Endometriosis: cómo puede afectar a la mujer y qué posibilidades de tratamiento hay

Escrito por: Dr. Vicente Silva Deustua
Publicado: | Actualizado: 22/07/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

La cavidad uterina está recubierta por una capa llamada endometrio; esta capa va creciendo y transformándose a lo largo del ciclo, se va preparando, como si fuese un “nido”, para recibir el óvulo fecundado. El crecimiento del endometrio es debido a que el ovario produce hormonas que estimulan su desarrollo y transformación.

Si no hay embarazo esta capa se desprende, rompiéndose vasos sanguíneos en el proceso conocido como regla. Con el inicio del ciclo comienza de nuevo la formación de una nueva capa de endometrio.

 

Qué es la endometriosis

La regla es, pues, la expulsión del endometrio junto con sangre.

Cuando este tejido endometrial está presente fuera de la cavidad uterina (heterotópico), y responde al estímulo de las hormonas producidas por el ovario, nos encontramos ante una patología conocida como endometriosis.

Normalmente, la endometriosis suele aparecer a nivel de la pelvis, aunque puede afectar a cualquier órgano. La podemos encontrar en múltiples localizaciones, tales como:

  • La superficie del útero o de sus ligamentos, en las trompas, en el recto y en la vejiga.
  • La superficie del peritoneo (la capa que recubre por dentro el abdomen).
  • El interior de la pared muscular del útero (miometrio), proceso llamado adenomiosis.
  • La superficie del ovario, formando quistes (quistes endometriósicos, endometriomas).
  • En órganos distantes, mucho más excepcional, como puede ser pulmón, cavidad pleural, diafragma o aparato digestivo. Se han descrito focos de endometriosis en pared abdominal en pacientes sometidas a algún tipo de cirugía, como la cesárea, sin que la paciente presentase antes de la cirugía focos visibles de endometriosis.

 

Incidencia de la endometriosis

La prevalencia de la enfermedad es difícil de valorar, dado que hay pacientes que no presentan síntomas; en otras, estos síntomas son muy leves, y en muchos casos, aunque presentan síntomas, éstos son atípicos y no se diagnostican como endometriosis.

Hasta un 50% de mujeres con problemas de infertilidad padecen endometriosis, así como el 70% de las que presentan dolor abdominal.

 

Factores de riesgo de la endometriosis

Los factores de riesgo asociado a la endometriosis son:

  • Menarquia precoz
  • Menopausia tardía
  • Ciclos anovulatorios
  • Ciclos cortos
  • Reglas abundantes

 

Factores de protección de la endometriosis

  • Menarquía tardía
  • Embarazos
  • Lactancia

 

Causas de la endometriosis

No se sabe con certeza la causa de la endometriosis, ya que son muchos los mecanismos que la pueden provocar y existen diferentes factores que, bien de forma aislada o sumatoria, favorecen su aparición.

Una vez que se desarrolla la endometriosis, se produce una inflamación con alteración de los nervios y modificación de la anatomía que es la causante del dolor y de la esterilidad

endometriosis
Endometriosis

 

Síntomas de la endometriosis

El tejido endometrial heterotópico, también crece, se desprende y sangra por estímulo de las hormonas del ovario, produciendo un proceso inflamatorio.

La sintomatología es muy variada y a veces múltiple, dependiendo de la localización de la endometriosis.

Hay mujeres que padecen endometriosis, incluso quistes en los ovarios, y no tienen síntomas, mientras que otras presentan grandes síntomas teniendo solo pequeños focos.

El síntoma más frecuente es el dolor en la parte baja del abdomen, relacionado con la regla.

El dolor se puede irradiar a la zona lumbar baja o hacia el recto por afectación de los ligamentos que sujetan al útero.

Cuando la endometriosis afecta al espacio que existe entre la vagina y el recto (tabique recto- vaginal), puede provocar dolor con la defecación y con las relaciones sexuales. También puede producir síntomas urinarios con sangrado por la orina coincidiendo con la regla, y puede ser causa de esterilidad.

