El bruxismo y el estrés están estrechamente relacionados

Escrito por: Dra. María Nieto Blas
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

Si te levantas con dolor de cabeza y rigidez en las cervicales, sufres dolor de espalda y hombros, sientes cansancio cada mañana y dolor en la mandíbula… puede que tenga origen en la boca.  

 

Vivimos en una sociedad en que llevamos un ritmo de vida frenético, con muchas preocupaciones. El mecanismo de defensa del cuerpo es descargar todo ese estrés, que dispara los casos de bruxismo. Y es que se conoce como bruxismo el término para designar la acción de apretar y rechinar los dientes de manera involuntaria, normalmente mientras dormimos. Aunque parezca algo inocuo, el bruxismo puede ser muy dañino para el organismo.

 

 
¿Qué consecuencias puede tener el bruxismo? 

Muchas veces las personas no son conscientes que, durante el sueño, se tensan los músculos de su boca y aprietan los dientes haciendo fuerza de la mandíbula hacia la parte superior de la boca, siendo mucho más fuerte que cuando estamos en reposo. En ocasiones, se desplaza la mandíbula de un lado a otro durante toda la noche. 

 

Si se hace esto de manera continuada puede llevar al desgaste de las coronas de los molares, e incluso llegar a romper algún diente. No obstante, antes de que lleguemos a ese punto, el cuerpo nos avisa de que algo no va bien. Toda la tensión concentrada en la mandíbula cuando dormimos afecta a otras partes de nuestro cuerpo, con distintos síntomas: 

  • Dolor y rigidez en la espalda y cervicales. 
  • Cefaleas
  • Sensibilidad dental ante alimentos o bebidas frías o calientes.
  • Dolor de oído. 
  • Alteraciones en la masticación.
  • Dolor en los dientes y la mandíbula. 

 

¿Cómo tratar el bruxismo? 

Como se ha citado anteriormente, la ansiedad y el estrés son dos de los factores que disparan los casos de bruxismo. En este sentido, las técnicas de relajación o el yoga pueden ayudar, así como evitar fumar y tomar mucho café o té. 

 

Sin embargo, la mejor manera de combatir el bruxismo de manera definitiva es acudiendo a la consulta del especialista en Odontología y Estomatología. Hay tratamientos que ayudan a minimizar los efectos de este hábito. Así, la férula de descarga, por ejemplo, es un aparato que se diseña de manera personalizada y se adapta a la forma de la dentadura de cada persona. Suele ser de resina y se coloca en la boca, en la mandíbula superior o inferior, a la hora de ir a dormir. De esta manera, cuando empiece la presión en los dientes y empiecen a chirriar, la presión se concentrará sobre el aparato, evitando el desgaste excesivo, el roce de los dientes y el dolor de la articulación temporomandibular. Por otra parte, si el paciente ya sufre desgaste en los dientes, deben repararse para que todos tengan la forma adecuada y prevenir posibles infecciones y caries.

Por Dra. María Nieto Blas
Odontología y estomatología

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..