Ejercicio para la prevención de las varices

Escrito por: Dr. Germán Morales Cuenca
Publicado: | Actualizado: 20/02/2018
Editado por: Top Doctors®

El deporte es un hábito fundamental para la salud y calidad de vida. Además, si un paciente padece insuficiencia venosa, algunos deportes le ayudarán a prevenir su evolución, ya que la práctica de ejercicio de forma regular estimula el retorno venoso y potencia el bombeo de la sangre desde las extremidades, mejorando la circulación y consiguiendo unas piernas más saludables.

Deportes beneficiosos para las varices

Entre los deportes beneficiosos se encuentran los aeróbicos como caminar o hacer running en terrenos planos, la natación, los deportes de bicicleta (o la bicicleta estática), el yoga (y similares) y la gimnasia rítmica, modalidades que, además de aptas para todos los públicos y edades, ayudan a estimular la circulación y movilizar la sangre acumulada de muslos, pantorrillas, plantas de los pies, etc.

Para que los beneficios sean notables, el paciente debe practicarlos, por lo menos, durante media hora en cada sesión, y evitando las horas de temperaturas más altas porque el calor no beneficia a las varices. En los meses de verano los deportes acuáticos ganan protagonismo. El aquagym está especialmente indicado tanto por ser muy completo (implica muchos músculos), como por poder realizase en el agua, donde la presión actúa sobre las venas superficiales beneficiando el retorno por su efecto vasoconstrictor. Dentro de la natación, el estilo más recomendado por los flebologos, es la braza, ya que las piernas son las que más trabajan.

Hay algunos deportes en los que se recomienda el uso de calcetas elásticas, aunque no por ello deben dejar de practicarse. Serían aquellos como la halterofilia, el ciclismo de montaña, algunas formas de esquí alpino, el tenis, el squash en superficies duras y otros deportes que someten a los músculos de las pantorrillas a un esfuerzo intenso o con rápida aceleración.

 

Entre los deportes que se aconsejan se encuentran el yoga y la natación

 

Deportes no beneficiosos para las varices

Por contra existen deportes que pueden perjudicar si se sufre de varices u otros problemas circulatorios en las piernas. Son todos aquellos que requieren saltos continuos o movimientos repentinos como la mayoría de deportes de raqueta (tenis, squash, frontón, etc.), el baloncesto, balonmano o voleibol, entre otros, ya que pueden perjudicar el correcto funcionamiento de las válvulas venosas.

Tampoco están recomendados aquellos deportes como el motociclismo, escalada, equitación y piragüismo, ya que obligan a realizar posturas prolongadas que pueden comprimir muslos y pantorrillas.

Los deportes de contacto que pueden causar hemorragias por roturas venosas como el fútbol, hockey, rugby, judo o karate, tampoco son recomendables. Al igual que el windsurf y la vela, por los golpes sobre la tabla y choques por acción del mar.

Tampoco son aconsejables los deportes que precisen usar un calzado inadecuado como las botas de esquí, patinaje sobre hielo o hockey, ya que pueden comprimir la circulación de retorno y aumentar la temperatura de la pierna. La práctica demasiado intensa de deportes sin preparación como el atletismo, maratón, trekking, ciclismo o esquí nórdico de competición, pueden fatigar la vena y favorecer una trombosis de esfuerzo al haber realizado el ejercicio con demasiado entusiasmo, falta de entrenamiento o haber sobrepasado los límites de la fatiga.

Sea cual sea el deporte practicado es necesaria un correcta hidratación durante su práctica, ya sea con agua o bebidas isotónicas porque ayuda a eliminar los elementos tóxicos de la sangre y mejorar también así la circulación. Al acabar la actividad física es aconsejable darse una ducha de agua fría y realizar masajes de drenaje linfático con crema hidratante, masajeando desde el pie hasta el muslo. Si se tiene la oportunidad de descansar después del ejercicio es recomendable hacerlo con las piernas alzadas para ayudar a la sangre a que circule mejor.

El uso de compresión y rendimiento deportivo al padecer varices

La insuficiencia venosa, si es importante, puede limitar la oxigenación de los tejidos, lo cual puede desarrollar un menor rendimiento deportivo.

Para prevenirlo, lo primero que debe hacer el paciente es consultar con un especialista en flebología que determine el tratamiento más adecuado tras un completo estudio ecográfico.

Pasos a seguir para prevenir las varices en deportes de alto rendimiento

En primer lugar hay que tener en cuenta que, en ocasiones, las venas se adaptan al ejercicio físico intenso engrosándose, ya que necesitan transportar más sangre para alimentar la mayor masa muscular. A la vez, estas venas sanas sobresalen porque se disminuye el panículo adiposo y entonces se notan las venas muy marcadas: son las llamadas pseudo-varices del deportista.

Algunos deportistas las pueden ver como un inconveniente estético, sobre todo en las pantorrillas, pero no son venas varicosas, es decir, no están enfermas, son venas más desarrolladas.

Si la insuficiencia venosa es leve es recomendable usar una calceta de compresión para favorecer el retorno venoso y así, atenuar la hinchazón de piernas y el dolor o adormecimiento en las extremidades inferiores.

Si existen varices importantes deben ser eliminadas. Los deportistas profesionales que han eliminado sus varices reconocen que han mejorado su rendimiento. Esto es especialmente importante en varices de la cara posterior de la pierna, ya que los músculos de la pantorrilla se pueden ver limitados. Estos tratamientos no suelen ser quirúrgicos y se pueden realizar de forma ambulatoria con nulo o mínimo reposo.

Por Dr. Germán Morales Cuenca
Angiología y Cirugía vascular

El Dr. Germán Morales es un especialista de primer nivel experto en Flebología. Tras más de 20 años como cirujano (Hosp. Virgen de la Arrixaca y Hosp. Morales Meseguer de Murcia), sintió la necesidad de especializarse en el tratamiento de los pacientes con enfermedad venosa (varices, úlcera venosa, etc), al ver que estos pacientes no recibían siempre la atención necesaria, ni se se beneficiaban de los nuevos tratamientos endovenosos (esclerosis, endoláser, radiofrecuencia, pegamento, etc.). Para ello realizó varias estancias formativas con especialistas en Italia y en España, y completó el 1º Máster de Flebología y Linfología de la Univ. de Alcalá - Hospital Ruber Internacional (al que sigue vinculado como docente). Tras ello, ademas de continuar su labor asistencial en la sanidad publica (es el responsable de la Consulta de Varices del Hosp. Morales Meseguer), empezó su actividad en la medicina privada. Junto al Dr. Fernando Abadía, otro reputado y experimentado flebólogo, ha fundado las clínicas Varices en Murcia, que tanto en el Hospital de Molina, como en el Céntro Médico Juan XXIII de Murcia, ofrecen solución a todo tipo de patologías venosas, disponiendo de todas las técnicas posibles con el objeto de ofrecer un tratamiento individualizado a las circunstancias de cada paciente. Desde el punto de vista asistencial lleva tratados miles de pacientes mediante esclerosis eco-guiada y mas 200 pacientes mediante radiofrecuencia. Desde el punto de vista investigador, el Dr. Morales publica en revistas y comunica periódicamente sus resultados en los congresos de las 2 sociedades a las que pertenece (la Asociación Española de Cirujanos y el Capitulo Español de Flebología), así como en otras reuniones y simposios nacionales e internacionales sobre flebología. Por ultimo, desde el punto de vista docente, es profesor de Cirugia en la Universidad de Murcia.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.