Fractura de muñeca

Escrito por: Dr. Jordi Canosa i Aresté
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

La gran mayoría de fracturas de muñeca se producen en mujeres postmenopáusicas y a partir de un traumatismo menor (por ej. Caída al suelo). La osteoporosis propia de tal condición es un predisponente imprescindible para la rotura ósea y la mayoría de veces se produce debido a una caída –aunque también puede pasar en la práctica de algunos deportes o en un accidente de tráfico.

 

Los síntomas son dolor que impide cualquier movimiento y deformidad visible de la muñeca afectada. Quien se ha fracturado un hueso conoce bien el dolor y el chasquido que produce.

 

Hay algunos síntomas ayudarán a saber que la muñeca se ha fracturado:

  • Dolor intenso e hinchazón.
  • Hematoma negro o azulado.
  • Dificultad o imposibilidad de coger objetos.
  • Ni los dedos ni la muñeca pueden moverse.

 

La mayoría se producen en mujeres postmenopáusicas a partir de un traumatismo.

 

Tratamiento

 

El tratamiento depende de la gravedad y la posible inestabilidad de la lesión. En general es posible restituir los fragmentos a su posición normal mediante maniobras externas. En caso de que no sea posible o la lesión sea inestable se indicará cirugía para recolocar y fijarlos.

 

Por lo general, esta fractura se resuelve, hoy en día, de dos maneras diferentes: con yeso o con cirugía.

 

Si se coloca el yeso. Para que el hueso "cicatrice" bien, se suele escayolar el brazo (hasta debajo del codo) y la mano. Se retira el yeso a las 6 semanas.

 

Cuando se recurre a la cirugía. En este caso, suele ser necesario colocar tornillos o placas metálicas para ayudar a fijar el hueso en su posición natural. Si hay que pasar por el quirófano, es importante que no transcurra demasiado tiempo (no más de una semana) entre el momento de la fractura y el momento de la operación, para que el hueso no suelde mal ni se forme un cayo. De lo contrario, se puede entorpecer la recuperación de la lesión.

 

Proceso de recuperación

 

En general, se deberá inmovilizar con yeso que habrá que controlar con regularidad. La rehabilitación se basará en ejercicios a realizar por el propio paciente asociado a sesiones de fisioterapia en centro especializado.

Por Dr. Jordi Canosa i Aresté
Traumatología

El Dr. Canosa i Aresté es un reputado especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica con más de 20 años de experiencia en la profesión. Durante su formación académica, fue becado en diversas ocasiones y realizó una estancia en el Hospital HFR Fribourg (Suiza), junto al Prof. Kohut, donde se formó en técnicas de prótesis invertida de hombro. Entre sus principales tratamientos destacan: artrosis, epicondilitis, luxación de hombro, fractura de muñeca y contractura de Dupuytren.

Además de por su actividad laboral, el Dr. Canosa i Aresté también es conocido por su labor divulgativa y asidua asistencia a cursos y congresos de la especialidad, habiendo publicado en más de 15 revistas de ámbito nacional e internacional. También es profesor en Cursos de Doctorado de la Universidad Autónoma de Barcelona y ha ejercido como Vocal del Comité Organizador del Congreso de la Socidad Española de Ciurgía del Hombro y Codo.

Actualmente ejerce en diferentes hospitales y en el Centro Médico Asina y Centro de Rehabilitación Romero. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..