Cuándo es necesaria una prótesis de rodilla y garantías que ofrece al paciente

Escrito por: Dr. Diego José Giménez Belmonte
Publicado: | Actualizado: 23/02/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

 

Prótesis de rodilla: qué es y de qué materiales está compuesta

La cirugía de reemplazo de rodilla (artroplastia o prótesis) es una operación de rutina que implica la sustitución de los tejidos dañados, desgastados o enfermos de la rodilla, específicamente el cartílago y hueso subcondral con una articulación artificial.
Los adultos de cualquier edad pueden ser considerados para un reemplazo de rodilla, aunque la mayoría se llevan a cabo en personas entre 60 y 80 años. Un reemplazo de rodilla suele durar más de 20 años, sobre todo si la nueva rodilla es cuidada correctamente y no se pone bajo demasiada tensión.

La prótesis de rodilla está formada por dos piezas principales, una que se une a la parte inferior del fémur y otra que se fija a la parte superior de la tibia. Estos dos componentes son metálicos, habitualmente de aleaciones de cromo-cobalto, que se fijan al hueso por medios mecánicos o fijación directa o por medio de cemento quirúrgico. Entre ambos componentes metálicos se coloca una pieza intermedia de polietileno una especie de “plástico” muy resistente que permite que ambos componentes se deslicen uno sobre otro en los movimientos de la rodilla.

Cuándo es necesaria una operación de reemplazo de rodilla por una prótesis

La cirugía de reemplazo de rodilla suele ser necesaria cuando la articulación de la rodilla está desgastada o dañada, produciendo una movilidad reducida y dolor incluso en reposo.

La razón más común para la cirugía de reemplazo de rodilla es la osteoartritis. Otras condiciones que causan daño en la rodilla incluyen:
-    Artritis reumatoide
-    Hemofilia
-    Gota
-    Displasia ósea (enfermedades óseas que causan deformidad)
-    Necrosis avascular (muerte de hueso en la articulación de la rodilla después de problemas de suministro de sangre)
-    Traumatismos

 


Pacientes candidatos para la cirugía de prótesis de rodilla

Un reemplazo de rodilla es una cirugía mayor, por lo que, normalmente, solo se recomienda si otros tratamientos como fisioterapia o inyecciones de esteroides no han ayudado a reducir el dolor o mejorar la movilidad.

Por lo tanto, el experto en Traumatología ofrecerá la cirugía de reemplazo de rodilla si:
-    Tiene dolor intenso, hinchazón y rigidez en la articulación de la rodilla y su movilidad es reducida.
-    El dolor de rodilla es tan severo que interfiere con su calidad de vida y el sueño, las tareas cotidianas, como ir de compras o salir del baño, son difíciles o imposibles.
-    El paciente se siente deprimido a causa del dolor y la falta de movilidad.
-    El paciente no puede trabajar o tener una vida social normal.

También tendrá que tener un estado de salud suficientemente bueno como para hacer frente a una gran operación y la rehabilitación posterior.

 

Cirugías alternativas para la cirugía de reemplazo de rodilla

Las alternativas a la cirugía de reemplazo de rodilla pueden incluir:
-    Lavado y desbridamiento artroscópico: Un artroscopio (pequeño sistema de visión) se inserta en la rodilla, que luego se lava con solución salina para limpiar cualquier resto de hueso o cartílago.

-    Osteotomía: Durante una operación abierta, el cirujano corta el hueso de la tibia y se vuelve a alinear, de forma que el peso ya no se centra en la parte dañada de la rodilla

-    Mosaicoplastia: Es una operación que implica la transferencia de los tapones de cartílago duro y sano, junto con algo de hueso subyacente de otra parte de la rodilla, para reparar la superficie dañada

 


Preparación para la cirugía de prótesis de rodilla

Una buena forma para prepararse para la cirugía de prótesis de rodilla es mantenerse tan activo como sea posible. El fortalecimiento de los músculos alrededor de la rodilla será de ayuda para su recuperación. Si el paciente puede, seguirá haciendo ejercicio suave, como caminar y nadar, en las semanas y meses antes de la operación. Se puede derivar a un fisioterapeuta, que le dará ejercicios útiles.

