El lipoláser y sus ventajas frente a la liposución tradicional

Escrito por: Dr. José María Ricart Vaya
Publicado: | Actualizado: 20/04/2018
Editado por: Top Doctors®

Los últimos años hemos estado buscando un procedimiento que nos permita realizar liposucciones de forma no traumática hasta que ha aparecido el láser lipólisis, o como solemos llamarlo en Dermilaser, lipoláser.

El lipoláser –también liposucción láser- es un procedimiento innovador que permite el remodelado de la figura corporal para acabar con la grasa localizada y rebelde que no se soluciona con la dieta ni otros tratamientos. Es muy eficaz para solucionar curvas excesivas, irregularidades o desproporciones de la silueta corporal.

Mediante un pequeño orificio que realizamos en la zona o zonas a tratar (de aproximadamente 1 mm de diámetro), introducimos la fibra del láser. Esta fibra produce una destrucción de la grasa sin lesionar otros tejidos adyacentes y proporciona un efecto reafirmante de la piel consecuencia del calentamiento.

La retracción de la piel y la inducción de la formación de colágeno por el efecto del láser evita la flacidez, tan característica tras una liposucción tradicional, y produce una reafirmación importante de la zona tratada.

lipolaser
El lipoláser es una forma innovadora de eliminar la grasa menos invasiva que la liposucción
 

Para una intervención de lipoláser se utiliza anestesia local y no precisa hospitalización por lo que el paciente puede reincorporarse al día siguiente a su rutina diaria, solo necesitará utilizar una faja durante un período no menor de entre una semana a 15 días.

Esta nueva técnica representa claras ventajas sobre la liposucción quirúrgica tradicional:

-       No requiere anestesia epidural, general o sedaciones mayores.

-       No necesita hospitalización ni procedimientos anestésicos mayores, reduce el riesgo quirúrgico.

-       Produce estiramiento y reafirmación de la piel (efecto anti-flacidez).

-       Menor severidad de tratamiento.

-       Evita la distorsión del tejido, por lo que hay pocas posibilidades de asimetrías.

-       Molestias post-operatorias mínimas.

-       Recuperación más rápida y menor tiempo de inactividad.

-       Menor sangrado y formación de hematomas.

-       Resuelve adherencias que se desarrollan en zonas sometidas a liposucciones convencionales.

-       Se pueden tratar acúmulos grasos más pequeños.

Las liposucciones convencionales presentaban en muchas ocasiones  resultados que se veían ensombrecidos por la flacidez y por el exceso de piel que era incapaz de retraerse y ajustarse a un perfil más discreto por lo que esta novedosa técnica es la elección adecuada para las siguientes zonas:

•   Papada.

•   Flacidez en zona superior e interna de brazos.

•   Presencia de pechos en hombres (ginecomastia).

•   Grasa acumulada alrededor de las axilas.

•   “Michelines” irreductibles de la zona alta de la espalda o de la región lumbar.

•   Acumulo de grasa coloquialmente llamado “rollito del sujetador”.

•   Grasa acumulada en abdomen o pubis.

•   Cartucheras.

•   Pliegue subglúteo.

•   Cara interior de muslos.

•   Grasa localizada en la cara interna y superior de las rodillas o en los gemelos.

•   Retoques de liposucción ya realizadas que han dejado irregularidades.

Este láser es uno de los que producen mayor coagulación por lo que se disminuye el riesgo de sangrado postoperatorio gracias al efecto coagulador del mismo. Y es que el sangrado durante el proceso y después del mismo se reduce considerablemente por lo que la inflamación y la posibilidad de hematomas es mínima. Además, gracias a ese efecto de tensado cutáneo se puede emplear en zonas con flaccidez donde la liposucción tradicional está contraindicada.

Y a estas innumerables ventajas para el paciente hay que sumarle que el lipoláser facilita el trabajo al propio profesional  quien debe realizar un menor esfuerzo físico ya que el pequeño diámetro  de la fibra flexible hace que se deslice con extrema suavidad entre la grasa, por lo que nos permite una tunelización más fácil, más segura y menos traumática obteniendo así resultados óptimos en zonas pequeñas, de difícil acceso para el instrumental convencional. Las zonas localizadas de difícil acceso,  zonas antes no abordables, son lugares donde ahora el láser lipólisis está obteniendo resultados muy satisfactorios.

Por Dr. José María Ricart Vaya
Dermatología

Es un referente en láser aplicado en dermatología. Premiado por su tesis doctoral, combina su consulta con las clases de másteres en diferentes universidades españolas.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.