Factores que determinan el fracaso o el éxito de la Rinoplastia

Escrito por: Dr. Ezequiel Rodríguez Rodríguez
Publicado: | Actualizado: 15/07/2018
Editado por: Top Doctors®

La rinoplastia es el acto quirúrgico que tiene por objeto remodelar la forma de la nariz para dar un aspecto estético proporcionado a las facciones de la cara, ya sea aumentando o disminuyendo el tamaño y variando la morfología del puente. Por otro lado, la rinoplastia es un tipo de cirugía que trata de corregir problemas respiratorios (rinoplastia estético funcional), así como defectos congénitos y secuelas de accidentes.

La rinoplastia es una de las operaciones de Cirugía Estética más frecuente; la más brillante, la más popular, la que mayores satisfacciones puede dar tanto al paciente como al cirujano y también la que mayores sinsabores puede producir si no se tienen en cuenta los factores que se exponen a continuación.

Entre los factores que podríamos designar como favorables, para explicar el éxito y el alto nivel de aceptación de los resultados por parte de los pacientes, destacamos los siguientes:

  • La operación no deja cicatriz visible al realizarse por vía endonasal (Rinoplastia cerrada).
  • Los resultados son permanentes y mejoran con el paso del tiempo.
  • Se realiza mayoritariamente en personas jóvenes en las que el traumatismo quirúrgico, de por si corto y poco intenso, pasa prácticamente desapercibido para los demás, aceptándose fácilmente el cambio fisionómico.
  • Afecta al órgano más destacado de la cara, cuya forma es esencial para mantener la armonía del conjunto y del que depende en gran medida que un rostro sea bello, menos bello o vulgar.
  • Influye más que cualquier otra operación estética en favorables cambios de la personalidad del paciente.

rinoplastia

Fracasos de la Rinoplastia

  • Deficiencias técnicas: estéticas o funcionales.

Una alteración de 1-2 mm. que en cualquier otra parte pasaría desapercibida en esta cirugía puede ser el abismo que separa el éxito del fracaso. En la Rinoplastia no se aceptan los resultados buenos, éstos deben ser brillantes.

  • Falta de información y comunicación entre cirujano y paciente.

La necesidad de una amplia y libre comunicación previa a la intervención en la que el paciente exponga sus ideas, sus deseos y lo que espera de la intervención.

  • Influencias familiares o de amistades

La desfavorable opinión de familiares o amigos que con su insistencia sobre mínimos o inexistentes defectos llegan a influenciar al paciente de tal manera que éste, en principio satisfecho con el resultado, es convencido de lo contrario. Esto es frecuente cuando la intervención se realiza en contra de la opinión de un sector familiar.

  • Motivos psicológicos

Un paciente inestable psicológicamente, con una personalidad patológica o problema psiquiátrico determinado, es posible que nunca quede satisfecho por muy bueno que sea el resultado estético.

 

Técnica de la Rinoplastia

La intervención de rinoplastia casi siempre la realizo con anestesia general con previo estudio preoperatorio y con una hospitalización de uno o dos días.

Tras protocolo y consentimiento informado, se trata de corregir el dorso, la punta, la longitud y la anchura, así como la parte funcional, el tabique, pues la nariz además de ser bonita tiene que ser funcionalmente eficaz.

Se finaliza con un taponamiento endonasal y una férula de yeso o de un material plástico.

 

Postoperatorio de la Rinoplastia

El postoperatorio aunque no suele ser doloroso sí suele ser algo aparatoso, ya que los párpados pueden inflamarse y amoratarse durante un periodo de unas dos semanas.

La práctica de la Rinoplastia cerrada requiere un cirujano plástico experimentado, con un entrenamiento especializado y un conocimiento anatómico muy específico de la región de las fosas nasales, huesos, cartílagos y senos.

La vía de abordaje es pequeña y la visión con luz indirecta, difícil. Son los dedos del cirujano, a veces quitándose los guantes para tocar el dorso y los alares, así como el sentido estético, los que indican el final de la intervención.

El control postoperatorio se prolonga hasta un año tras la intervención, que será cuando se dará el alta definitiva o se procederá a realizar un pequeño retoque, si fuera necesario.

Por Dr. Ezequiel Rodríguez Rodríguez
Cirugía plástica, estética y reparadora

Con más de 35 años de experiencia, el prestigioso experto en Cirugía Plástica y Reparadora Dr. Rodríguez Rodríguez tiene una amplia trayectoria sobre todo en la Cirugía de Manos. Ha sido Presidente electo desde 1981 de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), entre otros cargos, además es Miembro numerario de la Sociedad Española de Cirugía de la Mano. En 1975, se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo y se especializó en Cirugía Plástica en la Universidad Complutense de Madrid.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.