¿Dolor de espalda o hernia discal lumbar?

Escrito por: Dr. Marcello Meli
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Prestigioso especialista en Unidad del Dolor, el Dr. Meli es el actual director, además de fundador, de Aliviam - Clínica del dolor de Mallorca y fundador de IBaD Clínica del dolor. Desde 2012 es asesor médico en BioPsychological Instruments & Services.

 

¿Qué es una hernia discal lumbar y cómo reconocer si la sufrimos?

En la columna tenemos además de hueso, que son las vértebras, unos cojinetes interpuestos entre una vértebra y otra que hacen muchas funciones, una de las cuales es la de amortiguar, una función mecánica. Pero estos cojinetes, al igual que muchos tejidos y estructuras de nuestro organismo están sujetos a degeneración, envejecimiento, lo cual de por si no es una enfermedad, son cambios relacionados con la edad. A veces estos cojinetes, igual que el mismo hueso vertebral, pueden sufrir un desgaste ya que su contenido es blando porque es gelatinoso, a veces puede hacer presión hacia el exterior del cojinete del disco y haciendo esta presión a veces puede vencer y salir afuera.

 

El disco intervertebral tiene una pared fibrosa que es muy resistente pero cuando esta se rompe o se fisura el contenido, ese líquido viscoso puede acceder al espacio epidural y ahí puede hacer 2 tipos de daño, un daño por compresión mecánica, quiere decir que va a presionar el nervio que se encuentra más cercano, ese nervio sufrirá y dará unos síntomas específicos y el otro daño que puede causar es un daño por irritación química, el contenido del disco, que contiene muchas encimas, es muy irritante, cuando llega al espacio intervertebral determina una serie de eventos bioquímicos uno de los cuales es una cascada de eventos de inflamación, ello llevará a que el nervio sufra, se presentará de color enrojecido, una típica inflamación, así que nuestro tratamiento, nuestro objetivo será aliviar uno de los 2 cuadros o ambos cuadros, el cuadro mecánico y el cuadro inflamatorio.

 

¿Cómo distinguir una hernia discal lumbar de otras patologías de espalda?

Los médicos del dolor, los que nos ocupamos del dolor de columna, solemos distinguir 2 cuadros muy distintos, un cuadro que llamamos dolor axial y se refiere al típico dolor lumbar, a la lumbalgia, es un dolor que está ahí, es un dolor grande, difuso, poco definido, un dolor sordo, y luego tenemos la segunda familia que son los dolores lumbares irradiados, estos dolores además de ocupar la zona lumbar irán hacia abajo, pueden llegar hasta la rodilla o pueden llegar hasta los pies y los dedos de los pies.

Por varias razones el disco puede degenerar, pueden acontecer todos los eventos de los cambios relacionados con el envejecimiento
 

El dolor por hernia discal es típicamente un dolor irradiado y sigue una lógica, la lógica es la de la compresión mecánica o de la irritación. Lo notaremos por la zona de inervación del nervio que esté afectado. Si por ejemplo la hernia está comprimiendo mecánicamente la quinta raíz lumbar lo notaremos en el tobillo y en el pie, si está tocando la raíz de S1 lo notaremos más en otras zonas como la parte exterior del pie, tiene una distribución metamérica, esto nos ayuda mucho pero también tenemos que mirar otras cosas como la imagen. La imagen y los síntomas del paciente siempre nos guían para un diagnóstico acertado.

 

¿Cuáles son los síntomas de una hernia lumbar?

Casi siempre es un dolor que puede llegar hasta el pie y es un dolor profundo pero a veces tiene unos matices, unas características, que lo hacen muy peculiar y que son hormigueos o sensación de calambre o sensación de electricidad o incluso lo que llamamos alodinia que es cuando una simple caricia puede despertar el dolor. Estos son aspectos del dolor neuropático y son típicos de una compresión de un nervio.

 

¿Cuáles son las causas de una hernia discal lumbar?

