¿En qué consiste la cirugía de prótesis de cadera?

Escrito por: Dr. Carlos Ferrer Lariño
Publicado: | Actualizado: 23/04/2018
Editado por: Top Doctors®

La cirugía de prótesis de cadera consiste, básicamente, en sustituir la articulación por un implante destinado a eliminar el parámetro de dolor del paciente. Asimismo, el implante también sirve para dotar la articulación de una movilidad lo más próxima a la normal.

 

Características de la intervención

Esta intervención quirúrgica posee una agresividad media gracias a los materiales de alta resistencia y constituidos por sofisticadas aleaciones metálicas, cerámicas y de polietilenos.

Todos ellos se encuentran entrelazados, destinados a minimizar los pares de fricción y a ofrecer la máxima resistencia al stress mecánico, respetando el stock óseo. Cuando se hace una valoración correcta de las contraindicaciones, el riesgo es reducido en el paciente.

La instrumentación que se utiliza está milimétricamente diseñada para respetar las estructuras periarticulares, facilitando la técnica y consiguiendo recuperación más rápida y confortable.

 

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

La anestesia que se utiliza para la cirugía de prótesis de cadera puede ser tanto general como epidural, la indicación de uno u otro tipo es criterio del anestesiólogo. La anestesia epidural permite implantar un catéter durante 24-48 horas facilitando una analgesia hasta dolor cero en completa vigilia.

 

Causas por las que el paciente va a consulta

El primer motivo de demanda de esta cirugía es el dolor de presencia constante. Al ser un elemento totalmente subjetivo, el criterio del paciente marca la pauta.

El segundo motivo de demanda es la limitación de la movilidad. El tercero y último, el deterioro articular. Los tres están íntimamente relacionados y se aconseja no llevar el deterioro a sus últimas consecuencias por el bien del futuro del implante.

 

Medidas de posoperatorio

El paciente debe seguir una vida confortable y con una progresión muy estimulante desde el primer día. Con una indicación correcta, una técnica ejecutada con normalidad y un implante adecuado, el paciente deja la cama a las 24-48 horas con analgesia oral.

Durante sus primeros pasos en las iniciales 48-72 horas después de dejar la cama, los pacientes deben ser ayudados. Tras ello, acogen una autonomía con muletas ya en el cuarto o quinto día que abandonan el hospital.

Se deben mantener dos muletas durante dos meses y una muleta durante un mes. En caso de tratarse de una prótesis cementada, el tiempo de muletas se reduce. En pacientes disciplinados, es suficiente la propia rehabilitación siguiendo las instrucciones del especialista en Traumatología.

Por Dr. Carlos Ferrer Lariño
Traumatología

El Dr. Ferrer Lariño posee más de 30 años de experiencia en Traumatología, ha realizado diversos estudios multidisciplinarios y múltiples cursos de distintas disciplinas relacionadas con la traumatología. En los años que lleva ejerciendo como cirujano y doctor, ha realizado 7118 intervenciones la mayoría de las cuales han sido de cadera. Además es miembro de varias asociaciones y sociedades médicas españolas, y es experto en más de 10 disciplinas, entre las cuales se encuentran los tratamientos biológicos. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.