El bullying y la salud mental de los adolescentes: una perspectiva psiquiátrica

Escrito por: Dra. Maria Martinez Herves
Publicado:
Editado por: Mireia Frias

Los problemas de salud mental entre los jóvenes están en aumento y el bullying, también conocido como acoso escolar, es uno de los principales factores detrás de esta preocupante tendencia. Con el avance de la tecnología, el bullying ha trascendido el ámbito escolar y ahora se presenta las 24 horas del día a través del cyberbullying, convirtiéndose en una amenaza constante para muchos adolescentes.

 

María Martínez-Hervés, psiquiatra infantil y juvenil, ha trabajado en un proyecto de investigación sobre cyberbullying en el Imperial College del Reino Unido y actualmente atiende a niños y adolescentes afectados por este tipo de problemas en el equipo de tratamiento intensivo comunitario de niños y adolescentes en East London. En una entrevista con La Voz de la Salud, la experta analiza la realidad a la que se enfrentan los jóvenes en España y cómo el bullying puede afectar su salud mental incluso a largo plazo.

 

El bullying es uno de los principales factores detrás de los problemas
de salud mental de los niños y adolescentes

 

¿Cómo se define el bullying?

El bullying se define como un acto de agresión, que puede ser físico, verbal, directo o indirecto. Para considerarlo bullying, debe haber un desequilibrio de poder entre las partes y que la agresión sea repetida en el tiempo. Sus efectos en la salud mental de las personas pueden variar según la vulnerabilidad individual y factores estresantes presentes en el entorno social y personal.

 

En la adolescencia, la autoestima de una persona puede ser dañada significativamente por el bullying, lo que puede llevar a síntomas de depresión, ansiedad e incluso traumas. El acoso puede empezar en etapas tempranas como primaria o guardería, afectando a niños más vulnerables que pueden tener dificultades en sus relaciones interpersonales u otras áreas de su vida. Al final, puede verse afectada la autoestima de una persona. Lo que hace es que empieces a pensar que no vales lo suficiente y eso trae consigo una visión negativa de la vida.

 

Cyberbullying, un impacto devastador en la salud mental

El cyberbullying, por su parte, presenta características particulares, al ocurrir fuera del entorno escolar y tener un alcance masivo e incluso anónimo. Puede tener un impacto devastador en la salud mental, con efectos negativos que se propagan rápidamente debido a la facilidad de difusión en las redes sociales. Un estudio del King's College de Londres muestra que el cyberbullying en la adolescencia o niñez puede producir efectos que persisten incluso 40 años después en forma de depresión o suicidio.

 

Es importante destacar que, aunque el bullying puede contribuir a la aparición de conductas suicidas, el suicidio es el resultado de múltiples factores y no se puede atribuir únicamente al acoso. La psiquiatra enfatiza que el tratamiento del bullying no es con medicación, a menos que existan enfermedades comórbidas que requieran tratamiento. La terapia multidisciplinaria con la colaboración de padres, colegio y trabajadores sociales es fundamental para abordar estos casos.

 

A diferencia del acoso escolar convencional, el ciberacoso no está limitado a un período específico de tiempo, como las ocho horas diarias dentro de la escuela. El cyberbullying puede ocurrir las 24 horas del día, llegando a una audiencia masiva e infinita. Además, esta forma de acoso puede repetirse exponencialmente, creando una sensación de atrapamiento sin escapatoria. Otra característica clave es la posibilidad de mantener el anonimato, lo que dificulta identificar al acosador. En muchos casos, las víctimas pueden no saber quién está detrás de los ataques, incluso pueden ser desconocidos.

 

En el cyberbullying, un solo acto puede tener efectos devastadores, ya que un comentario ofensivo o una foto comprometedora pueden propagarse rápidamente entre una red de personas. Por lo tanto, el impacto del ciberacoso puede ser mucho más severo y traumático para la víctima.

 

¿Cómo se puede abordar?

La experta también subraya que el abordaje del bullying debe ser desde múltiples perspectivas. Los padres deben favorecer la comunicación intrafamiliar, siendo las cenas familiares un momento importante para detectar cambios de humor y problemas que los adolescentes puedan enfrentar. En muchos casos, los jóvenes no comunican directamente el acoso, por lo que es crucial preguntarles abiertamente y crear un ambiente seguro para que compartan sus experiencias.

 

A veces, el bullying es muy indirecto y los adultos no se dan cuenta. Normalmente, los efectos del bullying en sí se tratan con un equipo multidisciplinar que requiere la colaboración de los padres, el colegio y los trabajadores sociales.

