Electroestimulación no invasiva del nervio vago para tratar múltiples problemas de salud con la “Neuroinmunomodulación”

Escrito por: Dr. Antonio Pajuelo Gallego
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

El nervio vago es el nervio más largo de nuestro organismo y es uno de los componentes fundamentales del sistema parasimpático. El sistema parasimpático es una estructura necesaria para balancear el organismo entre estrés y calma.

 

El estrés proviene del sistema contrario al parasimpático, que es el sistema simpático. Éste es el que hace que reaccionemos ante estímulos externos, como frío, calor, peligro, infecciones… El sistema parasimpático contrarresta esta acción para que dejen de producirse los efectos del estrés en nuestro cuerpo, como la subida de la frecuencia cardíaca, la acción inflamatoria, etc.

 

Se trata de una cuestión importante, ya que una de las funciones del nervio vago es contrarrestar los efectos inflamatorios de una infección, como podría ser la COVID-19, que ha producido secuelas derivadas del estrés prolongado producido por un exceso de esta inflamación excesiva.

 

La estimulación del nervio vago se realiza con un aumento del tono parasimpático
a través de un acceso al nervio vago, a nivel del cuello o el pabellón auricular

 

¿En qué momento falla el nervio vago?

Normalmente, se estimula el nervio vago cuando es preciso contrarrestar efectos perjudiciales de la activación sostenida del sistema simpático. Por ejemplo, los fenómenos de tipo inflamatorio que afectan a las articulaciones o bien fenómenos inflamatorios asociados a procesos infecciosos como el COVID.

 

En otras ocasiones, la estimulación del nervio vago se utiliza como una terapia beneficiosa en sí misma para tratar de mitigar algún efecto negativo de la hiperexcitabilidad del sistema nervioso, como la epilepsia, el tinnitus, trastornos psiquiátricos, esófago-gastrointestinales o el dolor crónico sin una base orgánica clara.

 

En general, hemos de decir que el sistema parasimpático puede ser un elemento “sanador” cuando se sobre estimula.

 

La estimulación del nervio vago se ha utilizado empíricamente en la medicina tradicional china, con la famosa auriculopuntura con fines terapéuticos diversos desde hace muchísimos años.

 

¿Qué es la estimulación del nervio vago?

Consiste en realizar un aumento del tono parasimpático a través de algún acceso al nervio vago, ya sea a nivel del cuello o el pabellón auricular.

 

A través de ellos, se utilizan terapias beneficiosas sobre sistemas periféricos que han resultado dañados, como, por ejemplo, un cuadro post-COVID o a nivel del sistema nervioso central que se han dañado por hiperexcitabilidad.

 

El nervio vago está definido, desde un punto de vista fisiológico, para “calmar” o “apaciguar”.

 

¿De qué manera y cuándo se realiza la estimulación del nervio vago?

La estimulación del nervio vago se basa en un nuevo concepto denominado “electrocéutica”, es decir, en introducir corrientes eléctricas en el organismo como si de un fármaco se tratase. Estas corrientes dosificadas actúan beneficiosamente en el organismo a través de la estimulación del citado nervio.

 

Se puede abordar a través del cuello o del pabellón auricular. Existen distintos tipos de dispositivos, desde unos que se pueden implantar quirúrgicamente hasta otros que pueden aplicar las corrientes terapéuticas a través de la piel.

 

La estimulación eléctrica transcutánea (sin necesidad de intervención quirúrgica) logra estimular al nervio vago desde la superficie de la piel mediante la aplicación, por contacto, de una corriente eléctrica con una determinada onda, frecuencia, e intensidad de impulso, que alcanza el nervio vago para que aumente su tono basal y esto pueda producir efectos beneficiosos en los pacientes.

 

¿Qué alternativas existen a la estimulación del nervio vago?

Desde el punto de vista farmacológico, la estimulación simpática o parasimpática mediante fármacos “tradicionales” no tiene los mismos elementos de seguridad y eficacia que la estimulación eléctrica directa para aumentar el tono vagal.

