eficaz que las infiltraciones en caso de hernia discal.

 

Tipos de láser utilizados en el tratamiento para hernia de disco en la columna

A la hora de planificar el tratamiento de una hernia de disco en la columna, es posible encontrar diferentes tipos de láser, con unas características, especificaciones y ventajas diferentes.

 

Por un lado, está el Láser NEO de Logsa que recurre a una luz pulsada de tipo Neodimio YAG (Nd:YAG), y cuenta con longitud de onda de 1470 nm, siendo capaz de desarrollar una potencia de hasta 7W.

 

Por otro lado, el Láser Discolux utiliza una luz pulsada de tipo Holmio YAG (Ho:YAG) con longitud de onda de 2100 nm que alcanza una potencia de 1.5W.

 

Ambas sondas láser son muy finas, pero la de neodimio es la más fina de las dos, con la ventaja de que es canalizable por guía de 22 G (vs 20 G que utiliza el láser de Holmio).

 

Ventajas ofrece el láser Logsa de Neodimio y el láser Discolux de Holmio

Dependiendo del tipo de hernia, el tamaño, y la localización lumbar o cervical, es más recomendable recurrir a un tratamiento diferente con un tipo de láser determinado.

 

Así, por ejemplo, cuando se padece de hernia de disco voluminosa, es más conveniente utilizar un láser Logsa de Neodimio, ya que se obtiene una menor disipación térmica a igualdad de entrega de energía. Esto permite una vaporización a 60º con una precisión de 3mm, logrando que se produzca una mayor reducción del volumen de hernia.

 

Por otro lado, el láser de Holmio ofrece otras interesantes ventajas. El láser discolux es menos agresivo, y su efecto solo penetra unos 0,32 mm (el de Neodimio llega hasta los 0,58 mm).

 

Este menor índice de penetración, hace que el láser de Holmio sea más indicado para tratar hernias cervicales, ya que ofrece una menor agresividad para la zona a tratar.

 

El láser discolux, al ser menos agresivo, puede conllevar menor tiempo de recuperación, pudiendo el paciente volver a su vida cotidiana sin problemas antes.

 

Los beneficios del tratamiento con láser de la hernia discal

Esta técnica es considerada por los especialistas como una de las mejores alternativas para tratar las hernias discales tanto lumbares, como cervicales o dorsales, por su rapidez en hacer efecto, por su baja agresividad y por sus excelentes resultados a largo plazo, por lo que es una opción a considerar para evitar someterse a una cirugía.

 

El objetivo del tratamiento es reducir la inflamación y el tamaño de la lesión, y de esta forma, que el paciente consiga una mejoría notable del dolor y la movilidad, y pueda retomar de forma rápida y satisfactoria su actividad normal, reduciendo el tiempo de recuperación a pocos días.

 

Este tratamiento por tanto ayuda a evitar la cirugía y sus complicaciones, y que la lesión se convierta en una dolencia permanente en forma de dolor crónico, gracias a que el paciente podrá reincorporarse a las actividades normales de su rutina de manera progresiva, lo que resulta muy positivo para el pronóstico de la lesión discal al romper con el círculo vicioso de dolor-inmovilidad.

 

Una ventaja importante del tratamiento es la precisión de la intervención, ya que el canal láser se aplica en el mismo núcleo de la hernia con rayos X. Este tratamiento evapora en pocos minutos el material de la hernia (con el objetivo de reducir la presión interna).

 

Otra de las ventajas de este tipo de tratamiento es que es una intervención muy cómoda, que permite disfrutar del alta en el mismo día y sin necesidad de postoperatorio.

 

Además, la versatilidad del tratamiento láser permite que no solo se emplee para los tratamientos de hernia de discos lumbares, sino también para subsanar los discos cervicales y dorsales.

 

Igualmente, en este tipo de tratamiento, al realizarse a través de una cánula (una aguja hueca por la que pasa el láser) no se sufren heridas quirúrgicas, evitando que aparezcan complicaciones por fibrosis en la espalda. El uso de esta técnica no dificulta la realización futura de cirugía en la zona de ser necesaria en un futuro.

