¿Es realmente el desayuno la comida más importante?

Escrito por: Dr. José Luis Guijarro Arcas
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

Hace muchos años que los nutricionistas consideraron el desayuno como la comida más importante del día, al pasar durante la noche muchas horas en ayunas. El desayuno es el aporte energético que el organismo necesita, pues, para activarse a primera hora.

 

Sin embargo, en los últimos años han surgido estudios que cuestionan su importancia, sobre todo centrados en mantener el peso adecuado.

 

Según la Fundación Española de Nutrición, en España los desayunos más comunes son:

  • El 12,24% de la población toma solamente líquidos (café, leche, yogur o té).
  • El 1,74% añade a estas bebidas zumos o fruta.
  • Un 57,64% come bollería, pan, cereales o galletas, acompañándolo de algún líquido.
  • Un 9,71% de españoles bebe líquidos y come fruta, pan, galletas, bollería o cereales.
  • El 15,31% opta por otro tipo de desayunos.
  • El 3,36% de españoles ni siquiera desayuna.
Desayuno servido en una mesa - desayuno comida más importante del día - by Top Doctors
A pesar de que el desayuno aporta mucha energía al organismo,
todo depende de qué se ingiera

 

¿Cuál sería la forma correcta de empezar el día y desayunar?

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) hizo recientemente algunos cambios en la pirámide alimenticia que han generado controversia, al demostrarse que la anterior versión contenía errores. En el diseño los hidratos de carbono (pasta, legumbres y cereales) se ubicaban en la base de la alimentación. Pero eso ha quedado anticuado. Se ha demostrado, por ejemplo, que los cereales envasados contienen muchísimo azúcar, lo que favorece enfermedades como la obesidad infantil. Esto hace que estos alimentos puedan consumirse diariamente pero en cantidades variables, siempre en grano entero o en sus variantes integrales.

 

Lo mejor sería, entonces, desayunar un carbohidrato complejo (con harina integral), acompañado de alguna proteína que contenga pequeñas cantidades de grasa. Así, el azúcar del pan se absorbe lentamente y estimula menos la insulina.

 

¿Cuán importante es el desayuno?

Como se comentaba anteriormente, hace tiempo que se habla de la importancia del desayuno porque es el primer aporte energético del día.

 

Pero hay muchas personas que no tienen apetito a primera hora de la mañana. ¿Es malo, por tanto, pasar tantas horas en ayunas? La realidad es que no siempre, y algunos estudios recientes demuestran una relación entre las ayunas prolongadas y una pérdida de peso más efectiva. Es importante destacar que esta práctica no puede usarse de manera universal y que cada organismo tiene sus necesidades, por lo que no responde de la misma manera.

 

¿Son igual de importantes las cinco comidas diarias?

La idea de las 5 comidas diarias, igual que comer cuatro piezas de fruta o beber dos litros de agua, son mitos. En realidad, comer cinco veces al día no dista mucho del “picar entre horas”. Lo correcto sería hacer caso a nuestro cuerpo y comer con hambre, sin confundirlo con comer caprichos. Muchas personas comen para controlar su ansiedad, lo que les conduce a malos hábitos alimenticios y a ganar peso con facilidad.

 

¿Puede el desayuno ayudar a combatir la obesidad?

La importancia del desayuno es, pues, relativa. Lo que es importante en cualquier comida es lo que comemos. Si una persona desayuna siempre productos procesados, como bollería industrial o galletas, estará fomentando la obesidad. Un alimento que se ha demostrado efectivo para disminuir el riesgo de obesidad es el aceite de oliva virgen extra, por lo que sería importante incluirlo en las tostadas en el desayuno, por ejemplo.

 

Los factores de riesgo en la obesidad podrían resumirse en:

  • Genética. La obesidad tiene un componente hereditario y poco se puede hacer ante eso.
  • Hábitos de vida. Los hábitos de vida saludables, tales como hacer ejercicio al menos una hora diaria, evitan el riesgo de obesidad.
  • Alimentos procesados. Una dieta perfecta sería la que eliminase, en la medida de lo posible, la comida preparada con grasas trans, harinas refinadas y grandes cantidades de azúcar.  

 

¿Qué errores cometemos al alimentarnos?

El principal error lo cometemos en el supermercado. Nos guiamos por los productos que nos suenan de haberlos visto en anuncios pero no nos fijamos en la letra pequeña de los ingredientes. La industria alimentaria siempre intentará esconder información importante. Los consumidores deberíamos olvidarnos de los productos procesados y optar por aquellos más frescos, sobre todo fruta y verdura.

 

¿Cómo debería ser una dieta ideal?

La dieta debería adaptarse a las características hormonales de cada persona. No todas las personas tienen el mismo nivel de insulina y es un factor que debería tenerse en cuenta, por ejemplo. No es tanto seguir dietas personalizadas sino que el nutricionista y endocrino revisen la historia clínica del paciente y, en función de eso, poder plantear una buena rutina de comidas.

Por Dr. José Luis Guijarro Arcas
Endocrinología

El Dr. José Luis Guijarro Arcas es un referente nacional en Endocrinología que cuenta con más de cuatro décadas de experiencia médica a sus espaldas. El Dr. Guijarro es experto en diabetes tipo 2 y enfermedades metabólicas.

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada, se especializó en Medicina Interna, Endocrinología y Nutrición por la Escuela Iberoamericana de Madrid. Ha sido Director Médico en el Hotel Medical Spa Incosol durante 35 años y en la actualidad pasa consulta en el Hospital Ochoa. El Dr. Guijarro Arcas es miembro de la Sociedad Española de Obesidad y de Endocrinología (SEEDO).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..