El pronóstico de los meningiomas es muy bueno si la extirpación del tumor es total

Escrito por: Dr. José María Roda Frade
Publicado: | Actualizado: 19/01/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

El meningioma es un tumor normalmente benigno y de lento crecimiento que se origina en una de las cubiertas (aracnoides) del Sistema Nervioso Central. La mayoría de las veces suele estar bien circunscrito y encapsulado, lo que permite separarlo perfectamente del tejido nervioso adyacente. Puede estar localizado en la cavidad intracraneal y también en la intrarraquídea, aunque en esta última en una proporción más baja.

Incidencia del meningioma

Es un tumor relativamente frecuente, apareciendo en un 3% de autopsias (por la causa que sea) en mayores de 60 años. Dentro del cráneo su frecuencia oscila entre un 14 y un 19% de los tumores primarios intracraneales. Es más frecuente en mujeres que en hombres en una proporción de 1’8: 1 y su mayor incidencia es a los 45 años de edad.

 

¿Qué tipos de meningioma hay?

Por su naturaleza, la mayoría son benignos, como se ha dicho previamente, pero hay un porcentaje relativamente bajo de los meningiomas que tienen un comportamiento anormal, mostrando cierta agresividad, incluso con infiltración del tejido cerebral. Dentro de estos últimos están los clasificados como atípicos, rabdoides o malignos.

 

La localización más frecuente de estos tumores en orden decreciente es: parasagital (adherido a la pared del seno longitudinal superior que es una vena colectora de ambos hemisferios cerebrales y que es de gran tamaño), convexidad de los hemisferios, tubérculo selar (muy próximo a la glándula de la hipófisis), ala de esfenoides (base de cráneo- fosa media), surco olfatorio (base de cráneo- fosa anterior) y hoz del cerebro (estructura que separa ambos hemisferios cerebrales).

 

Causas de los meningiomas

Se ha relacionado la aparición de meningiomas con la exposición previa del paciente a radiaciones ionizantes tanto a dosis altas de las mismas como a dosis bajas, por el motivo que fuera.

 

Ya que las mujeres tienen doble probabilidad con respecto al hombre de desarrollar un meningioma, y estos tumores, además, tienen receptores hormonales, se ha barajado el factor hormonal (exógeno y endógeno) como posible causa desencadenante de los mismos.

Meningioma

 

No hay nada que pueda prevenir la aparición de un meningioma.

 

Diagnóstico de los meningiomas

La tomografía axial computarizada (TAC) es la prueba más utilizada en los servicios de urgencia de los hospitales para diagnosticar la presencia de un meningioma. Una vez hecha ésta, el paso siguiente será la realización de una resonancia nuclear magnética (RNM) que nos dará no sólo mucha más información en cuanto a las características y naturaleza del tumor, sino también en cuanto a la localización, relación de estructuras anatómicas adyacentes y posible implicación de arterias y venas cerebrales.

 

Si queremos saber más sobre la participación de estas estructuras vasculares mencionadas, recurriremos como primera aproximación a lo que se llama una angio-RNM, y si todavía quisiéramos tener más detalle de esta circunstancia ya habría que proceder a la práctica de una angiografía cerebral. Generalmente, ésta es una prueba invasiva que requiere la punción de la arteria femoral y la introducción de un catéter que se dirige a través de la arteria aorta a las arterias cerebrales, tanto las carótidas como las vertebrales.

 

Pronóstico de los meningiomas

El pronóstico es muy bueno si la extirpación del tumor es total, y aquí debemos incluir la base de implantación en la duramadre, así como la afectación ósea, si la hubiera. El problema es que a veces el tumor no puede ser resecado en su totalidad por tener arterias o venas en su interior que no pueden ser sacrificadas por su implicación en áreas elocuentes del encéfalo. Evidentemente, su interrupción provocaría secuelas graves. En caso de que este hecho ocurra, es preferible o bien dejar un resto tumoral sin extirpar y ver la evolución del mismo con el paso del tiempo, o bien tratarlo con radioterapia en una o en varias dosis fraccionadas.

 

Tratamiento de los meningiomas

La cirugía es el tratamiento de elección para los meningiomas sintomáticos. Los meningiomas que podemos encontrar incidentalmente y que no tienen edema en la RNM o aquellos que presentan sólo crisis epilépticas controladas con medicación pueden ser manejados de manera conservadora, además de controlarse periódicamente con técnicas de imagen con el objetivo de prevenir crecimientos tumorales en el futuro.

 

Como los meningiomas suelen ser un tumor muy vascularizado la técnica quirúrgica consistirá en interrumpir lo antes posible las arterias que lo está irrigando. Luego se procederá a realizar una extirpación del tumor por dentro de su cápsula para ganar espacio y no tener que desplazar las estructuras cerebrales colindantes. Seguidamente se hará una disección de la cápsula que podrá ser plegada paulatinamente gracias a la descompresión interna que hemos llevado a cabo. Una vez hecha la resección total del tumor se procederá, si es posible, a la extirpación de la duramadre y hueso afectado.

 

Para más información consulte con el especialista en neurocirugía

Por Dr. José María Roda Frade
Neurocirugía

El doctor José María Roda Frade es un destacado especialista en Neurocirugía. Destaca por ser experto en varios tratamientos de su área, como la microcirugía vascular cerebral, el tratamiento quirúrgico de los tumores cerebrales y de las enfermedades de la columna cervical, dorsal y lumbosacra. Actualmente es jefe de servicio de Neurocirugía del Hospital La Paz de Madrid. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.