Facoemulsificación: tratar las cataratas con lentes intraoculares

Facoemulsificación: tratar las cataratas con lentes intraoculares

Escrito por: Dr. Jairo Hoyos Chacón
Publicado: | Actualizado: 14/08/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

Dentro del ojo tenemos una lente natural que nos sirve para enfocar las imágenes que vemos a diferentes distancias. Es el cristalino el que, con los años, se vuelve opaco y ocasiona pérdida progresiva de la nitidez de las imágenes, desarrollando las cataratas. El Dr. Jairo Hoyos Chacón, especialista en Oftalmología, explica cómo deben abordarse y tratarse.

Las cataratas pueden considerarse como un proceso normal de envejecimiento del cristalino, que afecta especialmente a mayores de 65 años. Otras causas de cataratas en pacientes más jóvenes pueden ser la diabetes, enfermedades reumáticas, consumo de ciertos medicamentos, traumatismos oculares y las cataratas congénitas.

 

Las cataratas se consideran un proceso normal de envejecimiento del cristalino - Top Doctors
Las cataratas se consideran un proceso normal de envejecimiento del cristalino. La facoemulsificación permite tratarlas con lentes intraoculares

 

¿Qué síntomas ocasionan las cataratas?

El síntoma más común es la disminución de la visión y la sensación de niebla, aunque inicialmente el paciente no es consciente de que está desarrollando una catarata y simplemente refiere cambios frecuentes en la graduación de sus gafas. Otros síntomas menos frecuentes son la visión desdoblada, el deslumbramiento en los días soleados y, paradójicamente, facilidad de leer sin gafas cuando previamente eran necesarias.

 

Facoemulsificación: técnica para tratar las cataratas con lentes intraoculares

El único tratamiento efectivo para las cataratas es la cirugía. La técnica quirúrgica más actual e innovadora es la facoemulsificación, que destruye la catarata mediante ultrasonidos para así, seguidamente, implantar una lente intraocular por una pequeña incisión. La recuperación visual es rápida y el paciente no precisa las gruesas gafas que se necesitaban antiguamente. La cirugía se realiza con anestesia local y sin necesidad de hospitalizar al paciente. La lente que se implanta pude ser una lente monofocal, que permite ver bien en visión lejana y el paciente precisa gafas para visión intermedia y próxima, o bien una lente multifocal, con lo que el paciente consigue una buena visión a todas las distancias.

 

¿Cuándo se deben operar las cataratas?

Las cataratas deben operarse cuando el paciente note dificultades para realizar sus actividades habituales, contrariamente a la antigua opinión de esperar a que las cataratas maduren porque podrían aumentar los riesgos.

La lente intraocular monofocal (LIO) está diseñada para que el paciente vea a una determinada distancia. En la mayoría de las personas que eligen LIOs monofocales se calcula para que el paciente vea de lejos y que utilice gafas para ver de cerca, por lo que precisará gafas para la lectura y otras actividades que requieran visión próxima. De igual forma, una persona cuyo LIO se haya graduado para corregir la visión de cerca necesitará gafas para ver los objetos distantes claramente.

Algunas personas que eligen lentes monofocales deciden que un LIO sea graduado para ver objetos distantes, y el otro para ver de cerca. A esta estrategia se le llama “monovisión”: el cerebro se adapta y sintetiza la información de ambos ojos para proveer una visión a distancias intermedias. A menudo esto reduce la necesidad de gafas para leer. Las personas que utilizan ordenadores con regularidad, asistentes digitales personales (PDA por sus siglas en inglés) u otros dispositivos digitales pueden encontrar la monovisión especialmente útil. Los pacientes que consideren la monovisión pueden probar la técnica primero con lentes de contacto y evaluar qué tanto pueden adaptarse a ella. Los pacientes que requieren una visión nítida y detallada pueden no optar por la monovisión y decidir que no es para ellos. Las personas con una prescripción adecuada de monovisión pueden encontrar que ven bien en la mayoría de distancias, con poca o ninguna necesidad de gafas.

La lente intraocular multifocal está diseñada para que el paciente pueda ver a diferentes distancias. En la mayoría de pacientes se consigue una gran independencia de las gafas, tanto de lejos como de cerca, reduciendo o eliminando el uso de las mismas.

En un lente multifocal, una serie de zonas focales o anillos es diseñada dentro del LIO. Dependiendo de dónde se concentre la luz entrante a través de las zonas, el paciente puede tener la habilidad de ver objetos cercanos y lejanos con claridad. La capacidad de leer y realizar otras tareas sin necesidad de gafas varía según la persona pero, generalmente, es mejor cuando las lentes multifocales son colocadas en ambos ojos.

Normalmente se requiere entre 6 y 12 semanas después de una cirugía en el segundo ojo para que el cerebro se adapte y para que la mejoría de la visión sea completa

Por Dr. Jairo Hoyos Chacón
Oftalmología

El Dr. Hoyos Chacón es un reputado especialista en Oftalmología. Cuenta con años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. A lo largo de su trayectoria ha realizado diversas estancias en centros oftalmológicos de prestigio internacional. Por otra parte, desarrolla una importante labor investigadora y divulgadora, siendo autor de numerosos artículos, capítulos de libro y pósters científicos de la especialidad, muchos presentados en congresos y conferencias. Actualmente es oftalmólogo en el Instituto Oftalmológico Hoyos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.