Estrabismo, una patología que afecta a grandes y pequeños

Escrito por: Dr. Pascual Fúster Rodríguez
Publicado: | Actualizado: 21/02/2018
Editado por: Roser Bernés Ubasos

 

¿Que es el estrabismo?

estrabismoEl estrabismo es un problema visual caracterizado por que los ojos no están alineados correctamente. Un ojo puede mirar de frente, mientras que el otro está desviado, hacia adentro, afuera, hacia arriba o hacia abajo. Puede ser continuo, cuando todo el tiempo un ojo está desviado, o intermitente, cuando el ojo se desvía ocasionalmente. Además puede producirse siempre en el mismo ojo o alternante, unas veces se desvía el ojo derecho y otras el izquierdo; nunca pueden estar los dos desviados al mismo tiempo.

La frecuencia del estrabismo en niños es de un 4% en España. El estrabismo no es un problema únicamente de los niños, también está presente en adultos, bien porque no se ha resuelto en la infancia o porque ha aparecido posteriormente.

 

¿Cuáles son las causas?

Existen seis músculos en cada ojo que lo mueven hacia cualquier dirección, para alinear y enfocar los dos ojos hacia un único objetivo. Para ello todos los músculos del ojo deben estar equilibrados y trabajando juntos. Con el objetivo de que los ojos se muevan juntos, los músculos en ambos ojos deben estar coordinados. El cerebro es el que controla los músculos.

Los estrabismos más frecuentes son los de aparición en la infancia, y en estos la mayor parte son debidos al desequilibrio producido en el desarrollo del movimiento de los ojos para realizar el enfoque visual. Por este motivo, los defectos refractivos miopía e hipermetropía pueden favorecer el estrabismo.

Pero también existen otras causas que provocan estrabismo tanto en la infancia como en la edad adulta. Éstos son:

            - Parálisis de los nervios que contraen dichos músculos. El origen de la parálisis puede ser por traumatismo, tumor cerebral o ictus.

            - Presencia de problemas oculares que ocasionen pérdida de visión de un ojo, como puede ser una catarata; entonces ese ojo pierde la referencia visual y en consecuencia puede llegar a desviarse.

 

¿Tienen algún trastorno asociado?

El estrabismo es la causa más frecuente de ambliopía, o lo que es lo mismo, "ojo vago". Cuando los ojos de un niño no están alineados de forma apropiada, el cerebro solo se estimula por el ojo que mira y esquiva el estímulo del ojo que está torcido. El resultado es la falta de desarrollo de la visión en ese ojo si no se corrige el estrabismo, salvo que se realice tratamiento oclusivo, mediante el parche ocular, sobre el ojo que está derecho.

De esta forma el estrabismo, un problema que pudiera parecer solo estético, tiene un aspecto importante como es la alteración del desarrollo de la visión en la edad infantil, convirtiéndose en la causa más frecuente de ambliopía.

 

¿Por qué motivo puede desarrollarse en el adulto?

Una de las causas ya citadas que provocan estrabismo es la parálisis de los músculos que mueven los ojos. El origen de esta parálisis es variado: traumatismo cráneo-encefálico, accidente vascular cerebral, tumor cerebral, lesión orbitaria, entre otros.

Otras veces ocurre que, desde la infancia existe una tendencia a presentar estrabismo que se puede manifestar ocasionalmente o nunca, pero a partir de de los 40 ó 50 años se deja de realizar el control de esa tendencia y se manifiesta el estrabismo de forma constante.

Por otra parte, lesiones oculares que generan pérdida visual, pueden provocar estrabismo al perder la referencia visual, que era lo que mantenía los ojos derechos.

 

¿De qué manera puede tratarse el estrabismo?

Básicamente, el estrabismo se puede tratar en Oftalmología de dos formas distintas, mediante cirugía o gafas.

Existen estrabismos convergentes en la infancia, un ojo hacia adentro, que desaparece con la corrección total de la hipermetropía a través de gafas. Este tipo se llama estrabismo convergente acomodativo. El uso de gafas puede corregir el estrabismo y hacer que desaparezca en el adulto.

Si no es el caso anterior, y el estrabismo estéticamente se nota, la solución es una intervención quirúrgica sobre él o los músculos oculares correspondientes del o los ojos. Los músculos del ojo son despegados de la pared del ojo y recolocados durante la cirugía, en función de la dirección del giro del ojo puede requerirse realizar una operación en uno o ambos ojos. Esta intervención se realizará con anestesia general en los niños y puede ser con anestesia local en los adultos. La recuperación es rápida. Tanto los niños como los adultos suelen fácilmente reanudar sus actividades habituales en pocos días.

Existe una tercera posibilidad para corregir el estrabismo, que es la inyección de toxina botulínica sobre los músculos que queremos paralizar y así compensar el estrabismo. La limitación de esta técnica es que produce una parálisis durante unos meses. La toxina se puede utilizar sola o como complemento a la cirugía.

En los niños, tanto el tratamiento del estrabismo como el de la ambliopía deben de ir en común, debido a la interrelación de ambos problemas.

 

.

Por Dr. Pascual Fúster Rodríguez
Oftalmología

El Dr. Fúster es un reputado especialista en Oftalmología. Cursó la carrera de medicina en la Universidad de Santiago de Compostela. Posteriormente realizó la especialidad en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid y la subespecialidad de Neurooftalmología en la Universidad de Harvard. Tras varios años de ejercicio en Euskadi y Galícia, su excelencia profesional le ha llevado a abrir y dirigir dos consultorios propios en las ciudades gallegas de Ferrol y A Coruña, donde trata patologías en adultos y niños, realiza cirugías de párpados, de lagrimal y de cataratas, entre otras, y cuenta con tecnología láser para tratar afecciones retinianas y otras patologías.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.