Puede producir quistes de ovario que se palpan en la exploración, así como nódulos en la pared abdominal que aumentan y duelen con la regla.

 

Diagnóstico de la endometriosis

El diagnóstico definitivo de la endometriosis es la cirugía, biopsiando las lesiones sospechosas, lo cual no siempre es factible ni está indicado.
 
El diagnóstico de presunción se basa en la anamnesis de la paciente y la exploración ginecológica.
 
Como métodos de imagen se utiliza la ecografía ginecológica, sobre todo en casos de quistes endometriósicos. La resonancia magnética nuclear puede ayudar al diagnóstico.
 
En la analítica de sangre no se producen cambios específicos; aunque el marcador tumoral Ca125 puede estar elevado en la endometriosis, no es patognomónico de la enfermedad ya que otros procesos pueden provocar su elevación.
 

Tratamiento de la endometriosis

No hay un tratamiento específico para la endometriosis, sino que dependerá de los síntomas, de la localización, del grado de afectación, y de si se busca gestación o tiene el deseo gestacional cubierto.
 
Será un tratamiento individualizado que se hablará con la paciente y se le explicarán las distintas posibilidades, valorando los síntomas, las preferencias, los efectos secundarios y el costo.
 
El mejor tratamiento es la gestación, lo cual no siempre es posible conseguir, dado que a veces la misma endometriosis es causa de esterilidad.
 
Se puede aplicar un tratamiento médico o quirúrgico.
 

Tratamiento médico de la endometriosis

Hay diferentes opciones: 
  • Analgésicos, usados durante el periodo menstrual, lo cual en mujeres con dolor moderado o leve puede ser suficiente.
  • Hormonas, en función de si la paciente quiere quedarse embarazada o no. Las hormonas pueden ser el uso de gestágenos de forma continua o píldoras anticonceptivas de forma cíclica o continua.
  • Análogos de las gonadotropinas, que son fármacos que provocan una menopausia artificial.
  • También se ha usado para mejorar los síntomas el DIU hormonal con Levonogestrel.

 

Tratamiento quirúrgico de la endometriosis

El tratamiento quirúrgico puede consistir en quitar los quistes del ovario o los focos, así como las lesiones de la endometriosis, o puede requerir extirpar el útero y los ovarios.

En quistes endometriósicos hay que valorar el tamaño, el riesgo de complicaciones del quiste y el riesgo de la cirugía. Hay que tener en cuenta que la propia cirugía sobre el ovario, aunque solo sea para realizar la extirpación del quiste manteniendo la mayor cantidad posible de tejido ovárico, puede disminuir la fertilidad de la mujer. En ocasiones es conveniente quitar todo el ovario.

En la endometriosis profunda o que afecta a intestino o vejiga, el intentar quitar la mayor cantidad posible de tejido endometriósico puede obligar a realizar resecciones parciales de intestino o de pared vesical o de pared vaginal.

En casos de endometriosis de imposible tratamiento médico puede llegar el caso de la necesidad de realizar histerectomia y extirpación dé ovarios como método definitivo.

Así pues, la endometriosis es una enfermedad benigna que afecta a la mujer en su época reproductiva, de amplia prevalencia, de sintomatología muy variable y con afectación orgánica pequeña o extensa.

Los tratamientos posibles son muchos, tanto médicos como quirúrgicos, lo cual solo demuestra que todavía nos queda por conocer mucho de la enfermedad y encontrar un tratamiento específico más adecuado.

 

 

Para más información consulte con el ginecólogo.

Por Dr. Vicente Silva Deustua
Ginecología y Obstetricia

Reconocido especialista en Ginecología, El Dr. Silva Deustua es Diplomado Universitario Europeo de Cirugía Endoscopia Ginecológica y Máster Internacional de Medicina Humanitaria. Es Jefe de consulta ginecológica privada y especialista en el Hospital Provincial de Toledo. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.