 

El ciberacoso y su relación con los problemas de salud mental

A lo largo de las últimas décadas, el ciberacoso no ha experimentado un aumento significativo según los estudios realizados. Sin embargo, se ha observado un incremento exponencial en los problemas de salud mental en adolescentes durante los últimos 15 años. Este aumento no puede atribuirse exclusivamente al ciberacoso, ya que su prevalencia no es muy alta. Es importante explorar otras variables, como el impacto de las redes sociales y el contexto del COVID-19, para comprender el panorama completo de la salud mental de los adolescentes a nivel global.

 

Vulnerabilidad de los adolescentes ante el acoso

Los adolescentes son especialmente vulnerables al acoso debido a la etapa de desarrollo en la que se encuentran. Durante la adolescencia, los jóvenes buscan forjar su identidad personal y se alejan de la dependencia total de sus padres. Comienzan a buscar modelos de referencia entre sus pares, lo que puede exponerlos a relaciones sociales que no siempre son positivas. Al mismo tiempo, la comunicación con los padres puede volverse menos directa y más privada, lo que dificulta que los adultos identifiquen los problemas que enfrentan.

 

El papel de los padres en la prevención del ciberacoso

Los padres desempeñan un papel esencial en la prevención del ciberacoso y en el apoyo a sus hijos adolescentes. Fomentar la comunicación intrafamiliar es un factor protector clave. Estudios han demostrado que las cenas familiares son momentos importantes para el intercambio entre padres e hijos, lo que permite detectar cambios de humor y problemas que los adolescentes pueden estar enfrentando. La creación de un ambiente de confianza y apertura en casa puede facilitar que los adolescentes compartan sus experiencias y preocupaciones, brindando a los padres la oportunidad de brindar apoyo y asesoramiento adecuados.

 

En resumen, el ciberacoso representa un desafío significativo en el bienestar emocional y mental de los adolescentes. Comprender sus características distintivas y abordar los factores subyacentes que contribuyen a los problemas de salud mental en esta etapa de desarrollo es crucial para proteger a los jóvenes de sus efectos negativos. Un enfoque preventivo, que incluya la participación activa de los padres y la sensibilización en la sociedad, es clave para enfrentar este desafío y promover un ambiente seguro y saludable para los adolescentes.

Por Dra. Maria Martinez Herves
Psiquiatría Infantil y Adolescente

La Dra. Maria Martinez Herves es especialista en Psiquiatría infantil y de la adolescencia, recientemente ha recibido el título oficial del Ministerio de Sanidad de España. Sus áreas de especialización son el TDAH, el autismo, la Psiquiatría pediátrica, la depresión, la ansiedad y la psicosis

La Dra. Martinez Herves es Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela y en 2012 completó su especialidad en Psiquiatría general por el Hospital Universitario de Ferrol. Posteriormente continuó su formación en Psiquiatría Infantil y del Adolescente en Londres, Reino Unido. 

Siguiendo con su formación especializada, la doctora fue una de las cinco personas seleccionadas en España por la Fundación Alicia Koplowitz para completar una formación avanzada durante dos años en Psiquiatría de niños y adolescentes en el Imperial College en Londres entre septiembre de 2012 y 2014. Durante esta estancia formó parte de un proyecto de investigación en acoso escolar y online en estudiantes de secundaria, y desde entonces ha colaborado en la publicación de varios artículos, y ha divulgado los resultados de dicho estudio en varias conferencias nacionales e internacionales.

Además, a lo largo de su carrera profesional, se ha centrado en la salud mental aguda de los adolescentes que presentan una crisis aguda, y desde 2014 ha trabajado como psiquiatra especialista y consultora en diferentes unidades de hospitalización de adolescentes, servicios de tratamiento asertivo comunitario de niños y adolescentes, y equipos del neurodesarrollo de nińos y adolescentes. 

Actualmente, realiza su labor asistencial tanto en el sistema público de salud de Reino Unido (NHS), en un equipo de atención comunitaria intensiva para niños y adolescentes, como en el ámbito privado en la London Psychiatry Clinic. También realiza telemedicina en España.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Cambio de sexo
    Terapia de pareja
    Tratamientos psiquiátricos
    Neuropsiquiatría
    Histeria
    Trastornos psicóticos
    Trastornos alimenticios
    Psicofarmacología
    Trastorno obsesivo-compulsivo
    Depresión
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.