Endodoncia: desvitalizar el diente para salvar piezas dentales

Escrito por: Dra. María Teresa Miravé
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La necesidad de hacerse una endodoncia no es un caso aislado. Hay muchas personas que requieren dicho tratamiento, para salvar las piezas dentales.

 

Es un procedimiento que trata el interior del diente y permite al paciente mantener la dentición natural, el hueso y la encía que lo rodea. También permite mantener la funcionalidad, ayudando al paciente a conservar su sonrisa, comer cómodamente y que, con un cuidado adecuado, el diente dure igual que el resto de su dentadura.

Mujer en la silla del dentista sonriendo - endodoncia by Top Doctors
La endodoncia se realiza cuando la pulpa del diente está afectada
y, por lo tanto, también el nervio

 

 

¿Qué parte del diente es la afectada cuando se requiere una endodoncia?

El diente está compuesto, básicamente, por tres capas: el esmalte (recubrimiento o parte visible), la dentina (bajo la capa externa o “cuerpo” del diente) y la pulpa (tejido suave donde se encuentra el nervio).

 

El esmalte se encarga de proteger la estructura dentaria y nos permite triturar los alimentos. No tiene vascularización, es decir, que no tiene ni aporte sanguíneo ni terminaciones nerviosas, por lo que la mayoría de patologías relacionadas con el esmalte no causan dolor ni sensibilidad.

 

Bajo el esmalte se encuentra la dentina, que es la estructura base del diente y donde se encuentran terminaciones nerviosas y aporte sanguíneo. Está formada por microtúbulos (túbulos dentarios) que conectan la parte exterior del diente con dichas terminaciones nerviosas. En los túbulos hay un intercambio de fluidos que, si ocurre de forma brusca, genera sensibilidad dental. De ahí que cause molestias cuando se desgasta el esmalte, se pierde altura de la encía, la dentina queda al descubierto o el diente se fractura.

 

No obstante, es bajo esta capa donde se encuentra el “corazón del diente” o pulpa, la parte del diente que se ve afectada cuando se debe realizar una endodoncia. En su interior se encuentra el nervio principal que inerva el diente y le da sensibilidad y percepción, además de vitalidad. Justamente esta parte es la que se elimina con el tratamiento de endodoncia cuando el nervio está afectado, desvitalizando así el diente, consiguiendo que se mantenga en la boca de forma sana.

 

¿Cuándo se recomienda una endodoncia?

Si la pulpa del diente está afectada de manera irreversible por traumatismos en el diente, lesiones o caries profundas, la pieza puede volverse muy sensible al calor, al frío o a la hora de masticar. El dolor que sufre el paciente puede ser constante o intermitente, e incluso el diente puede cambiar de color o aparecer un flemón o fístula, por la infección. En tales casos se recomendará realizar una endodoncia, con el objetivo de salvar el diente.

 

Sin embargo, la endodoncia también puede estar aconsejada en otros casos, como en dientes que necesitan grandes tallados para colocar, posteriormente, coronas o puentes.

Por Dra. María Teresa Miravé
Odontología y estomatología

La Dra. María Teresa Miravé es una destacadada especialista en Odontología y Estomatología. Cuenta casi dos décadas de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. A lo largo de su trayectoria profesional, la Dra. Miravé se ha especializado en Periodoncia, tras haber obtenido un Máster por la Universidad de Barcelona y el Máster Internacional de Réhabilitation Implantaire et Parodontologique M.I.R.I.P. Socia de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), en la actualidad ejerce en el Centro Odontológico Doctores Miravé. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..