Éxito del tratamiento con frío de la fibrilación auricular

Escrito por: Dr. Jesús Manuel Paylos González
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El tratamiento de la fibrilación auricular (FA) con frío es una técnica novedosa que permite desconectar eléctricamente las venas principales, que son las principales causantes de la dolencia. El Hospital Universitario Moncloa lidera en España este tratamiento.

¿En qué consiste el tratamiento de la fibrilación auricular con frío?

El tratamiento de la fibrilación auricular con frío consiste en abordar el problema en su origen que, al contrario de lo que pueda pensarse, no es la aurícula sino las venas pulmonares. Desde hace unos años, para tratar de forma definitiva este tipo de arritmia se ha apostado por desconectar eléctricamente y de forma circunferencial completa las venas pulmonares de la aurícula izquierda. Para ello, se han utilizado diversas formas de energía, como la radiofrecuencia, el láser o, en nuestro caso, el frío.

¿Qué se consigue con frío en el tratamiento de la FA?

Para desconectar las venas pulmonares de la aurícula izquierda se utiliza un balón de doble cámara sobre el que se hace recircular óxido nitroso durante 240 segundos a una temperatura media de -50º C. A diferencia del calor de la radiofrecuencia, la lesión producida por frío no produce proliferación de fibroblastos, que constituyen la base celular de formación de tejido cartilaginoso, que puede ser responsable de producir estenosis en las venas tratadas. De esta manera minimizamos la aparición de problemas y complicaciones potenciales.

Resultados del tratamiento de la fibrilación auricular con frío

Llevamos aplicando frío en el tratamiento de la fibrilación auricular desde el 2008, cuando introdujimos la técnica en España y publicamos los primeros casos en la “Revista Española de Cardiología” un año más tarde, con muy buenos resultados.

El pasado mes de mayo de 2016, han publicado en la revista “Journal of Atrial Fibrillation” el seguimiento a más largo plazo de pacientes tratados con esta técnica hasta ahora publicados en pacientes con FA paroxística. En estos más de siete años hemos logrado un porcentaje de éxito del 89.1% tras una primera intervención, y un 11% de recurrencias clínicas, las cuales, tras una segunda intervención, permanecen en ritmo sinusal la totalidad de los pacientes, sin medicación, fármacos antiarrítmicos ni anticoagulación.

Indicaciones del tratamiento de la fibrilación auricular con frío

El éxito del resultado de esta técnica se debe en parte a la selección de los pacientes, además de en realización de la intervención. Como ocurre en muchas otras enfermedades, como el cáncer, cuanto antes se diagnostique y comience a tratarse mayores serán las probabilidades de éxito. Esto es así ya que cuanto más tiempo esté el paciente en FA, más posibilidades tiene de quedarse en ella, puesto que la fibrilación auricular genera más fibrilación auricular.

Estadios de la fibrilación auricular

Existen tres estadios de la fibrilación auricular:

  • El primero, conocido como fase paroxística; es aquel donde los episodios no duran más de 24 horas y desaparecen espontáneamente. En estos casos hemos logrado una tasa de curación superior al 90%.
  • El segundo, la fibrilación auricular persistente de corta duración; tiene episodios de 7 a 10 días y responden bien a la administración de fármacos. La tasa de curación con la intervención con frío se sitúa entre el 60 y el 80%.
  • El tercero, la fibrilación persistente de larga duración; aquella en la que el paciente lleva más tiempo padeciendo los episodios y ha sufrido ya el remodelado de la aurícula. En este caso, y este es el gran reto de futuro, hablamos del 60% de curación en una primera intervención, del 72% tras la segunda y del 78% si se apoya con fármacos.

¿Qué es el remodelado de la aurícula?

Con la perpetuación de la arritmia se inicia un proceso de readaptación del corazón que se conoce con el nombre de remodelado. Hablamos de un proceso anatómico, eléctrico, bioquímico y hormonal que desemboca en la dilatación de la aurícula y en una posterior fibrosis que puede hacer que la arritmia se genere o perpetúe sin la participación de las venas pulmonares. La curación es más difícil en esos casos; incluso si desconectamos eléctricamente las venas, el porcentaje de éxito es menor porque la propia aurícula enferma puede producir por sí sola la FA.

Síntomas de una fibrilación auricular

Las personas que perciben la arritmia normalmente suelen acudir alarmadas al especialista en Cardiología, y éste es quien pone en marcha el proceso. El problema que nos encontramos es que hay muchas personas afectadas que no notan los síntomas de la arritmia, por lo que es más difícil de detectarla (hasta el punto que muchos de ellos llegan al hospital tras sufrir insuficiencia cardíaca e incluso un ictus, problema relacionado directamente con la fibrilación auricular).

Mi consejo es que si una persona se siente más cansada de lo normal, ve que no aguanta el nivel de ejercicio físico e incluso se nota apático o que ha perdido la ilusión, con independencia de que perciba palpitaciones o no, se haga un chequeo para descartar la FA.

¿Qué es la fibrilación auricular?

La fibrilación auricular es la arritmia más común en los seres humanos por encima de los 50 años de edad. Es la arritmia más frecuente en cualquier forma de cardiopatía y multiplica por 5 el riesgo de padecer un ictus en los pacientes que la padecen.

El origen de la FA se encuentra en las venas pulmonares, donde se genera un bombardeo continuo de impulsos eléctricos (más de 600) que llegan a la aurícula y causan que ésta fracase, dando paso a una arritmia en forma de aleteo o fasciculación rápida e irregular.

La eficacia mecánica del corazón se ve seriamente alterada, y una persona sana que bombeara 7 litros de sangre por minuto, al entrar en FA, bajaría a unos 4 litros, con la consiguiente pérdida de capacidad funcional: fatiga, inadaptación al ejercicio físico… Además, la FA hace que la circulación de la sangre sea más lenta, favoreciendo la coagulación sanguínea y el riesgo de aparición de trombos e ictus.

Por Dr. Jesús Manuel Paylos González
Cardiología

El doctor Paylos González es especialista en Cardiología y Medicina Intensiva. Se ha formado a nivel nacional e internacional, realizando varias estancias en Estados Unidos. Actualmente es Director del Laboratorio de Electrofisiología Cardíaca y Unidad de Arritmias y Síncope del Hospital Universitario HLA Moncloa de Madrid. Además, es Profesor Asociado de Cardiología en la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos estudios y publicaciones relacionadas con sus especialidades.

El equipo del Dr. Paylos son pioneros en España y en la cabecera de los protagonistas en el mundo en el tratamiento definitivo de la fibrilación auricular paroxística, a través de la crioablación con catéter – balón , habiendo obtenido excelentes resultados avalados por la comunidad científica internacional con un 87.7% de casos de éxito a 7 años de seguimiento. Adaptándose a las características y condicionantes específicos de cada paciente, buscan el tratamiento personalizado de su cardiopatía.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.