 

En general, la “electrocéutica”, o estimulación directa de una determinada estructura nerviosa, está llamada prometedoramente a realizar procesos terapéuticos beneficiosos en el organismo.

 

También, en general y en este ámbito, los fármacos son menos eficaces y pueden producir efectos secundarios significativos.

 

¿Cómo son los resultados?

Los resultados de la estimulación eléctrica del nervio vago ya han demostrado una eficacia significativa en el tratamiento de la epilepsia, migrañas, cefaleas o depresión grave.  

 

Actualmente, y con la aparición del denominado síndrome post-COVID, la estimulación del nervio vago, en base a sus propiedades antiinflamatorias, está resultando muy eficaz para aliviar sus síntomas residuales, pero todavía hablamos de algo que se encuentra en análisis de los datos de resultados clínicos. Casos de alteraciones sensoriales, como los acúfenos, también pueden ser mitigados y mejoran con el aumento del tono parasimpático.

 

Por tanto, en este contexto, la administración de una corriente eléctrica debe ser considerada, desde el punto de vista de terapia, como la de un fármaco. La administración de estas corrientes permite realizar vida completamente normal y, de hecho, existen también dispositivos que aplican la estimulación mientras el paciente camina por la calle.

 

Cada paciente determinará, por su incremento del tono parasimpático, el beneficio terapéutico concreto, mayor o menor, en función de cada patología y de cada paciente. Esto ocurre igual en los fármacos orales, donde incluso hasta la mitad de los pacientes no responden bien ante una misma dosis de fármaco. La estimulación del nervio vago está siendo sometido, y lo será más en el futuro, al mismo tipo de control científico al que se somete a la farmacología “clásica”.

 

¿Cuál es el presente y futuro de esta terapia?

El presente de la electrocéutica, es decir, la administración controlada de un impulso eléctrico sobre una estructura nerviosa para producir un efecto terapéutico en nuestro cuerpo, tiene muchísimo futuro. Ya lo tiene en cuestiones como la epilepsia, depresión, cefaleas tratamiento del dolor crónico y otras afecciones neurológicas.

 

La estimulación del nervio vago tiene un futuro muy prometedor, ya que un buen número de científicos de ámbito internacional y especialistas en Unidad del Dolor estamos tratando de ponernos de acuerdo sobre qué tipo de corriente, intensidad y con qué frecuencia diaria es necesario aplicar la estimulación para obtener los mejores resultados en un entorno de terapia mediante la estimulación de una estructura funcional “natural” y supuestamente “sanadora” de nuestro propio organismo.

Por Dr. Antonio Pajuelo Gallego
Unidad del Dolor

El prestigioso Dr. Antonio Pajuelo Gallego es un reputado especialista en tratamiento del dolor en Sevilla. Es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga, Doctor en Medicina por la Universidad de Sevilla y especialista en Anestesiología y Reanimación vía MIR por el Hospital Universitario Virgen del Rocío. El Dr. Pajuelo goza de un gran prestigio internacional en el campo del dolor crónico grave, y es pionero en una terapia de neuroestimulación del ganglio de raíz dorsal empleada en patologías dolorosas neuropáticas de extrema gravedad. Igualmente, es pionero en el uso de la estimulación no invasiva del nervio vago para patologías dolorosas del tubo digestivo. Además, es es experto en bloqueo nervioso periférico, radiofrecuencia, neuroestimulación medular, infiltraciones articulares o denervación con toxina botulínica, entre otras.

Con más de tres décadas de experiencia, actualmente ejerce como responsable de la Unidad de Tratamiento del Dolor del Hospital Fátima. Anteriormente fue responsable de la Unidad del Dolor en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. A su vez, el doctor es autor de más de un centenar de publicaciones científicas de ámbito nacional e internacional y de más de una docena de libros de la especialidad.
 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Ozonoterapia
    Sedación y anestesia general
    Beauty Derm
    Dolor pélvico
    Cefalea
    Dolor neuropático
    Ecografía
    Factores de crecimiento
    Traumatología deportiva
    Rizolisis
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.