Diabetes Tipo 1, una enfermedad que no se puede prevenir

Escrito por: Dra. Pilar Martín Vaquero
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

¿Cómo se diagnostica la Diabetes Tipo 1?

La clínica de una diabetes tipo 1 viene a ser de un mes atrás con los síntomas y signos que yo llamo de las pes: poliurea, polidipsia, polifagia y pérdida de peso, es decir, orinan mucho, se levantan por la noche cuando previamente no lo hacían y están perdiendo peso sin saber por qué. Acuden al médico, se les hace una glucemia y ven que está muy alta. Esa es la forma más habitual de diagnosticar una diabetes tipo 1.

¿Se puede prevenir?

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir. Todos los intentos han sido infructuosos. Aunque genéticamente tenga una predisposición, lo que pone en marcha el sistema inmune, bien sean tóxicos, bien sean virus, no se conoce exactamente y no se puede parar.

 

¿Se debe tomar insulina de por vida?

La insulina no se toma, se inyecta, y hoy por hoy no hay otra forma de tratar una diabetes tipo 1 más que con insulina inyectada y de por vida. Otra cosa es que están mejorando las formas de administración de una manera patente. Ya hoy día las bombas de insulina están a la orden del día y son una forma de tratamiento habitual.

 

¿Qué cuidados se deben seguir a diario?

La persona con una diabetes tipo 1 debe tener en cuenta lo que come, lo que se inyecta, en función de la actividad física y de lo que va a hacer durante el día. Debe tener una educación muy avanzada para que su control sea excelente.

 

¿Qué tipos de insulina hay?

Pues hay dos tipos de insulina, una rápida y otra lenta. La lenta es para contrarrestar el metabolismo basal la energía que necesitamos aunque estemos dormidos. Y la rápida, la que se necesita antes de cada comida. Por eso las personas suelen estar con una o dos dosis de insulina lenta y tres dosis al menos de insulina rápida, antes del desayuno, de la comida y de la cena.

 

¿Qué diferencias hay entre inyectar insulina a un niño o a un adulto?

La diferencia entre inyectar la insulina a un niño o a una persona adulta viene dado por el panículo adiposo, dependiendo de si es más pequeñito o más grande. Existen agujas de 4mm y agujas de 9mm. También la inclinación de la aguja es importante. Puede ser perpendicular o, en aquellas personas que son muy delgaditas, sean niños o adultos, oblicua para que no pinchemos en el músculo. Pero otras diferencias no hay.

 

Por Dra. Pilar Martín Vaquero
Endocrinología

Es una referencia en diabetes, obesidad y en patología tiroidea, enfermadades a las que se ha dedicado especialmente en sus más de 28 años de experiencia como endocrinólogo. Ha sido Jefe de Sección de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Infanta Cristina (Madrid) y ha publicado más de un centenar de artículos y más de 20 capítulos en libros de Endocrinología. Ha sido profesora en la Universidad Autónoma de Madrid y fue secretaria de dirección de "Avances en Diabetología", revista oficial de la Sociedad Española de Diabetes durante 6 años. Actualmente, es la directora de la Revista médica "Espacio Diabetes" y directora médica del Centro d-médical, de Madrid.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.