El médico experto en Traumatología le solicitará al paciente un estudio preoperatorio que puede incluir analítica de sangre, electrocardiograma, radiografía de tórax y consulta con el especialista en anestesia. Este verá qué medicación está tomando y si alguna hay que suspenderla o modificarla antes de la cirugía. La operación puede precisar transfusión sanguínea, por lo que también se solicitarán pruebas cruzadas y reserva de sangre u otras medidas terapéuticas necesarias.

 


Recuperación de cirugía de reemplazo de rodilla o prótesis de rodilla

Por lo general, el paciente estará en el hospital durante tres a cinco días, pero el tiempo de recuperación puede variar dependiendo de la persona y el tipo de cirugía que se lleva a cabo.

Una vez dado de alta, el hospital le dará consejos al paciente sobre el cuidado de su rodilla en casa. Tendrá que utilizar un andador o muletas en un principio y un fisioterapeuta le enseñará ejercicios para ayudar a fortalecer su rodilla.

La mayoría de la gente puede dejar de usar ayuda para caminar alrededor de seis semanas después de la cirugía, y empezar a conducir después de aproximadamente ocho a 12 semanas.
Una cantidad muy pequeña de la gente seguirá experimentando algo de dolor después de dos años.

 


Duración de la prótesis de rodilla

Los reemplazos  o prótesis de rodilla se desgastan. Por desgracia, una rodilla artificial no es tan duradera como la propia rodilla. La buena noticia es que los estudios muestran que los tipos comunes de reemplazos de rodilla pueden durar más de 20 años. El paciente debe recordar que, si bien algunos pacientes pueden tener prótesis de rodilla que duran varias décadas, otros pacientes pueden requerir una operación de revisión solo unos pocos años después de la cirugía. Un informe reciente encontró que solo el 2% de las cirugías de prótesis de rodilla requieren una segunda cirugía dentro de los cinco años después de la cirugía inicial.

Algunos de los factores que parecen influir en la longevidad de las prótesis de rodilla incluyen:

-    Edad del paciente. Los pacientes más jóvenes tienden a ser más activos. Por lo tanto, los pacientes con prótesis de rodilla menores de 50 años pueden esperar una cirugía de revisión
-    Actividades de los pacientes. Algunas actividades pueden no ser apropiadas para pacientes con prótesis de rodilla. Si bien estas actividades pueden no ser dolorosas o difíciles, pueden estar poniendo una tensión excesiva en la prótesis, causando que las piezas se desgasten más rápidamente.
-    Peso del paciente. Cuanto más pesa un individuo, mayor tensión sufren los componentes protésicos. El mantenimiento de un peso corporal normal es de vital importancia cuando se trata de hacer un reemplazo de la articulación.
-    Evitando complicaciones. Esto puede sonar obvio, pero hay algunas condiciones médicas específicas que pueden conducir a complicaciones que afectan a la sustitución de la articulación. Los pacientes que tienen procedimientos médicos invasivos (incluyendo trabajo dental) pueden requerir tratamiento con antibióticos para evitar que las bacterias entren en la prótesis. Los pacientes con osteoporosis deben asegurarse de que están siendo tratados adecuadamente, ya que una fractura en el hueso alrededor de la prótesis puede afectar el funcionamiento del implante.

 

Por Dr. Diego José Giménez Belmonte
Traumatología

Reputado especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología, el Dr. Giménez Belmonte es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Murcia desde 1987. Con más de 20 años de experiencia, se dedica especialmente a la cirugía del hombro y codo, a la cirugía artroscópica en general, a las lesiones deportivas, ecografías muscoesqueléticas e infiltraciones ecoguiadas. Ha participado en multitud de conferencias y cursos, tanto nacionales como internacionales, y es docente de la UCAM desde 2016.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.