Cuando imaginamos un disco intervertebral vemos una estructura como un cojín formada por un anillo fibroso exterior, muy resistente, y por una parte más blandita en el centro que es lo que llamamos el núcleo pulposo. Por varias razones el disco puede degenerar, pueden acontecer todos los eventos de los cambios relacionados con el envejecimiento, con la edad. De por si no tienen por qué ser siempre una patología. El disco se nutre por difusión pasiva, todos los nutrientes llegan de los platillos vertebrales, del superior y del inferior, a veces, por razones que no conocemos, esta nutrición es perturbada lo cual lleva a una deshidratación y a un envejecimiento natural de la estructura, cuando esto ocurre el disco puede fisurarse e incluso romperse y por razones mecánicas su contenido puede salir y así se forma una hernia del disco.

 

Hay varios estadios, incluso estadios intermedios que de por si no son una hernia pero que si pueden dar igualmente dolor. Hay situaciones como por ejemplo los cambios de Modic, que se pensaba que no eran dolorosos, donde una inflamación probablemente de origen infecciosa puede cambiar el estado nutricional del disco y hacer que el disco asuma una coloración típicamente negra debida a la deshidratación y que tenga más predisposición a romperse. Incluso hay zonas mecánicas de conflicto que por alguna razón, que no conocemos con exactitud, hacen que el disco pueda degenerar y volverse negro y deshidratado. Todo ello dará lugar a unos cambios que predisponen a la formación de la hernia y por ende a la aparición de la sintomatología.

 

¿Qué tratamientos deben aplicarse en esta lesión? ¿Cómo serán los resultados?

Cuando aparece una hernia del disco o mejor dicho cuando aparecen los síntomas de la hernia del disco y hacemos los exámenes adecuados, visitamos al médico y tenemos exactamente el diagnóstico, podemos afrontar el capítulo del tratamiento. El tratamiento mínimamente invasivo hoy en día es el más aconsejado porque nos permite en la mayoría de los casos evitar una cirugía. Sabemos que la cirugía, cuando no está bien indicada, es una posible causa de más problemas, de más complicaciones y a la larga puede ser una mala inversión. ¿Qué herramientas, qué instrumentos tenemos para aliviar el dolor de una hernia del disco?, clásicamente el tratamiento epidural ha sido una arma muy valiosa pero hoy en día el tratamiento epidural se ha vuelto mucho más específico.

 

Gracias a la comprensión de la fisiopatología del dolor lumbar irradiado por la hernia discal y a los avances técnicos podemos llegar a la zona que nos duele en concreto. Los tratamientos hoy en día se realizan a través de guía por imagen, gracias a la radiscopia, por ejemplo, podemos llegar donde queremos llegar que es exactamente donde el nervio está sufriendo que es exactamente donde la hernia está mecánicamente determinando un sufrimiento para un nervio en concreto o donde se ha instaurado el mecanismo bioquímico de la inflamación, la radioscopia nos permite en este caso en concreto poder visualizar tanto la zona que queremos tratar como la colocación exacta de nuestras cánulas e instrumentos para quitar la lesión o para aliviar el dolor. Todo ello redunda en un mejor confort global del paciente porque el paciente no tendrá que pasar mucho tiempo en la clínica, recibirá el alta muy rápidamente, no sufrirá durante la intervención y esto generará una confianza que mejorará la relación entre médico y paciente.

Por Dr. Marcello Meli
Unidad del Dolor

Prestigioso especialista en Unidad del Dolor, el Dr. Meli es el actual director, además de fundador, de Aliviam - Clínica del dolor de Mallorca y fundador de IBaD Clínica del dolor. Desde 2012 es asesor médico en BioPsychological Instruments & Services. Actual Coordinador del Servicio de Anestesia en Clínica Salvà (Red Asistencial Juaneda). Ha compaginado su labor asistencial con la docencia siendo examinador de la Sección Pain Practice del World Institute of Pain (WIP). Ha conseguido el Fellowship del World Institute of Pain en tratamiento intervencionista del dolor en 2009, en Nueva York. Es Máster Universitario en Neurociencia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.