El seminograma, una prueba complementaria clave

Escrito por: Dr.Prof. Juan G. Álvarez
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo Bernal

El análisis de semen o seminograma es una de las pruebas complementarias fundamentales en el estudio del factor masculino. El seminograma nos va a dar una idea no solo de la producción de espermatozoides por el testículo sino también de la calidad de los mismos y de la función de las vesículas seminales y de la próstata.

En un análisis de semen se evalúan dos tipos de características principales:

  • Las macroscópicas, que se pueden ver a simple vista.
  • Las microscópicas, para las cuales vamos a necesitar del uso de un microscopio.

 

Si tras la eyaculación no hubiese semen en absoluto estaríamos hablando de aspermia.
 

 

Características del semen

En cuanto a las características macroscópicas existen cinco principales: el volumen, el color, el olor, el pH y la viscosidad.

  • El volumen
    El volumen normal está entre 2 y 6 ml y refleja la función de las vesículas seminales y también la permeabilidad de los conductos eyaculadores. El volumen será más bajo si el tamaño de las vesículas seminales es más pequeño de lo normal. Si por otra parte, existe una obstrucción a nivel de los conductos eyaculadores, el volumen y concentración de los espermatozoides serían también más bajos.
    Cuando el volumen del semen está por debajo de 2 ml hablamos de hipospermia (WHO, 1999). Si tras la eyaculación no hubiese semen en absoluto estaríamos hablando de aspermia.
     
  • Olor y color
    En cuanto al olor y al color del semen, el olor del semen es a pajuela debido a su contenido en poliaminas y el color gris opalescente. Si existe un proceso infeccioso en las vesículas seminales y la próstata (vesículo-prostatitis), el olor va a ser diferente al normal y el color más amarillento. Si existiese una hemorragia a nivel de las vías seminales el color obviamente seria rojizo.
     
  • El pH
    El pH del semen habitualmente es alcalino. La cantidad normal se sitúa entre 7,0 y 8,5 (WHO, 1999), en pacientes con fibrosis quística el pH suele estar por debajo de 7,0.
     
  • La viscosidad
    En cuanto a la viscosidad, el semen suele tardar en licuarse de 15 a 20 minutos. Si tardase más de 60 minutos se consideraría patológico. La viscosidad se suele determinar midiendo la elasticidad o filancia del semen con una pipeta. Se considera normal por debajo de los 2 cm. También se puede medir a través del flujo capilar.

 

Entre las características microscópicas del semen se encuentran: la concentración de espermatozoides, el número total de espermatozoides (que se obtiene multiplicando la concentración por el volumen del semen), la concentración de células redondas (en las que se incluyen las espermátidas redondas, los espermatocitos primarios y los leucocitos), y la concentración de glóbulos rojos (que se encontrarán en casos de hemorragias).La concentración de leucocitos se determina mediante el test de la mieloperoxidasa. Se considera normal cuando la concentración está por debajo de 1 millon/ml (WHO, 1999). Se considera que la concentración de espermatozoides es normal cuando está por encima de 20 millones/ml (WHO, 1999). Si está por debajo de 20 millones/ml se hablaría de una oligozoospermia. Dentro de las oligozoospermias se pueden incluir varios subgrupos: si está entre 10 y 20 millones/ml se considera una oligozoospermia moderada. Si está por debajo de los 5 millones/ml se considera una oligozoospermia severa, y si está por debajo de 1 millón/ml se considera una criptopzoospermia.

Otra característica importante del seminograma es la vitalidad o viabilidad de los espermatozoides. Esta característica nos va a permitir saber si las membranas de los espermatozoides están intactas o no. Es decir, si la membrana o "piel" de los espermatozoides tiene algún corte o no. Esto es importante saberlo, ya que de estar rota no solo podría estar afectada la movilidad sino que también podría estar afectado el DNA, así como el barreno bioquímico o acrosoma que lleva el espermatozoide en la parte anterior de la cabeza. Se considera que la vitalidad es normal cuando más del 75% de los espermatozoides son viables; o lo que es lo mismo, que menos del 25% de los espermatozoides tienen las membranas permeabilizadas o con agujeros (WHO, 1999). Si el porcentaje de vitalidad está por debajo del 75% hablamos de necrozoospermia.

Por Dr.Prof. Juan G. Álvarez
Andrología

El Dr. Juan G. Alvarez ha sido Profesor de Biología Reproductiva de la Harvard Medical School en Boston donde ocupó el cargo de Director Científico del Departamento de Obstetricia y Ginecologia y Co-Director del Women´s Health Research Institute del Beth Israel Hospital en Boston. Además de su labor docente y clínica el Dr. Prof. Alvarez tiene un amplio curriculum de investigación en el campo de la infertilidad. Prueba de ello son sus más de 200 artículos científicos publicados en las revistas más prestigiosas de reproducción humana.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.