 

Los inconvenientes del tratamiento láser hernia discal

Hay que dejar claro que la operación hernia discal con láser no es válida para todo el mundo. Estas técnicas son, en la mayoría de los casos, una gran opción para las primeras seis u ocho semanas en que se detecte el dolor, sin embargo,

 

Los pacientes candidatos a este tratamiento son los que han sufrido una lesión discal en forma de hernia, extrusión o protrusión voluminosa a nivel cervical, dorsal o lumbar y tienen dolor incapacitante en forma de ciática por la compresión de una raíz nerviosa (L4, L5 y S1 son las más frecuentes).

 

Antes de realizar el tratamiento se necesita una evaluación médica detallada y una prueba complementaria de imagen (RMN) para descartar signos de alarma que hagan pensar en la necesidad de cirugía, aunque menos del 5% de las hernias discales precisan cirugía actualmente, gracias a las alternativas no quirúrgicas.

 

No estamos hablando de una operación hernia discal con láser, este tratamiento no es una cirugía por tanto tiene escaso riesgo de complicaciones en los pacientes (menos del 0.1%) y por lo general se reducen a un leve dolor transitorio. El riesgo más grave de esta técnica es la infección (discitis), riesgo que se minimiza en gran medida con la esterilidad y el uso de antibiótico.

 

Las contraindicaciones para el empleo de esta técnica son escasas, si bien cabe mencionar los trastornos graves de la coagulación, o la infección en la zona. En esta técnica se utiliza contraste yodado, y aunque su uso no es imprescindible, en caso de alergia a esta mediación es importante notificarlo.

Por Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Unidad del Dolor

Como especialista en anestesiología dedicado al tratamiento del dolor, el Dr. Morales es un experto en dar solucion al dolor con la mínima necesidad de medicación y sin cirugía, enfocándose en el mantenimiento del bienestar y la estauración de la calidad de vida de pacientes afligidos por dolor crónico

Con una sólida formación médica adquirida en la prestigiosa Universidad de Navarra, el Dr. Morales ha estado enriqueciendo continuamente su expertise a través de postgrados y múltiples maestrías en este ámbito. Entre sus logros académicos destacan el Máster en Neurociencias del Dolor de la Universidad de Granada, Máster en Anestesia Regional por Ecografía de la Universidad de Salamanca y el título de Experto en Radiofrecuencia AEDC obtenido en 2022.

Con ocho años de experiencia en el campo, el Dr. Morales ha desarrollado una profunda pericia en técnicas mínimamente invasivas para el tratamiento de una amplia gama de afecciones, incluyendo lumbalgia, ciática, cervicalgia, hernias lumbares, dolor miofascial, dolor neuropático y artrosis, entre otras. Su competencia excepcional ha sido reconocida por la comunidad médica, al ser finalista en los premios Doctoralia en 2021 y 2022, donde se le valoró como uno de los tres mejores especialistas en el área de Tratamiento del Dolor en España.

Como miembro activo de varias organizaciones médicas, incluyendo la Sociedad Española del Dolor, Sociedad Española Multidisciplinar del Dolor y la Asociación Española de Profesionales Médicos en Ozonoterapia, el Dr. Morales se mantiene a la vanguardia de los avances en su campo. También está acreditado como Experto en Radiofrecuencia para el tratamiento del dolor lumbar por el comité de radiofrecuencia de la SED.

Además de su labor clínica, el Dr. Morales contribuye activamente en la investigación de nuevas fronteras de la medicina regenerativa, incluyendo la ozonoterapia, plasma rico en plaquetas, y células mesenquimales. Su dedicación a la investigación busca prevenir procesos degenerativos y mejorar el tratamiento del dolor.

Cada año, realiza un promedio de 500 intervenciones orientadas a aliviar el dolor, permitiendo a los pacientes iniciar una rehabilitación temprana y prevenir la progresión del dolor. Su objetivo es evitar que el dolor afecte seriamente la calidad de vida de sus pacientes, comprometiéndose a ofrecer una atención médica de la más alta calidad y accesibilidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Ozonoterapia
    Sedación y anestesia general
    Beauty Derm
    Dolor pélvico
    Cefalea
    Dolor neuropático
    Ecografía
    Factores de crecimiento
    Traumatología deportiva
    Rizolisis
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.