Evaluación médica y enfermedades de los niños adoptados en el extranjero

Escrito por: Dr. Gonzalo Oliván Gonzalvo
Publicado: | Actualizado: 14/07/2018
Editado por: Roser Bernés Ubasos

Todos los niños procedentes de adopción internacional tienen el antecedente de haber estado expuestos a potenciales factores de riesgo para la salud. Es por ello que la mayoría de los problemas de salud física, del neurodesarrollo y de adaptación social que presentan a su llegada, o que puedan surgir en el futuro, van a ser consecuencia de la exposición a dichos factores.

 

La revisión médica inicial 

adopcionEl primer chequeo médico se debe llevar a cabo en los tres primeros días tras la llegada del menor. Es recomendable que la realice un Pediatra especializado en medicina de la adopción internacional. En esta revisión médica se debe evaluar:
•    Crecimiento físico. Se determinan el peso, talla y perímetro cefálico, se comparan con estándares de referencia de la OMS o del país adoptante y se observa si se produce un crecimiento recuperador tras 6 ó 12 meses.
•    Estado de nutrición. Se calcula el Índice de Masa Corporal, se determinan el perímetro braquial y los pliegues cutáneos y se realiza un cribado del raquitismo.
•    Desarrollo psicomotor. En los menores de 6 años se aplica un examen del desarrollo infantil (Denver, Haizea-Llevant, Battelle) en el primer mes; se repite a los 6 ó 12 meses, momento en que será más representativo el nivel real de desarrollo.
•    Rasgos dismórficos. Especialmente de sospecha de síndrome alcohólico fetal.
•    Desarrollo puberal. Determinando el estadio de Tanner.
•    Edad cronológica. Cuando existan dudas, se determinan la edad ósea, dental, psicomotriz/cognitiva y de madurez social; se repite a los 12 meses, periodo de transición adecuado para su evaluación formal.
•    Estado de inmunización. Se revisan las vacunaciones administradas en el país de origen y se adecuan a las de la comunidad adoptiva. No obstante, tener un certificado de inmunizaciones no asegura estar protegido contra la enfermedad, por lo que en los niños mayores de 18 meses se recomienda realizar serologías vacunales. 
•    Visión y audición. De especial importancia en niños con el antecedente de prematuridad, exposición prenatal a agentes tóxicos o infecciosos, hipoxia neonatal, malformaciones craneofaciales, historia de otitis frecuentes o que presenten un retraso importante del neurodesarrollo.
•    Dentición. Evaluar la integridad de la dentición primaria y prevenir el daño posterior de la secundaria.
•    Piel. Identificando dermatitis infecto-parasitarias, anomalías congénitas, cicatrices y signos de sospecha de abusos físicos o sexuales previos.
•    Sistemas cardiopulmonar, neurológico, digestivo, urinário y ortopédico. Identificando signos o sintomas patológicos.
•    Pruebas de laboratorio. Hay una serie de pruebas que se deben realizar en todos los niños y otras que van a depender del país de origen, de la existencia de informes médicos previos, de la edad, del examen físico y de los signos o síntomas clínicos que presente. De especial importancia son los estudios indicados para detectar enfermedades infecciosas y parasitarias, ya que se observan con frecuencia y existe la posibilidad de transmisión a los miembros de la familia adoptante o de la comunidad.

 

Los problemas de salud más prevalentes 

Alrededor del 80% de los niños procedentes de adopción internacional presentan alguno de los siguientes problemas de salud: 
-    Retraso del crecimiento físico.
-    Retraso del desarrollo psicomotor.
-    Ferropenia con o sin anemia.
-    Inmunizaciones ausentes, incompletas o que no crearon títulos de anticuerpos protectores.
-    Trastornos de comportamiento y adaptación transitorios.
-    Patología dermatológica.
-    Parasitosis intestinal.
-    Infecciones agudas de los sistemas ORL y respiratorio.
-    Infección tuberculosa latente.
-    Patología ocular refractaria, ambliopía y estrabismo.
-    Edad cronológica incierta.
-    Caries y daños del esmalte dental.
-    Trastornos ortopédicos de las extremidades inferiores. 
-    Trastornos del espectro alcohólico fetal.
-    Infección por virus de la hepatitis (A, B, C).

Es por ello que siempre es importante prevenir cualquiera de estas enfermedades o su desarrollo con la realización de una revisión médica.

 

 

Por Dr. Gonzalo Oliván Gonzalvo
Pediatría

El Dr. Gonzalo Oliván Gonzalvo es un reputado pediatra pionero en la evaluación pre-adoptiva por telemedicina y en la asistencia y el seguimiento de los niños adoptados y acogidos en el extranjero. Es consultor médico en materia de adopción nacional e internacional para diversas instituciones y asociaciones. Es también un destacado investigador y divulgador científico en diferentes áreas de la pediatría, con numerosos artículos publicados y conferencias impartidas.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.