Diagnóstico del aneurisma y su mejor tratamiento

Escrito por: Dr. José María Mestres Sales
Publicado: | Actualizado: 12/11/2018
Editado por: Top Doctors®

La etimología del Aneurisma proviene del griego aneurysma, que significa dilatación. Consiste en el aumento de tamaño de un vaso sanguíneo, alcanzando entre 2,5 a 3 veces su tamaño normal o habitual.

Los aneurismas pueden clasificarse en diversos tipos:
•    Verdaderos: los arteriosclerosos y congénitos.
•    Falsos: los aneurismas secundarios a traumatismos o a cirugías previas.
•    Iatrógenos.
•    Micóticos o infecciosos.
•    Según su localización pueden ser: cerebrales, aórticos, de los vasos mesentéricos y renales, o de las extremidades.

Causas de los aneurismas

Las causas de esta dilatación pueden ser varias:

•    Genéticas: cada vez más, existen teorías sobre el componente genético de esta alteración: se ha podido observar familias con una coincidencia de varios de sus miembros que presentan esta alteración.

•    Infecciosas: una infección en la pared del vaso puede ser desencadenante de un aneurisma, en estos casos se trata concretamente de un aneurisma micótico.

•    La mayoría de los aneurismas que  trata y que estudia el cirujano vascular es el de origen arterioscleroso, su etiología está en una alteración de la capa muscular del vaso, que es la responsable de esta alteración. Acostumbran a aparecer en la Aorta abdominal y torácica, iliacas, Poplíteas, y en mucho menor proporción en lo vasos carotideos, entre otras localizaciones.

 

Factores de riesgo de la aparición de aneurismas

Los principales factores de riesgo de los aneurismas son:

•    Obesidad
•    Hipertensión arterial
•    Tabaco
•    Hiperlipemia
•    La edad
•    El factor hereditario
 

Diagnóstico del aneurisma

Estas dilataciones vasculares, tienen una evolución muy dispar si no se tratan, la evolución es a la trombosis o la rotura del aneurisma según su localización, es por ello que su diagnóstico precoz es muy importante.

Clínicamente se puede encontrar una masa pulsátil en la exploración clínica, bajo el punto de vista instrumental, los medios ultrasónicos como la ecografía y el TAC son las técnicas más habituales,

Los aneurismas no presentan síntomas en general, así que su diagnóstico hoy en día es mediante los ultrasonidos, ya que en el estudio de la patología renal y prostática se detecta la alteración aunque siempre es aconsejable efectuar un TAC abdominal para determinar su extensión.

 

Tratamiento del aneurisma

El tratamiento es uno de los puntos más importantes, no hay que olvidar que personajes ilustres han fallecido por rotura de aneurisma de aorta.

Los primeros tratamiento se remontan a Rudolf Matas en la primera mitad del siglo XX, que inicia junto con Alexis Carrel los primeros tratamientos, consistentes en envolver con celofán la masa abdominal para provocar una fibrosis que detenía su crecimiento o efectuar diversas ligaduras, o la introducción de alambres para provocar su trombosis. No es hasta 1949 que se plantea la sustitución de la zona aneurismática por una prótesis, que es la base de los tratamientos posteriores.

El tratamiento recomendado por lo expertos en Angiología y Cirugía vascular es la sustitución de la zona dilatada, ya sea con la interposición de un nuevo vaso, es decir efectuando un Bypass con material sintético , o con material antólogo del propio paciente en la mayoría de los casos con vena safena, o en los aneurismas periféricos se efectúa la interposición de una prótesis en la zona del aneurisma, esta prótesis va de arteria sana a arteria sana, excluyendo la zona enferma.

El tratamiento de los aneurismas de Aorta abdominal conlleva la apertura del abdomen  para poder efectuar esta substitución, con las consiguientes pérdidas hemáticas, y una morbilidad destacada, por lo que se plantea abordajes distintos para disminuir las diversas complicaciones.

Debido a la importante morbilidad de este tipo de tratamiento en los años 1990 se inicia el tratamiento endovascular del aneurisma, siendo uno de los promotores el argentino Parodi, que inicia el tratamiento de los aneurismas con las técnicas endovasculares. Esta técnica consiste en la introducción del material protésico por dentro del vaso, con la ayuda de un catéter. Dicha prótesis así colocada desempeña las mismas funciones, con un abordaje mínimamente invasivo.

La técnica endovascular en el aneurisma cada vez ocupa un papel más importante, ya que permite solucionar el problema con baja morbilidad, si bien es cierto que no todos los casos se pueden solucionar así , pero con ello se puede tratar la gran mayoría de dilataciones aneurismáticas.

 

Por Dr. José María Mestres Sales
Angiología y Cirugía vascular

Con más de 30 años de experiencia, el Dr. Mestres es director médico de su clínica privada y también ejerce en el Hospital de Sant Pau de Barcelona. Además, es profesor de doctorado de la Universidad Autónoma de Barcelona. Este doctor es un referente en aneurismas vasculares, cirugía de la carótida, crioesclerosis líquida y endoprótesis vasculares, entre otros tratamientos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes