El cáncer de próstata: la neoplasia más frecuente en los varones

Escrito por: Dr. Mikel Eguiguren Bastida
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

El cáncer de próstata es la neoplasia más frecuente en los varones a nivel mundial, con una estimación de unos 1.600.000 casos al año. Afortunadamente, alrededor del 78% de los casos se diagnostican cuando todavía está localizado y es por ello que se logran unas tasas de curación muy elevadas.

 

¿Qué lo causa y cuáles son sus síntomas?

Cuando queremos analizar los factores de riesgo que nos pueden llevar a esta enfermedad nos encontramos con varios, de los cuales algunos generan más debate que otros, como por ejemplo la dieta, antecedentes familiares, factores genéticos de cáncer de próstata, etnia o factores hormonales entre otros. Pero el factor más determinante es sin duda la edad; aumentando el riesgo de padecer cáncer de próstata claramente cuanto mayor nos hacemos.

 

El factor de riesgo más determinante que
nos puede llevar a esta enfermedad es la edad

 

En lo que refiere a sus síntomas, la gran parte de los casos se diagnostican siendo asintomáticos debido a una anormalidad detectada en un examen físico mediante el tacto rectal o debido a una elevación en los niveles de PSA. Solo un pequeño porcentaje de casos debuta con síntomas, los cuales suelen ser inespecíficos para el cáncer de próstata como pueden ser la disuria, la urgencia miccional o la hematuria entre otros.

 

¿Qué diferencia existe entre el cáncer de próstata y el cáncer de próstata resistente a la castración?

Cuando nos remitimos al cáncer de próstata, estamos hablando de todo lo que comprende y abarca esta enfermedad; en cambio, al referirnos al cáncer de próstata resistente a la castración (o también conocido como CPRC) estamos centrándonos en un momento o situación en concreto dentro de esta patología.

 

En ocasiones, debido al avance de este cáncer es preciso iniciar un tratamiento de deprivación androgénica o más comúnmente conocida como “tratamiento hormonal” con el objetivo de disminuir los niveles de testosterona en el paciente, provocando esa castración mediante unas inyecciones cada 3 o 6 meses. El objetivo de este tratamiento es retrasar al máximo la progresión de la enfermedad.

 

¿Por qué es “resistente”?

Se denomina resistente debido a que, con el paso del tiempo, esta neoplasia logra “esquivar” ese freno que le supone esta castración y comienza a observarse que la enfermedad comienza a avanzar tanto a nivel de PSA como a nivel de los hallazgos en las distintas pruebas radiológicas.

 

¿Cómo se puede tratar este tipo de cáncer?

En los últimos años ha habido muchos cambios y avances en este escenario denominado cáncer de próstata resistente a la castración, sobre todo gracias a la aparición de nuevos tratamientos. Aunque hay varias opciones, las más conocidas son las denominadas terapias hormonales de segunda generación como la enzalutamida o el acetato de abiraterona. Por otro lado, también tenemos la quimioterapia con docetaxel.

 

Tengo cáncer de próstata, ¿debería operarme o tratarme con radioterapia?

A la hora de buscar información sobre los tratamientos existentes para el cáncer de próstata nos encontramos con varias opciones y muy distintas unas de las otras.

 

Por un lado, se observa que hay opciones quirúrgicas dentro de las cuales nos hablan de la prostatectomía radical abierta, laparoscópica, la prostatectomía radical robótica con Da Vinci, etc.

 

Por otro lado, existen las opciones de un tratamiento con radioterapia para curarnos del cáncer de próstata. Dentro de la radioterapia hallamos la radioterapia externa aplicada mediante técnica 3D, IMRT, hipofraccionamiento o SBRT. A su vez, podemos optar por la braquiterapia, la cual puede ser administrada mediante alta tasa (HDR) o baja tasa (LDR); quizás esta última más conocida comúnmente como “braquiterapia con semillas”.

 

En términos generales, todo cáncer de próstata se puede tratar con radioterapia o cirugía. Pero muy pocos pacientes solicitan una segunda opinión con un oncólogo radioterápico tras la valoración de un urólogo.

 

Todo paciente diagnosticado de un cáncer de próstata debería de recibir la valoración y opinión de un urólogo y de un oncólogo radioterápico; explicando detalladamente cada uno la mejor opción de tratamiento para su caso con sus riesgos y beneficios y a posterior pudiendo elegir el paciente libremente tras sopesar toda la información recibida.

Por Dr. Mikel Eguiguren Bastida
Oncología Radioterápica

El Dr. Mikel Eguiguren Bastida es un reputado oncólogo radioterápico en Donostia/San Sebastián que cuenta con más de una década de experiencia médico profesional. Es experto en cáncer de próstata, cáncer de vejiga, cáncer de cérvix, cáncer de útero, cáncer de endometrio y cáncer de próstata resistente a la castración, entre otros.

Licenciado en Medicina y Cirugía, se especializó en Oncología radioterápica vía MIR. Desde 2008, ejerce como oncólogo radioterápico en el Hospital Universitario de Donostia

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..