El trastorno bipolar y los desequilibrios en el estado de ánimo

Escrito por: Dra. Iria Grande
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

Generalmente, los trastornos bipolares se producen por una serie de factores biológicos, ambientales e individuales, que combinados entre sí desencadenan la enfermedad. Existen pacientes que tienen una mayor probabilidad de presentar esta enfermedad. Es el caso de las personas que, por genética, son vulnerables a ciertos factores externos, como el abuso de drogas y fármacos, problemas con el alcohol o eventos de la vida estresantes. Aunque estos factores no son la causa del trastorno bipolar, pueden dificultar la estabilización del trastorno. Por eso, es importante evitar estos factores y realizar un buen tratamiento del trastorno para controlar recaídas emocionales y conseguir una vida personal estable.

 

El trastorno bipolar es una enfermedad mental 

 

Los síntomas que presenta esta enfermedad

El trastorno bipolar es una enfermedad mental que tiene unos síntomas específicos, caracterizados por altibajos en el estado de ánimo y el comportamiento, que tienen como resultado un gran sufrimiento y posibles dificultades en el día a día. Estos altibajos se caracterizan por episodios de manía y situaciones de tristeza extrema que se identifican como depresión. Las primeras van asociadas a cambios abruptos que pasan por una fase de alegría, incremento de la vida social y disminución de las necesidades de sueño. Las segundas, en cambio, se caracterizan por sentimientos de tristeza y pensamientos alrededor del suicidio y la muerte.

 

El tratamiento: medicamentos y terapia psicológica

Los tratamientos principales para los trastornos bipolares consisten en medicamentos que pueden comprender estabilizadores del estado de ánimo, para prevenir episodios, pero también otros fármacos que se utilizan para tratar episodios agudos, como los antipsicóticos y los antidepresivos.

 

Además, hay una parte fundamental del tratamiento para el trastorno bipolar que se realiza mediante terapias psicológicas. De hecho, el apoyo psicológico, junto con la toma de medicamentos, ayuda a afrontar las dificultades que presenta la enfermedad.

 

¿Hay posibilidad de recaída?

Actualmente, la tasa de recaída es menor que en años anteriores, gracias a los tratamientos farmacológicos. Las recaídas son cada vez menos frecuentes, sobre todo cuando el paciente es regular con el tratamiento, manteniendo unas rutinas estrictas y evitando la exposición a factores externos como el consumo de tóxicos y determinados fármacos.

 

Además, en caso de empeoramiento, hay medicamentos que se utilizan para frenar el episodio. De hecho, gracias a estos tratamientos, el porcentaje de ingresos hospitalarios para tratar las recaídas es muy reducido.

Por Dra. Iria Grande
Psiquiatría

La Dra. Iria Grande es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona, especializada en Psiquiatría y Doctora en Medicina, con Premio Extraordinario, por la Universitat de Barcelona. Además ha realizado un Máster en Gestión Hospitalaria y de Servicios Sanitarios.

Combina su labor médica con la investigación en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), en la Unidad de Trastornos Bipolares y Depresivos del Hospital Clínic de Barcelona, y en el Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS).

Ha recibido el Premio Joven Investigador concedido por la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica y Premio Lilly Young Investigator Fellowship in Bipolar Disorder de la Sociedad Internacional de Trastorno Bipolar.

Actualmente realiza su labor médica en su consulta privada y en el Hospital Clínic en la Unidad de trastorno bipolar y trastornos depresivos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..